Sábado, 20 de abril de 2024
Suscríbase
Sábado, 20 de abril de 2024
Suscríbase
rusia

El prisma europeo

El proceso de integración europea atraviesa una etapa decisiva. La Unión Europea está mostrando su capacidad para dar respuestas y accionar política en temas urgentes. La política europea está siendo un poder activo en el puzle de la geopolítica y en cómo y dónde se están reposicionando las piezas. Podemos observar a la UE como un prisma con sus bases, los valores, su método de toma de decisión, su democracia supranacional, y sus adaptaciones geométricas con diferentes números de caras dependiendo del contexto. Un prisma como ejemplo de la propia gobernanza multinivel europea.

Foto: EFE-Archivo.

Este 24 de febrero se cumple un año de la invasión de Rusia a Ucrania.

Por: SUSANA DEL RÍO VILLAR
Doctora en Ciencias Políticas. Directora Esp. Presidencia española Consejo UE y Programa Integral UE. Académica y Columnista. @Su_delRio

La Unión Europea está tomando decisiones que se vuelcan en políticas concretas en todos los sectores de manera tangible. El Brexit, la pandemia y la guerra en Ucrania están funcionando como catalizadores y aceleradores de respuestas. La política europea está pasando por un tiempo de “catarsis” que le está permitiendo ver sus asignaturas pendientes. La guerra en Ucrania plasma la necesidad de que la UE refuerce su Política Exterior y de Seguridad Común.

Estamos viviendo un despertar geopolítico de manera abrupta que hace que la brújula estratégica europea, es decir una indicación, se haya convertido de manera urgente en abordar la autonomía estratégica sobre el terreno. La UE está intentando no ser dependiente de otros modelos y mercados emergentes. Por ello, por ejemplo, ha lanzado su Ley europea de chips, o pone en marcha instrumentos que permitan su propia sostenibilidad a todos los niveles. Esta “no dependencia” conlleva la configuración de su modelo energético.

En esta línea, y observando la imagen del prisma europeo, la presentación en Praga el día seis de octubre de la Comunidad Política Europea, también considero que forma parte de los instrumentos para avanzar en la autonomía estratégica. La CPE, idea del presidente francés Emmanuel Macron, da visibilidad a la voluntad política de los veintisiete Estados miembros junto a diecisiete países que se unen frente al ataque de Putin. La CPE, es el poder continental, Europa, de la UE.

Emmanuel Macron – presidente de Francia.

Las instituciones, como referencia, están mostrando su capacidad para vertebrar decisiones que forjan la UE del siglo XXI. En este marco, hay que subrayar el poder interinstitucional, los entresijos como espacios complementarios de negociación.

Cuando llega el covid-19, los representantes de las instituciones europeas son conscientes de que deben buscar vías para poder dar luz verde a un Plan de Recuperación Europeo. Además, aún sin contar con la competencia de Sanidad, la Unión Europea fue capaz de coordinar un plan de vacunación europeo, un plan supranacional.

Trazar el Plan de recuperación ha significado para la UE entrar en un nuevo proceso de acción política ensamblada a la económica que configura en sí misma un hito. Creo que podemos afirmar que este proceso constituye un fortalecimiento del proceso de integración europea dentro de su propia integración. Al mismo tiempo, en esta gobernanza multinivel observamos cómo se sincronizan las fuerzas de unión con las miradas e intereses de cada Estado miembro, con su soberanía. Es aquí donde la soberanía europea sobrevuela los círculos concéntricos de política; de pertenencia y pertenencias; de ciudadanía múltiple y múltiples ciudadanías.

Los fondos tienen dos vectores: el Pacto Verde Europeo y la Digitalización junto a los ejes de igualdad y crecimiento y cohesión social. Un reto importante es conseguir conjugar ambos ejes, abordar el desafío de las transiciones ecológica y digital trabajando en su implementación de manera sincronizada.

La sostenibilidad, enraizada a las políticas medioambientales se extiende a la necesidad de sostenibilidad en todos los parámetros: institucional, político, empresarial, financiero, comunicativo. Recuperación y transformación económica van de la mano en cómo identificar en el tejido empresarial las fortalezas de cada empresa y establecer un plan de negocio que aúne lo que funciona con la incorporación de instrumentos que permitan implementar los vectores enfocados a la transición ecológica, la digital o la suma de ambas.

Un hito es que se haya aprobado el mecanismo de vinculación de la recepción de los Next Generation EU al cumplimiento del Estado de derecho.

Volodímir Zelensky, presidente de Ucrania.

Recuperación y transformación están acoplando sus vertientes para conseguir una redefinición del proyecto europeo. Ante la desintegración que podría suponer la mirada de cada Estado miembro hacia sí mismo y sus intereses, el complejo contexto internacional hace más visible una UE que gestiona y es útil.

Respecto al debate sobre el presente y el futuro de Europa, en la “Conferencia sobre el futuro de Europa” se han recogido propuestas relativas a los temas de atención y preocupación de los ciudadanos. Destaco la propuesta dirigida a la necesaria reforma de los tratados y en concreto, al paso de la unanimidad a la mayoría cualificada para permitir en asuntos decisivos la agilización y el no bloqueo en el método de toma de decisión.

Un tema que se ha puesto sobre la mesa es la convocatoria de una nueva Convención europea. Tanto la Comisión como el Parlamento Europeo han dado luz verde a la tercera Convención aunque creo que es difícil que se convoque en el corto, medio plazo debido a los asuntos urgentes que tiene que afrontar la UE muchos de ellos derivados de la guerra en Ucrania. Entre las asignaturas pendientes, un Pacto de migración común continúa siendo un tema candente y de fricción entre los Estados. Siempre debemos destacar que es un asunto humanitario de calado y de primer orden.

En el segundo semestre de este año, tendrá lugar la Presidencia española del Consejo de la Unión Europea. Es cierto que en las presidencias semestrales quizá no se tomen decisiones reales y que son un tiempo de visibilidad del Estado que la ostenta, pero también considero importante destacar que cada país tiene la oportunidad de marcar unas prioridades y de iniciar o fortalecer los temas elegidos correspondientes. Nuestra Presidencia española debe, como todas, aunar oportunidad con responsabilidad.

Entre las prioridades, economía, transiciones ecológica y digital, implementación de los Next Generation EU, debate sobre el futuro de Europa, agenda social, Pacto sobre migración y asilo, desarrollo del mercado interior, competitividad y refuerzo de la industria europea y de la autonomía estratégica, se incluye el papel global de la UE y en concreto el fortalecimiento de las relaciones con América Latina para potenciar la relación multilateral enfocada fundamentalmente al comercio a gran escala.

El prisma europeo, configurado con sus dos bases y su número de caras, hexagonal, octogonal, pentagonal…, dependiendo de cómo se adapta la UE a los desafíos y afronta los retos, constituye un verdadero modelo político. Este modelo, está aportando impulso a su proceso de integración. La profundización política es necesaria para consolidar a la UE en el marco de la geopolítica y de la nueva vertebración de la política mundial de nuestro tiempo. El prisma europeo marca y dice al mundo, y a nosotros mismos, lo que somos y lo que aportamos. También indica cuál es nuestra tendencia como europeos.

Océanos

Reserva de Galápagos e indígenas colombianos, presentes en la cita oceánica de Barcelona


Moscú

Asciende a 133 el número de muertos por el atentado en sala de conciertos cerca de Moscú


Semana Santa

"Situación en Haití es una verdadera catástrofe": Volker Türk