Miércoles, 17 de julio de 2024
Suscríbase
Miércoles, 17 de julio de 2024
Suscríbase
ómicron

Mientras el mundo trata de aislar al sur de África, brotan casos de ómicron en Europa

Sudáfrica denuncia que las restricciones a vuelos «castigan» al país […]

Sudáfrica denuncia que las restricciones a vuelos «castigan» al país por su capacidad de detección

Mientras en varios países se siguen detectando casos de la variante del coronavirus denominada ómicron, de reciente aparición y considerada como «preocupante» por la Organización Mundial de la Salud, se va extendiendo la ola de prohibiciones a vuelos provenientes de países del Sur de África. La variante ómicron fue detectada en Suráfrica.

El ministro de Salud de Reino Unido, Sajid Javid, confirmó este sábado dos casos confirmados en las localidades de Chelmsford y Nottingham, que ahora serán escenario de pruebas adicionales a la población para identificar más posibles casos, según ha informado el ministro en declaraciones a la cadena BBC.

Las dos personas se encuentran bajo aislamiento y ambos casos están relacionados, de acuerdo con el ministro en relación en una variante identificada por primera vez en Sudáfrica.

Las autoridades sanitarias de República Checa están verificando la posible existencia de un caso de la variante. Se trata de una mujer que estaba en Namibia y voló de regreso a la República Checa a través de Sudáfrica y Dubái.

El ministro de Asuntos Sociales del estado alemán de Hesse, Kai Klose, dijo en su cuenta de Twitter de que «es muy probable» que la variante ómicron esté ya a Alemania.

«Anoche se encontraron varias mutaciones típicas de ómicron en un viajero de Sudáfrica. La secuenciación completa aún está pendiente pero existe un alto grado de sospecha», agregó.

Esto se une al aislamiento definido en los Países Bajos a 61 personas que recientemente habían llegado de Sudáfrica y que resultaron con diagnóstico de coronavirus. Fueron 600 las personas sometidas a tests.

Sudáfrica rechaza el castigo

La alerta sobre ómicron ha llevado a una oleada de medidas para aislar al sur de África. La UE, Estados Unidos, Reino Unido, Australia, Japón, India, Canadá, Brasil y varios países árabes ya prohibieron los vuelos procedentes de Sudáfrica y otros países de la región.

El Gobierno sudafricano criticó las restricciones de viaje y las consideró un «castigo» por la capacidad de detección.

«Las últimas prohibiciones de viaje suponen un castigo contra Sudáfrica por su avanzada capacidad de secuenciación genética y su capacidad de detección de nuevas variantes más rápidamente», dijo el Ministerio de Asuntos Exteriores sudafricano en un comunicado.

«Una ciencia excelente debería recibir aplausos, no castigos. La comunidad global debe colaborar y asociarse para gestionar la pandemia de la covid-19», agregó.

«Ningún individuo contagiado puede salir del país», reiteró.

Además, Sudáfrica recordó que se ha detectado la variante ómicron en otros países sin que haya relación directa demostrada con Sudáfrica. «Vale la pena destacar que la reacción a esos países ha sido totalmente distinta», reprochó el Gobierno sudafricano.

El Gobierno sudafricano recordó que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha advertido de que no se deben caer en reacciones «automatizadas» y ha pedido no imponer restricciones de viaje.

La ministra de Asuntos Exteriores sudafricana, Naledi Pandor, manifestó el «respeto» de su país por las restricciones, pero abogó por la colaboración y compartir la capacidad. «Nuestra preocupación inmediata es el daño que están causando estas restricciones a familias y a la industria del turismo», dijo. Sudáfrica abrió ya contactos con los países que han impuesto prohibiciones para pedirles que las reconsideren, indicó el Ministerio en el comunicado.

*Con información de Europa Press