Jueves, 18 de abril de 2024
Suscríbase
Jueves, 18 de abril de 2024
Suscríbase
Lula Da Silva

Lula insiste en que Israel comete un "genocidio" en Gaza en plena crisis diplomática

Lula no se había pronunciado sobre el asunto hasta este viernes, en el que además volvió defender un Estado palestino "libre y soberano" que pueda vivir "en armonía con Israel".

Foto: EFE

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, insistió este viernes en que Israel está cometiendo un "genocidio" en la Franja de Gaza, en plena crisis diplomática entre los dos países tras comparar el líder progresista la ofensiva israelí con el Holocausto.

"Lo que el Gobierno de Israel está haciendo con el pueblo palestino no es una guerra, es un genocidio porque está matando a mujeres y niños", afirmó el mandatario en un acto en Río de Janeiro, en su primera manifestación pública desde el inicio de la crisis entre Brasil e Israel.

En compañía del canciller Mauro Vieira, el jefe de Estado brasileño elevó el tono y afirmó que no cambia su "dignidad por la falsedad", en respuesta a las acusaciones que ha vertido en su contra en los últimos días el ministro de Exteriores israelí, Israel Katz.

"No están muriendo soldados, están muriendo mujeres y niños dentro de los hospitales. Si eso no es un genocidio, no sé qué es un genocidio", expresó el dirigente progresista.

La crisis diplomática se desató la semana pasada a partir de una rueda de prensa de Lula en Etiopía, tras participar en una cumbre de la Unión Africana, en la que consideró que la confrontación "entre un ejército muy preparado y mujeres y niños" no había ocurrido antes en la historia, salvo "cuando Hitler decidió matar a los judíos".

La respuesta de Israel fue declarar persona 'non grata' a Lula hasta que se retracte y convocar al embajador brasileño en Israel, Frederico Meyer, en el Museo del Holocausto (Yad Vashem) de Jerusalén, lo que Brasil consideró una afronta.

Como respuesta, el Gobierno de Brasil llamó a consultas a su embajador en Tel Aviv y convocó al embajador de Israel en Brasilia para protestar por lo sucedido.

A ello se sumaron los duros ataques de Katz contra el presidente brasileño los días siguientes.

En uno de ellos, el jefe de la diplomacia israelí dijo que la polémica comparación de Lula era "una vergüenza para Brasil y un escupitajo en la cara de los judíos brasileños".

Su homólogo brasileño, Mauro Vieira, respondió entonces de forma dura al tachar de "inaceptables", "mentirosos" e "indignos" los comentarios de Katz, los cuales describió como "una página vergonzosa en la historia de la diplomacia de Israel".

Lula no se había pronunciado sobre el asunto hasta este viernes, en el que además volvió defender un Estado palestino "libre y soberano" que pueda vivir "en armonía con Israel".

Sobre la comparación de la guerra en Gaza con el Holocausto, que también generó las protestas de la oposición que lidera el expresidente ultraderechista Jair Bolsonaro, Lula pidió que "lean" la rueda de prensa completa "en vez de juzgarle" por lo que dice Katz.

El jefe de Estado brasileño también criticó al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas porque "hoy no representa nada, no toma ninguna decisión, ni hace nada por la paz".

"Hoy existe en el mundo mucha hipocresía y poca política. No podemos aceptar la guerra en Ucrania, como no podemos aceptar la guerra en Gaza, ni ninguna guerra", exigió.

Recordó que Brasil está empeñado en sacar adelante una reforma del Consejo de Seguridad ya que a su juicio "no actúa de forma democrática" al tener miembros con derecho a veto.

"No es posible que las personas no comprendan lo que está pasando en Gaza", donde desde octubre pasado se han registrado hasta el momento alrededor de 30.000 muertos, la mayoría mujeres y niños, lamentó. EFE

Temas relacionados


Rusia

Kremlin dice que no hay hipótesis definida sobre atentado asumido por el Estado Islámico


Daniel Sancho

Daniel Sancho a juicio en Tailandia, los momentos clave del caso en el que murió el colombiano Edwin Arrieta


Israel

Israel eleva a casi 600 los supuestos milicianos detenidos en el hospital Shifa de Gaza