Sábado, 13 de julio de 2024
Suscríbase
Sábado, 13 de julio de 2024
Suscríbase
Guerra en Ucrania

Caos, rabia y solidaridad en el hospital infantil de Kiev atacado por Rusia

La más afectada, además de la capital, ha sido la ciudad industrial de Krivi Rig, en el centro de Ucrania y de donde es natural el presidente Volodímir Zelenski. Diez personas han muerto allí a consecuencia del bombardeo ruso.

EFE/ Operativny Zsu.

Un ataque ruso con misiles contra Kiev destruyó hoy por completo uno de los edificios de una de las clínicas infantiles más importantes de la capital ucraniana, provocando escenas de caos, pánico e impotencia y también muestras de solidaridad de los centenares de vecinos, militares y trabajadores que se acercaron a traer comida y agua y se unieron a las labores de desescombro.

Según el alcalde de Kiev, Vitali Klichkó, hasta el momento se ha confirmado la muerte de dos adultos en el infantil Ojmatdit, uno de ellos era médico. Además ha habido al menos 16 heridos, entre ellos siete niños.

“Mi hijo Sasha estaba en la sección de traumatología. Hubo una explosión y tuvimos que salir muy rápido. Había muchos niños heridos bajo los escombros“, dijo a EFE Natalia Sheyán mientras esperaba fuera del hospital junto a su niño para ser trasladada a su región natal, Cherníguiv, al norte de Kiev.

Sheyán explicó que su hijo debe volver a recibir tratamiento dentro de un mes, pero teme que no sea posible por la destrucción causada por el ataque. “Su médico, además, tiene una herida en la cabeza que sufrió al proteger a otro niño durante la explosión”, agregó la madre visiblemente afectada.

“No sé qué más decir, estoy en estado de 'shock' y no puedo entender cómo pueden atacar un hospital con niños”, afirmó la mujer antes de volver a rodear con sus brazos a su hijo.

A su alrededor, una multitud de ambulancias ocupaba la calle cortada trasladado a los niños en situación más precaria. Camiones de bomberos ingresaban en el perímetro del hospital para proseguir con la limpieza de los escombros.

EFE/ Operativny Zsu.

Una cadena humana para el desescombro
Sobre los ladrillos y los hierros del ala hospitalaria completamente destruida en el bombardeo ruso, bomberos, efectivos de los servicios de rescate, médicos del hospital y simples voluntarios sin uniforme formaban una cadena humana que se extendía hacia otra zona menos afectada por el ataque.

De mano en mano se iban pasando trozos de hormigón, tuberías arrancadas por el impacto y otros fragmentos desprendidos de lo que sólo unas horas antes era un edificio, intentando despejar el lugar ante la posibilidad de que apareciera alguna víctima.

Otros entraban en el recinto cargando garrafas y botellas de agua.

Ante la creciente aglomeración, un policía con un megáfono pedía a los civiles que se retiraran de la zona para dar paso a las maquinarias de desescombro y dar más espacio a los profesionales.

Otras alas del hospital sufrieron graves daños en sus fachadas y habitaciones exteriores. Junto a uno de estos edificios, personal sanitario repartía material de primeros auxilios para los heridos leves que no habían abandonado el lugar.


Al menos diez muertos en la capital
Al menos una decena de personas murieron hoy en la capital ucraniana como consecuencia de un ataque masivo con misiles rusos a plena luz del día, que provocó destrozos en varias zonas residenciales de la ciudad. Se trata del primer ataque masivo contra Kiev después de varias semanas sin bombardeos letales rusos.

Los impactos de misiles han causado conmoción en otros distritos de la capital. "Es la tercera vez ya", dijo a EFE al ser preguntado por los efectos del bombardeo sobre su negocio el propietario de una hamburguesería situada cerca del centro de Kiev.

Los dueños de otros establecimientos barrían los cristales de las ventanas rotas y una vendedora ambulante seguía exponiendo sus frutas mientras la Policía acordonaba la calzada, cubierta de pedazos de metal de los edificios alcanzados.

El lanzamiento de misiles contra Kiev ha ido acompañado de ataques contra otras ciudades ucranianas.

La más afectada, además de la capital, ha sido la ciudad industrial de Krivi Rig, en el centro de Ucrania y de donde es natural el presidente Volodímir Zelenski. Diez personas han muerto allí a consecuencia del bombardeo ruso.

Según ha informado el presidente Zelenski, Rusia ha atacado esta mañana las ciudades ucranianas de Krivi Rig, Dnipró (centro) y Sloviansk y Kramatorsk (este) con más de 40 misiles de diversos tipos.

En Dnipró falleció una persona, según el alcalde.

Este nuevo ataque masivo se produce en la víspera de la celebración en Washington de la cumbre anual de la OTAN, que tendrá como tema prioritario el apoyo de la Alianza a Ucrania ante la agresión militar rusa.

EFE/Marcel Gascón.

WikiLeaks

Assange se declara culpable ante la justicia de EE.UU.


España

El presidente argentino, Javier Milei, llega a España en medio de crisis con el Gobierno


Estados Unidos

El verano llega con una sofocante ola de calor para millones de personas en EE.UU.