Martes, 21 de mayo de 2024
Suscríbase
Martes, 21 de mayo de 2024
Suscríbase
cuba

El difícil y titánico oficio de ser 'foodie' en Cuba

Comer fuera de casa en la isla de los Castro es un verdadero lujo que apunta es a los turistas y a los nativos que reciben generosas remesas.

InHouse/Alternativa/EFE

Por Juan Carlos Espinosa

Cuando le mostraron hace apenas un año videos de influencers españoles hablando sobre comidas y restaurantes, Eduardo, un habanero de 31 años, tuvo una iluminación. Si ellos podían, él también.

Su trayectoria desde entonces ha sido meteórica: en febrero de 2023 subió su primer vídeo a Youtube y en junio se pasó a Instagram, porque TikTok está bloqueado en Cuba. Ese mismo mes colgó 'Tres restaurantes que no puedes dejar de visitar en La Habana' y la reseña 'El mejor bufé de Cuba'.

En cuestión de horas pasó de ser un desconocido a uno de los 'fodies' -los influencers especializados en comida- de referencia en la isla. Ahora Edu Habana cuenta con más de 30.000 seguidores, explica en una entrevista a EFE.

El influenciador cubano Eduardo en el bar Melodrama en La Habana. EFE/ Yander Zamora

No es el único. Una media docena de jóvenes cubanos están cosechando éxitos en este ámbito, como Flavia Blanco, de 25 años y conocida en Instagram como Super Fla Cuba, que suma ya más de 84.000 seguidores.

Novedad y polémicas

Este nuevo mundo era impensable hace apenas unos años. En 2018 empezó el internet móvil en la isla y en 2021 se volvieron a permitir las empresas privadas, lo que posibilitó la apertura de centenares de paladares y restaurantes.

Su actividad no está exenta de polémica. Cuba, en la grave crisis que arrastra desde 2020, sufre desabastecimiento de básicos, entre ellos los alimentos, y los precios de los restaurantes particulares se han disparado tanto que sólo están al alcance de unos pocos bolsillos.

Mientras en estos establecimientos privados un plato principal puede superar el salario medio estatal (4.648 pesos, unos 38,7 dólares al cambio oficial), muchos cubanos esperan horas en la cola para adquirir productos subvencionados con la cartilla de racionamiento.

Esta realidad hace que influencers como Eduardo —quien días después de su entrevista con EFE emigró a EE. UU.— generen contenido gastronómico con una sensibilidad distinta a la de otros "foodies" de países occidentales.

"Yo odio los restaurantes de clase [gama] alta. Lamentablemente yo creo que el 90 o 95 % de los restaurantes de La Habana son de clase media hacia arriba", asegura Eduardo, quien se costeó sus reseñas en Cuba con el dinero que generó con dos trabajos distintos.

Blanco no es ajena a estas disparidades, que se reflejan en su vida y en los mensajes que le dejan bajo sus videos en redes.

La influenciadora cubana Flavia Blanco habla en una entrevista con Juan Carlos Espinosa el 22 de abril de 2024, en el bar Melodrama en La Habana /EFE/ Yander Zamora

Ella, que trabaja como dentista -con sueldo estatal- además de ser "foodie" y "community manager" de varios negocios- ha sido criticada por los precios de algunos restaurantes que ha visitado.

"La mayoría de mis videos más virales ha sido por ese tema, tanto de personas en el exterior como quienes residen en Cuba", reconoce a EFE.

Comer fuera de casa

Ambos jóvenes evitan tomarse los comentarios negativos como un asunto personal. Sobre todo porque, como subraya Blanco, ellos no determinan los precios.

"Los salarios no corresponden con los precios de los lugares, ni estatales ni particulares. De toda la vida el salario cubano no ha alcanzado para casi nada”, sostiene Blanco, quien también acepta que los locales le paguen por visitarlos bajo la condición de que ella pueda opinar libremente en redes.

EFE/ Yander Zamora

Consciente de que comer fuera de casa es actualmente un lujo en Cuba, ambos son cuidados con el tema de los precios. Edu Habana comparte rutinariamente la cuenta con sus seguidores y Super Fla Cuba muestra en redes el menú de los sitios que visita.

No son los únicos en la isla. En los últimos años han surgido proyectos digitales como Menú Cuba, con más de 20.000 suscriptores en Telegram, en donde se comparten los menús de los restaurantes.

Temas relacionados


Estados Unidos

La mayoría de los padres en Estados Unidos se sienten aislados, solitarios y agotados por las exigencias de la paternidad


Salud

Cinco recomendaciones para mejorar su relación con la comida


Burger Máster

Burger Master 2024: se alcanzan ventas históricas de más de 60 mil millones