Lunes, 15 de abril de 2024
Suscríbase
Lunes, 15 de abril de 2024
Suscríbase
caricaturas

Falleció Betto, emblemático caricaturista colombiano

Aunque la causa exacta de su muerte aún no ha sido confirmada, se sabía que enfrentaba una batalla contra el cáncer de hígado.

Foto: El Espectador

En la mañana de este 21 de febrero, se confirmó el deceso de José Alberto Martínez, conocido como "Betto", quien dejó un legado como caricaturista en El Espectador.

La noticia fue difundida por el reconocido caricaturista Vladímir Flórez, más conocido como Vladdo, a través de su cuenta en X, lamentando la partida de Betto. Aunque la causa exacta de su muerte aún no ha sido confirmada, se sabía que enfrentaba una batalla contra el cáncer de hígado.

"Adiós, Betto. Se nos va otro gran amigo. Saludo a su familia y a todos sus compañeros de El Espectador", expresó Vladdo en su mensaje.

Betto dedicó más de dos décadas de su vida al diario El Espectador, donde destacó por su estilo distintivo en blanco y negro y su humor perspicaz con el que abordaba los acontecimientos cotidianos de la realidad colombiana. En 2016, fue galardonado con el Premio Nacional de Periodismo CPB en la categoría de Caricatura, por su trabajo titulado "Tensión", que ilustraba el cierre de la frontera con Venezuela.

Fidel Cano, director del diario El Espectador, confirmó la noticia con un sentido mensaje.

"Y ahora se nos va el gran Betto, otro ser humano maravilloso. Sus trazos, su dulzaina, su cariño nos dejan enorme vacío en El Espectador. Apenas ayer pidió una licencia para una pausa en sus caricaturas diarias. Paz en su tumba", comentó Cano.

El legado de Betto perdurará en el ámbito periodístico y artístico, siendo recordado por su aguda crítica y su talento para plasmar la realidad a través de sus trazos humorísticos.

Temas relacionados


Semana Santa

Las iglesias del centro bogotano, joyas del arte y la arquitectura religiosa


Globos de Oro

Renovación de los Globos de Oro: firman contrato con cadena de TV tras crisis


Cine

Mi amigo robot, un clásico sin diálogos