Lunes, 27 de mayo de 2024
Suscríbase
Lunes, 27 de mayo de 2024
Suscríbase
argentina

¿Qué hará la FIFA con el lío del partido Brasil–Argentina suspendido?

El clásico sudamericano se paró a los cinco minutos de […]

El clásico sudamericano se paró a los cinco minutos de haber empezado. Los protocolos del gobierno brasileño fueron incumplidos por el seleccionado argentino.

La noticia mundial deportiva de las últimas horas ha sido la suspensión del partido en Sao Paulo entre las selecciones de Brasil y Argentina cinco minutos después de haber comenzado porque la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) se opuso a que participaran del juego cuatro jugadores argentinos que hacen parte de la liga inglesa y habían violado las normas sanitarias en Brasil contra el covid 19

Este país prohíbe la entrada a su territorio a personas que hayan estado los últimos 15 días en el Reino Unido, India o Sudáfrica, para evitar la propagación de nuevas cepas.

Claramente los jugadores Emiliano Martínez, Cristian Romero, Giovani Lo Celso y Emiliano Buendía, que juegan en equipos ingleses, habían dejado el Reino Unido hacía menos de 15 días cuando ingresaron a territorio brasileño y, para peor, no lo habían declarado en el formulario que se debe llenar al entrar.

Así pues, apenas iniciado el partido, el personal de Anvisa entró al terreno de juego para impedir la realización del mismo si los jugadores, tres de ellos en el campo, no se retiraban.

Antonio Barra Torres, director de la Anvisa, expresó para la televisión internacional que debían ser deportados de inmediato y también serían penalizados por haber mentido en el formulario de ingreso al país y por no cumplir el aislamiento obligatorio.

Los jugadores argentinos, en voz de su capitán Lionel Messi, reclamaron porque Anvisa esperó a que empezara el partido para intervenir si la selección ‘albiceleste’ había llegado a Brasil tres días antes. Según el entrenador Leonel Scaloni, nadie les había avisado sobre la situación.

El capitán de Brasil, Neymar Jr., estuvo negociando sin éxito con los agentes de la Anvisa, para que permitieran la realización del juego con normalidad.

La Conmebol ya había avisado que Argentina no jugaría el partido sin Martínez, Romero, Lo Celso y Buendía. Y los argentinos, al ver que era imposible la realización natural del partido, se retiraron a los vestuarios.

La FIFA, a través de un comunicado, informó este lunes que lamentaba la interferencia de la agencia gubernamental en el juego y dijo que su veredicto final, que tendrá que pasar por dos instancias, no se conocería pronto, debido a que no hay ningún antecedente como este.

Según medios argentinos, la Fifa podría esperar que los dos seleccionados, primero y segundo en la eliminatoria en este momento, estén clasificados al mundial para tomar una decisión que no genere una gran polémica.