Sábado, 02 de marzo de 2024
Suscríbase
Sábado, 02 de marzo de 2024
Suscríbase
gobierno

Sergio Fajardo: “¿Llegó el cambio?”

Sergio Fajardo Valderrama, el exalcalde, exgobernador y excandidato presidencial no desiste de participar en el juego de la política colombiana y ahora intenta un nuevo reto junto a Jorge Enrique Robledo uniendo sus partidos, Dignidad y Compromiso, para intentar ganar espacios en las elecciones 2023. Fajardo habla con Hassan Nassar, director de Alternativa, sin ningún tipo de tapujos o filtros. Por: Hassan Nassar Director Revista Alternativa

Foto: Sergio Fajardo en Revista Alternativa.

Hassan Nassar: ¿En qué anda Sergio Fajardo ahora?

Sergio Fajardo: Tres cosas estoy haciendo en la vida. Una que es mi trabajo como profesor en el Tec de Monterrey, una gran universidad mexicana, que es para mí la mejor universidad privada de América Latina, en un país que me gusta mucho y en una universidad que me gusta. Soy el director del Centro de Aprecio por lo Público. Dos, política, la construcción de Dignidad y Compromiso, trabajamos para llegar hasta donde llegamos el pasado 18 de febrero con Jorge Enrique Robledo y la gente de Dignidad, para organizarnos en un nuevo partido. Yo le he puesto trabajo, hemos coordinado todas nuestras actuaciones y seguimos avanzando en la política. Y en tercer lugar, es un proyecto que vengo trabajando desde que terminé todo esto de la campaña. Ahí me hice la pregunta de ¿cómo hago para trabajar por la educación? Y es la misma razón por la que estoy sentado hablando con Alternativa, por la educación.

¿Qué lecciones le ha dejado ese proceso, en el tema de fusión de Dignidad y Compromiso existe también la posibilidad de una nueva aspiración presidencial a futuro, eso está en el calendario de Sergio Fajardo?

En este momento no, yo he aprendido muchas cosas en la vida, estos dos últimos años fueron muy duros en muchos sentidos. Temas personales y lo que fue la política y la campaña, pero al mismo tiempo me han servido para aprender muchas cosas para transformarme en algunos sentidos de mi vida, en particular para estar hoy viviendo alrededor de lo que estoy haciendo con la misma convicción, con el mismo gusto de trabajar por las cosas que sueño. Me dicen muchas veces que soy un idealista y les digo que no tengan la menor duda. Yo empecé a los 43 años, yo era profesor de la Universidad de los Andes y de la Universidad Nacional cuando entré a la política.

¿Qué siente electoralmente? La Coalición de la Esperanza, una gran apuesta, donde trabajaron junto a Cristo, Galán, Ingrid Betancourt, Alejandro Gaviria, Jorge Enrique Robledo, Humberto de la Calle. ¿Usted siente que eso fue un fracaso?

Un fiasco, no solamente lo siento, sino que estoy seguro. Yo no he fracasado por luchar por los ideales y por esos mismos sigo luchando. Yo no salgo a insultar a una persona a decir cualquier cosa para llamar la atención y para que digan “mire qué señor tan valiente porque maltrató a una persona” yo no he maltratado ni voy a maltratar a nadie, y si eso significa que no voy a ser presidente de Colombia, pues que signifique.

¿Medellín está pasando un buen o un mal momento?

Está en una calamidad, llegó disfrazada de alternativa una forma de gobernar que se convirtió en corrupción y que le ha hecho un daño extraordinario a la ciudad de Medellín, lo que se ha dañado es impresionante. Uno puede entender que una persona llegue y quiera cambiar, es válido, es la política, pero llegó a Medellín disfrazada una forma de la política que después se ha convertido en un daño gigantesco para la ciudad con un gran componente de corrupción.

En el caso puntual del alcalde Daniel Quintero estamos también en un proceso electoral que es de vital importancia a nivel regional. ¿Usted siente que esa clase política que llegó, tiene posibilidad de permanecer en el poder de Medellín?

Yo no quiero que permanezca en el poder, detrás de ese disfraz están todos los de siempre, sus versiones 4.0.

¿Cuáles son esas personas?

Usted vio por ejemplo el acto del señor Julián Bedoya en la ciudad de Medellín donde convocó a 300 periodistas y les entregó tablets y bonos de $800.000. Esa es una expresión de lo peor que hay en la política.

Foto: Daniel Quintero, alcalde de Medellín.

Pasemos al tema de Hidroituango, en este momento hay un capítulo nuevo donde se dice que hay un consorcio chino, los nuevos que se querían venir, pero ahí no va a haber cabida, ¿usted qué opina de eso?

Es muy lamentable, yo conozco muchas cosas de ese capítulo y han sido muy dolorosas porque ese capítulo entre otras cosas fue utilizado para hacerme daño a mí en términos políticos.

¿Usted siente que tuvo persecución política?

Por supuesto que sí, el señor Pipe Córdoba que, desde hace muchos años de manera corrupta está detrás de mí y yo conozco la historia que hay detrás. Por términos políticos para servirle a otras personas, para hacerme daño a mí, para tratar de destruir mi reputación porque yo voy contra la corrupción y lo he dicho siempre. He actuado con mis equipos de manera transparente, llegamos al poder muy distinto a diferencia de la mano de corruptos que han llegado al poder en Colombia, pero ese señor se convirtió en una persona que me ha querido hacer daño por múltiples partes y ya sé toda la ruta, ya sé por dónde ha estado, cómo ha estado, con quiénes ha estado y a qué intereses, y eso es lo que no podemos aceptar en Colombia, esa corrupción, esa forma de llegar al poder, los organismos de control en función de los intereses de unas personas particulares, no hay derecho en nuestro país que pase esto.

Este alcalde lo que hizo con EPM es un daño gigantesco, yo no sé cuántos gerentes ha nombrado, la forma en qué ha manejado, cómo ha politizado una empresa que era una empresa con un rigor técnico y una formación extraordinaria. Si ve algo pues muéstrelo con claridad, si había algo incorrecto que lo presentara y que lo discutiera, pero le ha hecho un daño tremendo a EPM.

Foto: Hassan Nassar, director de Alternativa en entrevista con Sergio Fajardo.

¿Cree que aquí se está dando ejemplo de la lucha contra la corrupción?

No, no se dio en el gobierno del presidente Duque y para mí fue una calamidad el tema de la lucha contra la corrupción, de hecho, ese fue uno de los factores que caracterizó ese gobierno y que generaba malestar en la ciudadanía y ahora no se está dando. El presidente Petro parte su discurso de lo que construyó en su carrera contra la corrupción, de hecho, él había anunciado que iba a convocar a las Naciones Unidas para que hubiera una misión especial como la que lideró el hoy ministro de Defensa Iván Velásquez, una persona que yo respeto, para que tuviéramos una comisión de la verdad acá en Colombia y nunca se llamó a esa comisión.

¿Qué siente usted frente a ese clientelismo cuando se aborda digamos, hay personas que estuvieron con usted en la Coalición de la Esperanza que hoy en día están en el gobierno Petro y en algún momento incluso estuvieron en el gobierno Uribe y han estado en varios gobiernos? ¿Qué le hace pensar eso?

Son diferentes personas y cada persona es diferente, yo hablo de las personas por ejemplo José Antonio Ocampo, con él trabajamos juntos, construimos en la propuesta que nosotros hicimos para Colombia, José Antonio fue parte fundamental por su conocimiento y experiencia. Es una persona muy valiosa para Colombia y como persona es muy valiosa, él está trabajando por el país. El no votó por Petro, dijo que yo era su candidato, no se volteó en ningún momento, nada, pero lo que yo conozco es que él dice que trabaja por Colombia, lo está haciendo muy bien, lo respeto y ojalá siga trabajando.

¿Qué opina de Roy Barreras?

Con él yo no tengo nada que ver y no he tenido nunca nada que ver. De acuerdo con lo que he escuchado, él estuvo con Galán, Vargas Lleras, Uribe, Santos y ahora Petro, ha sido de todo y hoy tiene su partido político. No quiero hablar de él.

¿En el futuro se sentaría con una persona de ese perfil a hacer política?

No tengo nada que ver con una forma de la política pero yo cuando me siento con alguien, lo que yo hago es, primero, todo lo que nosotros hablemos es público, aquí no hay nada escondido y siempre el reto es en qué cancha juega usted; doy un ejemplo: cuando fui alcalde y gobernador en la dimensión territorial donde también hay consejos y asambleas, lo mismo que en el Congreso de la República, yo no hice coaliciones para nombrar a los contralores, nunca hice un solo acuerdo, no hay una sola persona que pueda decir que yo hice un acuerdo burocrático, que le ofrecí un contrato a alguien, no hay una sola persona que pueda decir eso en 23 años trabajando en política.

¿Cree que es posible llegar a ser presidente sin tener que hacer ese tipo de acuerdos?

Yo no tengo que ser presidente de esa manera, ese no es el proyecto, es con unos principios. No sé si volveré a ser candidato, pero yo creo en los principios y en la decencia.

¿Usted qué piensa del documento que presentó el Gobierno como reforma a la Salud?

Apenas lo estoy mirando, es muy confuso, es una forma para negociar la confusión, el caos en medio de toda esa confusión, todo el mundo habla de un pedacito, que se desaparecen las EPS, el otro dice que no.

Foto: Presidente Gustavo Petro

¿Cree que hay que cambiar el sistema de salud?

Creo que hay que mejorarlo sensiblemente, de eso estoy seguro. Pienso que el documento es un caos, no es serio porque tiene un desorden muy grande, hay un desorden conceptual muy grande, no se puede visibilizar que es lo qué va a pasar, no hay un capítulo que explique cómo se combate la corrupción en este proceso, ese es un reto muy serio. En Colombia se nos está olvidando la lucha contra la corrupción.

Paz total. ¿Usted cómo la siente?

Ahora la complejidad del problema en que estamos metidos es tremenda, una cosa es el ELN, ya hemos visto los intentos que se han hecho con el ELN durante tantas oportunidades. El negociador que es el comisionado de paz, Danilo Rueda tiene que manejar el ELN, las disidencias de las Farc, los desertores del proceso, ese mundo de la criminalidad antes eran unos cuantos capos de los paramilitares y narcotraficantes, ahora son un montón por todo un territorio, más difícil que eso no puede haber.

Estamos viendo que en la cárcel están hablando unos, aquí hay una mezcla, un desorden y eso es muy difícil y tener una persona que sea capaz de articular todo esto, ni “Superman”, porque es complejísimo, cada negociación es dificilísima.

¿Cómo ve el nuevo Congreso, mayoría del Pacto Histórico, coalición con conservadores a bordo?

Es una vergüenza, nosotros no sabemos qué fue lo que negoció el señor Trujillo con el presidente Petro, con Roy Barreras o con Alfonso Prada para ser bancada, no sabemos nada. Entonces, unos dicen que el ministro de Transporte es de ellos, esa es la política que hemos tenido en Colombia, es una vergüenza. Por eso nosotros vamos a ser la tercera fuerza, por eso estamos con Robledo, con Jennifer Pedraza y todo este mundo construyendo algo distinto.

¿Qué le da más vergüenza ver a los liberales donde están o a los conservadores?

Los dos, usted ve la actuación del expresidente Gaviria, en las elecciones pasadas se abrazó con Petro, con Rodolfo, con Federico, eso no es política, entonces yo digo que se puede hacer política diferente.

En el tiempo de la campaña política usted fue un fuerte crítico también del expresidente Iván Duque y de su gobierno. ¿Qué siente hoy en día frente a ese gobierno?

Con Iván Duque se llenó el vaso y Colombia necesitaba cambiar, para mí fue un muy mal gobierno, empezando porque Iván Duque no estaba preparado para ser presidente, porque esto es muy difícil, gobernar es muy difícil, eso es algo difícil de explicarle a la gente porque la mayoría de la gente no sabe cómo es eso, pero gobernar es muy complicado y no estaba preparado para gobernar este país y dejó una vara muy alta en cuanto a corrupción.

¿Qué siente usted de la alcaldía de Claudia López?

Tengo sentimientos muy encontrados y me cuesta más trabajo porque conozco a Claudia y he estado en diferentes momentos con ella. Todo esto también tiene elementos de las relaciones personales, tiene sus amigos y hay gente que usted aprecia y pasan cosas de esa naturaleza. Con ella hay una parte que yo tengo gratitud por la forma como ella trabajó en el 2018 conmigo, fue una persona leal, trabajó y la conocí en un espacio distinto a la alcaldía.

“Roy Barreras, de acuerdo con lo que he escuchado él estuvo con Galán, Vargas Lleras, Uribe, Santos y ahora Petro”.

¿Qué opina de Antanas Mockus?

Para mí fue una gran inspiración y eso es una oportunidad para hablar de él, cuando llegó Antanas Mockus a ser alcalde de la ciudad de Bogotá y lo que pasó con él, con la cultura ciudadana, cómo logró, —que fue en cabeza de él—, que en esta ciudad hubiera un sentido de pertenencia por Bogotá, que la gente quisiera su ciudad. Pienso que eso se acabó en muchos sentidos.

Hoy de esa Bogotá de la cultura ciudadana no queda mucho, por el contrario sus habitantes viven en un constante “sálvese quien pueda”, es una ciudad que está amargada, está molesta, que está sufriendo. Entonces estos cuentos, las peleas por el metro le hacen mucho daño a la ciudad.

Pueda que en la actual administración hayan hecho cosas interesantes en educación pero Claudia López no tiene algo que identifique su alcaldía, a diferencia de Mockus que será recordado siempre por su cultura ciudadana.

¿Cómo resume a Gustavo Petro?

En una incertidumbre muy grande, una mente difusa, esto va a ser medio caótico y vamos a ver qué pasa.

No soy optimista por lo que he visto, porque gobernar es muy difícil, he visto asociada a la figura de Petro que él brilla, todos los reflectores están sobre él, todos los días los medios hablan de qué hizo y de lo que habló y alrededor de él no brilla nadie y no tiene relación con sus equipos, él no articula los equipos.

¿En cuánto tiempo cree que se pueda establecer si en Colombia hubo o no un cambio?

Este semestre va a ser muy importante porque se discuten las reformas. Petro no está haciendo nada raro, lo que la ministra de Salud dijo es lo que el presidente piensa, no es que se haya enloquecido la ministra.

Yo soy diferente a Robledo en muchos sentidos, pero hay por supuesto unos elementos comunes que nos permiten trabajar con este partido Dignidad y Compromiso. Mi visión y lo que yo quiero hacer, es por ejemplo para estas elecciones, apoyar a muchas personas que durante muchos años han estado con nosotros para que participen, ayudar a hacer propuestas buenas, recoger la experiencia, es que tenemos que ponerle rigor a la política en Colombia.

Salvatore Mancuso

El exjefe paramilitar Salvatore Mancuso llegó a Colombia


Agmeth Escaff

Agmeth Escaf lanza pullas a Álvaro Uribe por victoria de Nayib Bukele


Iván Duque

Proponen a Iván Duque, en la baraja de sucesores para reemplazar a Almagro