Jueves, 20 de junio de 2024
Suscríbase
Jueves, 20 de junio de 2024
Suscríbase
jep

Las contradicciones de las verdades de ‘Macaco’

Por más de dos décadas de actividad criminal, este exparamilitar dejó una estela de muerte por donde pasaron hombres y mujeres bajo su mando. En un encuentro extrajudicial prometió aportar información a la JEP, pero sus intenciones evidencian debilidades Por: Juan Diego Restrepo Periodista de investigación

__

Carlos Mario Jiménez Naranjo, conocido en el mundo de la guerra como ‘Javier Montañez’ o ‘Macaco’, prometió contar sus verdades ante la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP). Así lo prometió en días pasados, durante un evento convocado por la Cancillería y realizado en el Centro de Memoria, Paz y Reconciliación de Bogotá.

Este exparamilitar comandó el Bloque Central Bolívar (BCB), una máquina paramilitar que operó con cerca de siete mil combatientes en 14 departamentos del país, y su anuncio fue hecho casi que, de manera simultánea, con el realizado por la Sala de Definición de Situaciones Jurídicas de la JEP, que informó que lo escuchará el 8 y 9 de noviembre de este año en una audiencia única de verdad, para someter a revisión sus versiones y determinar si lo acoge como tercero financiador de grupos armados ilegales y otorgarle beneficios, entre ellos el de la libertad condicional.

Alias ‘Macaco’ fue extraditado a Estados Unidos en 2008 por orden presidencial. Allí fue condenado a 33 años de prisión, pero fue liberado en 2019 y deportado al país para responder por múltiples delitos con penas que pueden superar los 40 años, de ahí su pretensión de que la JEP lo acoja. Pero no ha sido una decisión fácil.

¿A qué juega el canciller Leyva con estas convocatorias que son exclusivas de la JEP?

En la JEP

En esta instancia transicional se surtió un debate jurídico sobre cómo sería tratado ‘Macaco’, pues como exjefe paramilitar no tendría cabida por cuanto tuvo su oportunidad bajo la Ley de Justicia y Paz, y se había difundido información de organismos de inteligencia que advertía que estaría delinquiendo desde la cárcel, liderando una organización conocida como ‘La Cordillera’ que opera áreas urbanas del departamento de Risaralda.

Sorteados los obstáculos jurídicos y luego de recibir información de las autoridades que concluía que no se tenían registros de su presunta actividad criminal, la JEP determinó que era viable escuchar la versión de ‘Macaco’ sobre hechos ocurridos entre los años 1990 y 1996, periodo en el que, según esta instancia transicional, “actuó como un tercero civil, esto es, que en dicha época no integró la estructura paramilitar”, circunstancia que tendrá que probar ante los togados.

Además, en esa audiencia deberá precisar “cuáles fueron las acciones puntuales que realizó, como tercero civil, para financiar las AUC” y “satisfacer el test de verdad y realizar aportes que superen la verdad procesal a la que ya haya llegado la justicia penal ordinaria respecto de los asuntos en su contra”.

Si bien el periodo al que tendrá que referirse ‘Macaco’ es muy precisa, y tanto el exjefe paramilitar como sus abogados lo saben, llama la atención el anuncio que hizo en el Centro de Memoria, Paz y Reconciliación en la capital de la República: que hablaría ante la justicia transicional de presuntos hechos de corrupción que involucran a Néstor Humberto Martínez como fiscal general de la nación, cargo que ocupó entre el 1 de agosto de 2016 al 15 de mayo de 2019.

“Llama la atención el anuncio que hizo: que hablaría ante la JEP de presuntos hechos de corrupción que involucran a Néstor Humberto Martínez como fiscal general de la nación”.

Las “promesas”

Además, que entregaría detalles del apoyo “incondicional” que le brindó el entonces magistrado José Leonidas Bustos, prófugo de la justicia, al fiscal Martínez Neira “con la firme intención de judicializar y destruir sistemáticamente a través de la Fiscalía la imagen del hoy presidente Gustavo Petro, en su camino a la aspiración política futura que desarrollaba en aquel entonces”.

Esa promesa de ‘Macaco’ choca con su intención de ser acogido en la JEP. Esa información está fuera del periodo del que le exigen hablar y mostrar las pruebas, y para nada son hechos que tienen que ver con el conflicto armado colombiano.

Además, ¿cómo puede demostrarlas si para los años de Martínez como fiscal general estaba detenido en Estados Unidos? A mi juicio, esa intención le podría salir mal. ¿Por qué se aventura este exparamilitar a transitar un camino que lo aleja de ese tribunal transicional? ¿Lo están usando políticamente?

Dijo, además, que hablará de cómo se infiltraron “magistrados de las altas cortes para diferentes temas, elección y reelección presidencial, elección de fiscal general, senadores, representantes a la Cámara, gobernadores, alcaldes”. Ese anuncio contradice, en parte, lo declarado ante fiscales de Justicia y Paz el 13 de junio de 2007. En esa ocasión, afirmó: “Es de anotar que nunca tuve como consigna el intervenir en el ejercicio democrático en las zonas donde teníamos influencia, allí cualquier persona podía aspirar a los cargos de elección popular sin importar la filiación política que tuviera”.

Son muchas las preguntas que deja la intervención de ‘Macaco’ en el “Encuentro por la Verdad” convocado por la Cancillería. ¿Se trata de usar esas “verdades” como arma política o son el preámbulo de su esfuerzo por lograr su libertad? Hasta la verdad tiene sus límites, y la JEP lo sabe.

Accidentes

Grave accidente en túnel de La Línea: Tractomula se quedó sin frenos y explotó


Gustavo Petro Gustavo Petro

Presidente Petro amenaza con declarar emergencia económica sino se aprueba techo de deuda


JEP/ Revista Alternativa JEP

JEP ordena impulsar medidas de búsqueda e identificación de personas desaparecidas