Miércoles, 21 de febrero de 2024
Suscríbase
Miércoles, 21 de febrero de 2024
Suscríbase
Equipo por Colombia

‘La seguridad es un derecho y hay que garantizarlo’

El aspirante presidencial Federico Gutiérrez pide el apoyo de quienes […]

El aspirante presidencial Federico Gutiérrez pide el apoyo de quienes quieren defender la democracia de los populismos y promete un país en orden y con oportunidades.

Fico es ingeniero civil con posgrados en gerencia y ciencias políticas. 47 años.

Federico Gutiérrez Zuluaga, o “Fico” como todo el mundo le dice, se siente muy orgulloso de haber sido el primer alcalde de Medellín que llegó al cargo como candidato avalado por firmas y no por un partido político. Lo hizo caminando la calle y hablando con la gente, que valoró especialmente su interés por la seguridad ciudadana.

Con esa misma idea, en 2020 el ingeniero Gutiérrez no pensó ser congresista o gobernador, sino lograr el reto mayor para un político: la Presidencia de la República.

Entonces empezó a recorrer Colombia para que lo conocieran y para escuchar a la gente. “En ese ejercicio, soy yo quien ha podido conocer y ‘reconocer’ el maravilloso país en el que vivimos y la gente tan bonita que tiene cada una de nuestras regiones”, afirma.

En diciembre inscribió su candidatura por firmas y hoy está peleando fuertemente la posibilidad de dar el primer gran paso: ser el candidato de la coalición Equipo por Colombia, que se definirá en una consulta popular el próximo 13 de marzo.

Quiere que lo vean como el “Presidente de la gente” y liderar, desde las regiones, la construcción de “un país en orden y con oportunidades».

Alternativa: ¿Usted es un Uribe 3.0?

Federico Gutiérrez: Yo soy Fico y una única versión. He sido el mismo de siempre y lo seguiré siendo.

Lo digo porque su bandera más visible es la seguridad. ¿Por qué cree que esa promesa, que le funcionó al expresidente en 2002, le va a funcionar a usted 20 años después?

Hablar de seguridad o preocuparme por ella no es una estrategia. Yo hablo de las realidades que me he cruzado en el país. Después de lo que ha pasado en Arauca en estos días, por mencionar un ejemplo, es innegable que hay mucha gente que todavía vive con temor. O miremos lo que está pasando en Bogotá, Medellín y Cali, y en tantas ciudades donde la gente tiene miedo de salir a las calles.

La seguridad no es de izquierda ni derecha; es un derecho y hay que garantizarlo. Además, ya la lideré siendo Alcalde de Medellín con grandes resultados. No tengo miedo de combatir a las estructuras criminales.

Sin embargo, seguridad y orden sin oportunidades sociales quedan incompletos. Por eso, yo quiero –y los colombianos quieren– un país donde podamos estar seguros en todos los sentidos. Con determinación y con fuerza, claro. Pero también con oportunidades y programas sociales. Por eso voy a ser el presidente de la gente, liderando un país en orden y con oportunidades.

Portada de la entrevista

«En nuestro gobierno solo habrá cárcel o muerte para los bandidos» es una frase suya que algunos de sus rivales han criticado. ¿Hasta dónde llegaría Federico Gutiérrez para recuperar la seguridad o el orden? ¿Buscaría más poderes?

Quienes la han criticado son candidatos que ni siquiera van a las regiones ni salen de Bogotá. Es decir, no saben lo que está sintiendo la gente, víctima de la violencia. O peor aún, hay otros candidatos que son complacientes con los violentos, pero les encanta atacar a la gente que trabaja y genera empleo.

Nuestra propuesta es muy clara e integral. En un lado tendremos oportunidades de empleo, educación y emprendimiento para quienes quieran actuar dentro de la legalidad. Pero en el otro, a quienes deseen seguir delinquiendo tendrá que caerles todo el peso del Estado. Al crimen hay que atacarlo con todas las herramientas posibles y de forma contundente, liderando el orden y garantizando las oportunidades.

¿Cómo resolvería la situación en regiones como Arauca y Cauca? ¿Necesita el país un Estado de excepción en estas zonas para recuperar la seguridad?

He estado presente en ambas regiones y soy consciente de que las situaciones, para empezar, son distintas por el solo hecho de presentarse en extremos opuestos del país. Es importante contextualizar cada situación. Lo que es común para ambas, sin embargo, es que la gente buena sufre y vive con miedo por causa de la violencia. Y esa violencia y a esos violentos hay que enfrentarlos con determinación. A mí eso no me da miedo: a los criminales les va a ir muy mal cuando yo sea presidente, así como ya les fue mal cuando fui alcalde.

Vamos a fortalecer a nuestras Fuerzas Militares y a la Policía; con ellos, todo mi compromiso y apoyo. Y para demostrar que estamos del lado de la gente que cumple la norma, vamos a llegar también con inversión social: escuelas, vías terciarias, conectividad, créditos para apoyar a los jóvenes de las regiones para que tengan futuro allí y ayuden a crecer a sus comunidades.

¿Qué haría con Venezuela, que refugia a tantos bandidos?

Venezuela es el mejor testimonio de lo que no puede pasar en Colombia. Un país con riquezas, que cayó en falsas promesas populistas y tuvo un salto al vacío que trajo pobreza, hambre, miseria, inseguridad, caos y abandono.

Peor aún, se convirtió en una dictadura que alberga terroristas y narcotraficantes. Eso lo pude vivir el pasado 12 de enero cuando estuve en Arauca, en la frontera, evidenciando y denunciando como el ELN y la disidencia Farc generan muerte y violencia en el territorio colombiano, e inmediatamente van y se esconden en Venezuela. Desde allá han planeado y coordinado los atentados no solo en Arauca, sino en Cúcuta y en Cali, por mencionar algunos hechos recientes.

¿Pero qué debe hacer Colombia con el régimen de Maduro?

Venezuela tiene que retornar a la democracia y hay que apoyarse en la comunidad internacional porque, aunque Colombia sea el país más perjudicado con esa dictadura, esta representa un problema para la región y afecta la geopolítica global.

En Arauca, donde la situación de seguridad es crítica

¿Qué cambiaría en el desarrollo del Acuerdo de Paz?

No me quiero devolver a la discusión de hace cinco años. Estoy pensando en que el país debe seguir adelante. Mi mensaje es muy claro: a quienes cumplan los acuerdos, el país les debe cumplir. Pero a quienes no y quieran seguir delinquiendo, traficando y masacrando, como lo hacían antes, les va a ir muy mal.

¿Habría también oportunidades para los exguerrilleros con usted como Presidente?

Para mí hay una gran diferencia entre los cabecillas de las Farc y la base. Mientras los primeros están en el Congreso y son los únicos que están en paz, la gran mayoría de los que se desmovilizaron, y que a la vez fueron víctimas de ellos, están buscando cómo salir adelante. Por eso, más que pensar en cumplirles a las cabecillas, es cumplirles a los miles de excombatientes que entregaron las armas. Como Presidente invertiré en las zonas PDET con oportunidades. Pero reitero, a quienes quieran regresar a la ilegalidad los perseguiremos con todo el peso del Estado.

Federico Gutiérrez no es solo seguridad, pero quizás su insistencia en el tema ha opacado el resto de sus propuestas. ¿Cuándo habla de crear oportunidades a qué se refiere concretamente?

La verdad es que yo he sido igualmente insistente en los temas sociales, solo que estos –que generalmente vienen cargados de buenas noticias– no salen en los periódicos ni en la televisión.

La seguridad es muy importante, pero evidentemente no es lo único. Mis mayores orgullos en mi gestión en Medellín tienen que ver con programas para niños y jóvenes: por ejemplo, más de 8.200 niños y jóvenes que estaban por fuera del sistema escolar regresaron a las aulas durante mi gobierno, porque yo mismo iba y los buscaba en sus casas. Además logramos una cobertura histórica para Buen Comienzo, el programa de Medellín para la primera infancia, e hicimos la inversión más alta de la historia de la ciudad para becas de educación superior.

O sea, ¿la idea fundamental es replicar lo hecho en Medellín?

Crear oportunidades, concretamente, es generar empleos, dar becas en educación, construir viviendas para garantizar que la gente tenga un techo seguro. Las cosas que hicimos en Medellín son replicables en Colombia si trabajamos unidos de la mano de los gobiernos locales y del sector privado. Como digo yo: todo es posible si “halamos todos para el mismo lado”.

¿Cuál será su estrategia para crear empleo y a qué se compromete en esa materia?

No hay mejor política social que la generación de empleo. Vamos a impulsar el crecimiento del país por encima del 5 %, buscar bajar el desempleo a un solo dígito y generar más de un millón de oportunidades de empleo anuales.

¿Y cómo lo hará?

Eso lo haremos moviendo la economía a través del impulso a múltiples sectores. En viviendas, construiremos más de un millón. Conectaremos más de 330 mil hogares a los servicios públicos de acueducto, alcantarillado y recolección de basuras.

Lleva más de dos años recorriendo el país. Aquí en campaña.

Impulsaremos la recuperación de la navegabilidad fluvial, de las vías férreas y triplicaremos la inversión en vías terciarias para el campo. De igual manera, terminaremos las autopistas 4G y empezaremos con el primer paquete de las 5G.

¿Y en economía exportadora?

Convertiremos a Colombia en una gran despensa mundial de alimentos y con responsabilidad ambiental, seguiremos potencializando la minería y la energía como motores de crecimiento. Consolidaremos a Colombia como un destino preferido y el turismo será un eslabón importante del proceso económico.

También el empleo requiere mejor formación…

Sí, fortaleceremos el Sena con más presupuesto y haremos que no solo haya más educación, sino que sea de calidad y con pertinencia. Pero para que todo esto ocurra es fundamental generar confianza, que exista seguridad física y jurídica, y que se garantice la inversión. Como Presidente, vamos a consolidar un país en orden y con oportunidades.

¿Reduciría el tamaño del Estado?

Sí, es una necesidad. Se necesita un Estado más austero y eficiente. Y esto no es carreta: de hecho, mi primer acto de gobierno como alcalde de Medellín fue eliminar seis vicealcaldías que habían creado anteriormente y eran pura burocracia.

¿Cómo atacaría la corrupción?

Lo primero, para atacar la corrupción, se necesita compromiso y liderazgo. Ya goberné y demostramos que se pueden hacer las cosas con transparencia. Por eso, vamos a luchar contra la corrupción de frente, trabajando con equipos honestos y aprovechando todas las herramientas tecnológicas disponibles para que no se pierda un peso.Entre los violentos y los corruptos se han llevado este país por delante. Estamos cansados de eso y no lo vamos a permitir más.

Esta no es una elección en la que deban primar los egos, ni los personalismos, ni los intereses partidistas.

Todo Presidente llega con una reforma tributaria escondida en el maletín. ¿Qué diría de la suya?

Antes de hablar de una reforma tributaria y determinar si se necesita o no, es importante tener un Estado austero y eficiente, que además luche contra la corrupción y mejore el recaudo combatiendo la evasión de forma contundente. También es fundamental utilizar primero los recursos que ya existen y están disponibles, como los 14 billones de pesos que están sin ejecutarse en los fondos de regalías de las diferentes regiones y que cada año, en promedio, logran acumular otros tres billones más sin ejecutar.

¿Y después sí más impuestos?

El gran problema de las reformas tributarias en Colombia es que tienen medidas y visiones que no resuelven los problemas de recaudo en el largo plazo. Las medidas que se adopten tendrán que implementarse de manera paulatina y sostenible, con un plazo de unos 10 años. Que la devolución del IVA llegue a más hogares, que se amplíe la obligatoriedad de la factura electrónica, ser muy estrictos con quienes no están pagando, son algunos ejemplos.

“Mi candidatura es cívica, ciudadana e independiente”, dice.

¿Sería un Presidente de grandes reformas?

El país necesita, por lo menos, tres reformas adicionales a la tributaria que ya discutimos: una reforma a la justicia que permita mayor eficiencia; una reforma pensional que proteja a los adultos mayores y una reforma laboral que impulse la formalización en el país.

Usted dice: no más centralismo, hay que gobernar desde las regiones. ¿Se imagina una Colombia federal o con regiones más autónomas desde la Constitución?

Lo primero es tener un gobierno cercano a la gente. Mi gabinete, la agenda y los temas que lideraremos tienen que representar la diversidad de las regiones.

Me imagino sobre todo un Estado más presente en las regiones. La solución no es crear más normas o modificar las existentes, sino tomar decisiones informadas de acuerdo con las potencialidades de cada zona de Colombia y llevar el Estado a las regiones con proyectos pertinentes. Hoy, por ejemplo, esos 14 billones de pesos sin ejecutar del fondo de regalías que ya mencioné equivalen casi a una reforma tributaria. Eso no tiene sentido, habiendo tantas necesidades en el país. Esa plata tiene que llegar a las regiones. Ese es el tipo de descentralización de la que hablo.

Mientras Petro tiene un discurso de odio y división, él mío es de unión y trabajo en equipo por el país.

Casi todos los candidatos ven a Gustavo Petro como el rival en segunda vuelta. Él tiene dos campañas presidenciales en su hoja de vida y usted no. ¿Qué haría para derrotarlo?

Yo represento todo lo contrario a lo que representa Petro y por eso lo vamos a derrotar en las urnas. Mientras él ataca a quienes generan empleo y pone en riesgo a las empresas, yo admiro y respeto a quienes generan esas oportunidades. Mientras él quiere acabar y expropiar empresas, yo quiero y voy a cuidar las que hoy existen y generar las condiciones para que se creen nuevas con más y mejores empleos.

Mientras él tiene un discurso de odio y división, él mío es de unión y trabajo en equipo por el país. Mientras él es complaciente con grupos criminales, yo los enfrento con decisión y sin miedo. Mientras él necesita el caos, el desorden y que a la gente le vaya mal para poder sustentar su discurso político, a mí me interesa liderar un país en orden y con oportunidades. Él admira los modelos de Venezuela, Cuba y Nicaragua, y yo defiendo un modelo donde se preserve la democracia, la libertad y la libre empresa.

Si usted gana la consulta de Equipo por Colombia, ¿negociaría con Óscar Iván Zuluaga una unión para la primera vuelta?

Tenemos la responsabilidad de cuidar la democracia y el país ante riesgos de proyectos populistas, autoritarios y corruptos que existen. Esta no es una elección en la que deban primar ni los egos, ni los personalismos, ni los intereses partidistas. Aquí lo importante es Colombia. Por eso tengo claro que todos aquellos que defendamos las libertades y la democracia debemos estar unidos. Por ahora necesito el apoyo de todos los que creemos en estos valores para ganar la consulta de nuestro Equipo por Colombia el 13 de marzo y ya luego seguir sumando.

Federico está en la consulta de Equipo por Colombia. Barguil (izq.) y Peñalosa (cuarto), sus rivales junto con Álex Char.

¿Hay riesgo de que se desintegre o se desinfle Equipo por Colombia con Zuluaga por fuera?

Estamos unidos, trabajando en equipo y recorriendo las regiones. Por mi parte, seguiré buscando la unidad de todos los que queremos liderar un país en orden y con oportunidades. Seguiré en la calle con la gente.

¿Si gana la consulta de Equipo por Colombia, escogerá vicepresidente de la coalición o de afuera?

Eso todavía no se ha definido. Paso a paso, tiempo al tiempo…

Mi gabinete, la agenda y los temas que lideraremos tienen que representar la diversidad de las regiones.

¿Cómo ve a la Coalición Centro Esperanza? ¿Quién será su rival en primera vuelta para el cupo a segunda?

Yo estoy concentrado en mi coalición y en mi campaña, no en la de ellos.

¿Qué les dice a quienes creen que usted es el candidato tapado del gobierno?

Soy el candidato de la gente. No tengo partido. Mi candidatura es cívica, ciudadana e independiente. No voy a gobernar con retrovisor. Voy a gobernar mirando hacia adelante. Lo que funcione vamos a dejarlo y a mejorarlo; lo que no, lo vamos a cambiar. Por eso quiero ser el Presidente de la gente y liderar un país en orden y con oportunidades, una Colombia que se construya desde las regiones y con los ciudadanos.

contraloría

Posible demora en recursos para mantenimiento en la unidad contra incendios


Mindeportes

Senador propone agendar de manera inmediata la moción de censura a Mindeporte


Agmeth Escaff

Agmeth Escaf lanza pullas a Álvaro Uribe por victoria de Nayib Bukele