Miércoles, 17 de abril de 2024
Suscríbase
Miércoles, 17 de abril de 2024
Suscríbase
Victor G. Ricardo Victor G. Ricardo economia

¿Habrá pasaporte sanitario para vacunados?

Más de este autor

Por Víctor G. Ricardo

Vale la pena hacer un breve análisis sobre la situación política, económica y social en Europa y en el mundo, para que nos sirva también como reflexión respecto a lo que acontece en los países amigos, como por ejemplo España, donde la situación sigue completamente dominada por el tema de la pandemia.

España, al igual que Europa, sigue sumida en numerosas restricciones. A medida que llegó la Semana Santa y asoma la primavera —y con ella mejora el tiempo—, en las calles se ve mucha más vida y, entre los ciudadanos, crecen los deseos de viajar y visitar a familiares a los que no se ha visto en tantos meses, todo con la esperanza de que la alegría que trae esta época del año no se vea afectada por el virus circundante.

Sin embargo, cada día que pasa, la situación económica se ve más comprometida, como sucede en gran parte del mundo, sobre todo en el sector del ocio, de la hostelería y los servicios (restaurantes, cafeterías y entretenimiento, entre otros). En España, un país en el que el desempleo venía disminuyendo a grandes pasos, ya se han perdido más de 600 000 puestos de trabajo —a pesar de los mecanismos de protección establecidos (ERTE) desde el inicio de la crisis— y más de 200 000 empresas han cerrado (lo que corresponde a aproximadamente a 1 de cada 6 compañías).

La vacunación, por su parte, va mucho más lenta de lo planeado y lo esperado por los ciudadanos españoles. No obstante, el sentimiento general es que queda cada vez menos tiempo para el deseado retorno a la normalidad. Una de las medidas que se están barajando para acelerarlo tiene que ver con el transporte de viajeros. En la Unión Europea está restringida la entrada a viajeros provenientes de otros países del mundo, salvo en determinadas excepciones (nacionales, residentes legales en el país, visado de larga duración y diplomáticos). En los Estados Unidos, por ejemplo, el gobierno del presidente Joe Biden implementó medidas similares frente a pasajeros procedentes del exterior, además de las disposiciones internas que los gobernadores de los estados han tomado sobre sus territorios para defenderse del coronavirus. Y esto no solo ocurre en Estados Unidos: estas medidas son frecuentes en todo el mundo y no se limitan a los temas migratorios; van mucho más allá. Estas políticas, que no restringen del todo, pero buscan mecanismos que puedan controlar la pandemia, se ven cada vez más. La Unión Europea está estudiando la puesta en marcha del pasaporte de vacunación para facilitar los viajes dentro de la UE a quienes ya hayan recibido la vacuna.

Hoy en día hay mucha preocupación en el sector turístico ante la llegada de la temporada de verano. El pasaporte sanitario supondría un alivio al sector, tan golpeado por la covid-19. Aerolíneas, hoteles, restaurantes y todo lo que está ligado al turismo están presionando para que se apruebe y así mejorar su situación económica. Aun así, existen dudas sobre si esta medida es apropiada y si ofrecería algún beneficio, pues para que su aplicación sea útil habría que confirmar cuánto dura una vacuna, si un vacunado puede ser transmisor del virus y cómo reaccionan los vacunados ante las nuevas variantes.

Francia cuestiona que se discrimine a los ciudadanos en función de que estén o no vacunados. En ese país, la mitad de la población tiene dudas sobre si vacunarse o no. Asimismo, cree que también atenta contra el principio de libertad de movimientos de la UE. Además, el 75% de las vacunas se ha administrado en apenas diez países.

En Estados Unidos aún no se ha decidido si el estar o no vacunado puede condicionar las actuales restricciones de viaje, ni se habla, por el momento, de un pasaporte sanitario. En China sí se está trabajando en un certificado que les permita viajar a las personas vacunadas. Será importante unificar criterios entre los países para que los vacunados de todo el mundo puedan beneficiarse de una mayor movilidad, incluidos los de América Latina. La Organización Mundial de la Salud (OMS) no se ha pronunciado, por el momento, a favor del pasaporte sanitario, pero se espera que aborde esta cuestión de manera inmediata, en especial, de cara a la cercanía del verano en el hemisferio norte.

Hoy en día, la mayor preocupación que tienen los Gobiernos es vacunar al 70% de sus habitantes para así alcanzar la inmunidad de rebaño, pero mientras esta meta se cumple han recomendado seguir con las medidas de prevención, como el uso del tapabocas, el lavado de manos, el distanciamiento prudencial entre las personas y la no realización de eventos con presencia de muchas personas. Estas medidas se recomiendan no solo a los no vacunados, sino también a los que ya lo están, hasta tanto, como ya lo dije, se consiga la inmunidad de rebaño.

Por otra parte, en Europa se teme que llegue el cuarto pico de la pandemia y a América Latina, el tercero. Se podría decir “amanecerá y veremos”.

Tags