Viernes, 01 de marzo de 2024
Suscríbase
Viernes, 01 de marzo de 2024
Suscríbase
Simón Santiago Doncel Simón Santiago Doncel Nicolás Maduro

Genocidios selectivos

Más de este autor

Se cumplen dos meses de la barbarie escalada entre los bandos de Israel y Hamás en la Franja de Gazaque ha dejado miles de víctimas inocentes en ambos lados de la frontera, como en todas las guerras…

Como es bien sabido por el público colombiano e internacional, el Presidente de la República, Gustavo Petro y su sector político, han dedicado gigas de trinos y discursos en los que los israelíes no son tildados de menos que genocidas y más recientemente en la COP28, el Jefe de Estado concluyó en uno de sus momentos de divina clarividencia que lo que está ocurriendo allí, es: “El genocidio y la barbarie desatada sobre el pueblo palestino es lo que le espera al éxodo de los pueblos del sur desatado por la crisis climática”.

Esto recuerda también cuando afirmó en una entrevista en 2021, que la pandemia del Covid-19 había sido causada por el cambio climático y ni hablar del Ministro de SALUD (sí en mayúsculas), que dijo que las vacunas para combatir ese virus fueron un experimento contra los más pobres, que las EPS inauguran clínicas todos los días o que en Colombia se multiplicaron las camas UCI porque era un negocio…

El “plot twist” hablando en jerga cinematográfica, es que no ha habido un solo pronunciamiento, trino, discurso o comunicado del Presidente o la Cancillería hablando sobre el primer mejor amiguis de Colombia: Nicolás Maduro, dictador de Venezuela, quien realizó un referendum para “refrendar socialmente” su intención de anexionar el Esequibo, que compone gran parte del territorio de Guyana, a pesar de que la Corte Internacional de Justicia ordenó no realizar acciones que alteren o agraven las tensiones actuales.

Una jugadita calcada de Putin en Donetsk, Lugansk, Zaporiyia, Jersón y Crimea… Al contrario, partidos pertenecientes del Pacto Histórico como la Unión Patriótica, que tristemente han vivido el genocidio, apoyaron las acciones de Maduro. ¿Genocidios selectivos?

El Estatuto de Roma de 1998, define al genocidio como la destrucción total o parcialmente de un grupo nacional, étnico, racial o religioso.

Pongámoslo en perspectiva:

1- Hay casi 8 millones de venezolanos que han salido de su país para huir del régimen, estos constituyen casi un cuarto de la población venezolana y miles de estos pasan o mueren anualmente intentando cruzar el Darién hacia Panamá.

2- Miles de venezolanos han sufrido la persecución, asesinato y encarcelamiento por ser opositores del chavismo, incluyendo a los medios de comunicación cerrados.

3- Cerca del 53% de los venezolanos viven en situación de pobreza extrema y ocho de cada diez se encuentra por debajo del umbral de pobreza.

4- Venezuela no alcanza y ahora Maduro va por Guyana. Ya se ha anunciado que se creará el estado de Guayana Esequiba, se otorgarán licencias para la explotación de crudo, gas, minas y se desarrollará una "zona de defensa integral de la Guayana Esequiba”.

Hay cuestiones que van más allá de ser de izquierda o de derecha, es una cuestión de simple humanidad. No hay que ser Miley o Petro para condenar ambos casos…

¿El gobierno colombiano puede permitirse callar sobre una de las catástrofes sociales y humanitarias más importantes del mundo en los últimos años, como la causada por Chávez y Maduro, pero condenar los desmanes que han realizado Netanyahu y sus predecesores en Palestina?