Jueves, 30 de mayo de 2024
Suscríbase
Jueves, 30 de mayo de 2024
Suscríbase
Nicolás Ordoñez Nicolás Ordoñez Ruiz Gobierno Nacional

Me da pena, pero la ciudad bonita es un ejemplo

Más de este autor

Después de la pandemia, el país quedó afectado principalmente en temas sociales. En 2020 registramos un 42,5% en pobreza monetaria, gravísimo; si no hubiese sido por los esfuerzos del Gobierno Nacional de la época, el resultado habría sido desastroso.

Nicolás Ordóñez Ruiz. Ex Secretario Privado MinInterior y asesor MinDefensa, Cancillería. Twitter: @NicoUCD

Según el DANE, Bucaramanga lleva 18 meses continuos siendo la ciudad con el menor registro de desempleo en Colombia, alcanzando además una reducción histórica en la tasa de informalidad, casi 10 puntos porcentuales por debajo de la media nacional. No es un tema menor, y debemos reflexionar respecto a qué se ha hecho.

Históricamente, de por sí, el santandereano ha sido resiliente por naturaleza, y esto tiene un componente sociológico. Los relieves del departamento son muy accidentados, por lo tanto, la tierra ha resultado muy difícil de trabajar, condición que desde el inicio de los tiempos les ha dado a los nacidos en esta zona del país un factor diferencial con el resto -en este sentido-.

Después de la pandemia, el país quedo afectado principalmente en temas sociales. En 2020 registramos un 42,5% en pobreza monetaria, gravísimo; si no hubiese sido por los esfuerzos del Gobierno Nacional de la época, el resultado habría sido desastroso.

Bucaramanga en ese contexto hizo algo muy importante: tomar decisiones basadas en la información y no en la emoción, siendo la segunda ciudad de Colombia con la vacunación más rápida. Curiosamente, también abrió los colegios públicos más rápido que cualquier otra ciudad, con un propósito: que las madres y padres pudieran salir a trabajar rápidamente en lugar de estar en casa.

Por otro lado, para impactar en el empleador, si bien los subsidios a la nómina fueron generales, se focalizaron y fortalecieron los sectores de producción más fuertes de la urbe, como el sector calzado, por ejemplo.

Lo anterior se materializó en acciones como $70.000 millones otorgados en microcréditos a través del instituto de empleo y $400.000 millones invertidos en obras públicas, esto se tradujo en empleo. Hoy la cifra de desempleo es de 7,3% y la brecha de género en tasa de desempleo es de -0.4%, es decir, las mujeres tienen más trabajo que los hombres.

Al margen del éxito de Bucaramanga, que ha sido un ejemplo en el trabajo armónico entre la Alcaldía municipal, empresarios, PYMES, academia y por supuesto la base laboral, hoy Colombia refleja que va muy mal en materia de crecimiento económico con apenas un 0,3%. Demoledor.

Estoy plenamente de acuerdo con el exministro de Hacienda, José Manuel Restrepo, los ires y venires del Gobierno Nacional, sus deplorables reformas y la falta de decisión nos tienen hoy en una «economía enfriada por la incertidumbre”.