Jueves, 20 de junio de 2024
Suscríbase
Jueves, 20 de junio de 2024
Suscríbase
JOSE LUIS MARULANDA José Luis Marulanda Gustavo Petro

¿Es posible combinar instrumentos financieros con incentivos de conservación y restauración de bosques?

Más de este autor

En Colombia, se ha implementado el mecanismo de pago de impuestos ‘Obras por Impuestos’. Este mecanismo permite a las empresas pagar hasta la mitad de sus obligaciones tributarias mediante la ejecución de proyectos de inversión pública con impacto social

Por: José Luis Marulanda

La Amazonía, conocida como el pulmón verde del planeta, se enfrenta a una creciente amenaza: la deforestación. Año tras año, este ecosistema compartido por Brasil, Perú, Colombia y Ecuador lidera la lista mundial en pérdida de bosques, lo que tiene un impacto devastador en la biodiversidad y contribuye significativamente a las emisiones de gases de efecto invernadero. Frente a esta urgente crisis ambiental, surge una pregunta crucial: ¿Existe la posibilidad de combinar los instrumentos financieros ya existentes en la región amazónica con incentivos para promover la conservación y restauración de los bosques?

La deforestación es responsable de entre el 10 % y el 15 % de las emisiones de dióxido de carbono (CO2) en todo el mundo, según el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), combatir la deforestación se ha convertido en prioridad para la lucha contra el cambio climático. Sin embargo, la conservación de la Amazonía no puede recaer únicamente en los hombros de gobiernos y organizaciones ambientales. Se requiere una participación del sector financiero y empresarial para impulsar soluciones sostenibles y rentables.

En Colombia, se ha implementado el mecanismo de pago de impuestos “Obras por Impuestos”. Este mecanismo permite a las empresas pagar hasta la mitad de sus obligaciones tributarias mediante la ejecución de proyectos de inversión pública con impacto social. Los proyectos incluyen el desarrollo de infraestructuras, iniciativas de educación pública, sistemas de acueducto y alcantarillado, mejoras en la conectividad digital, medidas de adaptación al cambio climático y pagos por servicios ambientales en Zonas Más Afectadas por el Conflicto Armado (ZOMAC) y regiones donde opera el Programa de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET).

La combinación de los instrumentos financieros existentes, como el mecanismo de Obras por Impuestos, con incentivos a la conservación y restauración de bosques, como los pagos por servicios ambientales, puede ser una estrategia efectiva para abordar la deforestación en la región amazónica. Estos instrumentos financieros pueden proporcionar recursos económicos para implementar proyectos de conservación y restauración, mientras que los incentivos pueden motivar a las comunidades locales y a las empresas a participar en la protección de los bosques.

Es importante reconocer que esta combinación de instrumentos financieros e incentivos no estará exenta de desafíos. Se requerirá una coordinación efectiva entre los diferentes actores, incluyendo gobiernos, empresas, organizaciones ambientales y comunidades locales.

Sin embargo, a pesar de los desafíos, es crucial perseguir esta meta. La inclusión de negocios verdes y proyectos de reducción de la deforestación en las líneas de inversión del mecanismo de “Obras por impuestos” representa una oportunidad valiosa. Este enfoque fortalecerá el sector agropecuario y contribuirá a la consolidación de la paz en las zonas afectadas por el conflicto armado, mejorando en última instancia la calidad de vida de las comunidades locales y potenciando la capacidad de adaptación de los ecosistemas frente al cambio climático y otros impactos ambientales.

La protección de la Amazonía no puede recaer únicamente en los gobiernos, sino que requiere la participación de todos los actores involucrados. Uniendo fuerzas y promoviendo la colaboración entre los sectores público, privado y la sociedad civil, podemos lograr un futuro sostenible para la Amazonía y para todo el planeta. La conservación y restauración de los bosques amazónicos son fundamentales para garantizar la supervivencia de innumerables especies, preservar la biodiversidad y mitigar los efectos del cambio climático. Es nuestra responsabilidad actuar ahora y proteger este invaluable tesoro natural para las generaciones presentes y futuras.

Gracias al apoyo de las iniciativas del CGIAR: AgriLAC, NPS y Mitigate+; y el proyecto IKI-SLUS.