Martes, 23 de abril de 2024
Suscríbase
Martes, 23 de abril de 2024
Suscríbase
JORGE HERNAN PELAEZ Jorge Hernán Peláez Regla Fiscal

Cuentas chimbas

Más de este autor

El Congreso aprobó esta semana el presupuesto general de la Nación para el año 2024. La propuesta presentada por el Ministerio de Hacienda y Crédito Público alcanzó la cifra más alta de la historia, en efecto, tendremos un rubro monstruoso que supera los 500 billones de pesos.

El apetito voraz de algunos contratistas del Estado es de nunca acabar. Los políticos que aprueban eso, hacen parte de los partidos que también fijan sus intereses propios. Una agrupación de irresponsables, de los cuales muchos ni tendrán claras las cuentas de sus propias casas.

Andrés Velasco, Director Técnico miembro del Comité Autónomo de la Regla Fiscal explicó en detalle las preocupaciones, que fueron múltiples, con respecto a la realidad de los futuros ingresos de la nación. Velasco reseñó que algunos ingresos de gestión de la DIAN y negociaciones sobre demandas al Estado son cuentas alegres, que no son recurrentes sino ocasionales, y no deberían ser tenidas en cuenta a la hora de un modelo de presupuestación. Es un poco ensillar la bestia antes de comprarla.

En cuanto a temas de subejecución, algo que se volvió normal para este gobierno en cualquiera de los despachos, el vocero de la entidad explicó que eventualmente "si es necesario recortar el Presupuesto General de la Nación ya hay una meta de subejecución de 15 billones de pesos, eso hace que recortes adicionales sean más complicados de hacer".

Un principio básico de la contabilidad, el de la prudencia, no fue aplicado esta vez. No se deben causar o contabilizar ingresos que son inciertos. Aplica para las ventas, para la facturación, estados financieros y también para el proceso presupuestal. Si nos pegamos al pie de la recomendación del Comité Autónomo de la Regla Fiscal ese ejercicio de 2024 quedó mal hecho. Realmente es una grosera chambonada, como se dice popularmente en la calle.

Aprobaron el proyecto sin mirar los detalles. Dudo de las capacidades de algunos parlamentarios para hacer una regla de tres. Los que asisten diariamente al Congreso dicen que en este período el gobierno del Pacto Histórico se ha encargado de inundar de ríos de mermelada a los miembros de los partidos políticos en Cámara y Senado. La misma mermelada que será usada para aprobar las reformas que vienen intentando pasar desde el principio: salud, trabajo y pensiones.

Para lo que falta del año, noviembre y diciembre, una vez pasadas las elecciones territoriales, veremos si realmente hay compromiso de los partidos por hacer lo que dicen en redes sociales. Hay políticos que no les importa votar una cosa y luego salir a medios a defender otra. Como si la gente fuera tonta y no se diera cuenta del modus operandi. Es realmente nauseabundo lo que hace o deja de hacer en cada proyecto de ley el Partido de la U o los liberales. Al menos el partido Conservador mantiene un mínimo nivel de coherencia en su línea editorial y de votación.

La Corte Constitucional probablemente entrará a revisar la recomendación del Comité Autónomo de la Regla Fiscal, ya que la grave alerta es bastante explícita. Colombia no puede caer en lo de países como Argentina o Grecia, que es gastar de una manera desbordada sin tener los ingresos que lo soporten. Ese es el tipo de errores que llevan a incrementar significativamente los niveles de deuda y luego vienen los dolores de cabeza para pagarla. Estamos al filo de la navaja. Históricamente nuestro país ha mostrado ser financieramente serio como para llegar ahora a las aguas turbias de las cuentas chimbas.