Domingo, 14 de abril de 2024
Suscríbase
Domingo, 14 de abril de 2024
Suscríbase
JORGE HERNAN PELAEZ Jorge Hernán Peláez Inflación

Comenzó la batalla contra la inflación

Más de este autor

Comienza un nuevo año con algo de ambiente prometedor para la variable más difícil de controlar en cualquier economía: la inflación. Se conoció en las últimas jornadas de 2023, que según el DANE el Índice de Precios del Productor IPP presentó una variación promedio a la baja. Los precios se calculan dentro de una canasta de bienes representativa de la producción nacional e importaciones. Resulta ser el indicador coyuntural sobre lo que cuestan las materias primas, es decir, bienes en el primer canal de distribución.

Que los precios del productor estén a la baja es una noticia muy positiva, pues en el largo plazo eso se debería traducir en menores precios al consumidor, es decir inflación baja y razonable al menos en algunas categorías. Las cifras exactas hablan de que en diciembre de 2023 se presentó una variación anual negativa de 5,79 % comparada con el mismo mes de 2022. El sector de minas y canteras tuvo una caída del 30,15% jalonando fuertemente el promedio hacia terrenos rojos.

Al desagregar el promedio, los bienes con mayor contribución negativa en el último año fueron: la hulla junto a aceites de petróleo y aceites de minerales bituminosos crudos. Por su parte el café trillado también conocido como café verde disminuyó de manera significativa. En sentido contrario, las principales contribuciones positivas al promedio fueron las frutas, la gasolina de automóviles junto a la gasolina mezclada con etanol. Estos últimos efectos eran previsibles de acuerdo a la eliminación sistemática de los subsidios a los combustibles, por parte del gobierno nacional. Otra buena noticia es que los aumentos de precio de la gasolina ya terminaron y a partir de ahora, supuestamente tendremos un precio fluctuando, sin subsidios, a la par del precio del barril de petróleo internacional. Algunos analistas advierten que habrá riesgos si escala el conflicto de Israel vs. Hamás en medio oriente.

Nadie, salvo los miembros de la OPEP, quiere volver a ver precios de barril de petróleo por encima de 100 dólares. Hoy podemos pronosticar que si no hay decisiones drásticas de producción el petróleo debería oscilar entre 60 y 75 dólares por barril a lo largo del año. Esto finalmente estabiliza a Colombia con un precio de gasolina menos volátil, aunque en un nivel alto para muchas familias.

La nueva caída del IPP en Colombia se da en la antesala de que el DANE anuncie cómo resultó la inflación total de 2023. Los analistas del mercado esperan un nivel entre 9,3 % y 9,8 %. En ese sentido el aumento del salario mínimo de 12% resulta en mejor capacidad adquisitiva para los hogares. Es por esto que el ministro de Hacienda, Ricardo Bonilla, ha explicado que durante el 2024 comenzará una reducción importante en inflación, situación que permitirá al Banco de la República disminuir nuevamente las tasas de interés.

Hay un elemento importante de toda la ecuación económica y es la confianza. Si los hogares consumen y ayudan a mover el aparato productivo podríamos ver nuevamente números positivos de crecimiento económico, para así alejarse definitivamente del fantasma de la recesión, que es un mal que asusta y ronda por varios países en diferentes latitudes. Ojalá este primer número que conocemos se decante hacia mejores precios, por el bien de una sociedad golpeada en sus bolsillos desde la época de la pandemia. En algún momento las cosas deben rebotar para respirar aires más saludables.