Miércoles, 29 de mayo de 2024
Suscríbase
Miércoles, 29 de mayo de 2024
Suscríbase
JORGE HERNAN PELAEZ Jorge Hernán Peláez colegios

Clases sin celular

Más de este autor

Uncoli, la organización que agrupa a los principales colegios internacionales y bilingües de Bogotá, acaba de tomar una trascendental decisión sobre el uso de la tecnología en la educación escolar. El mensaje global es que habrá nuevas restricciones al uso de celulares, relojes inteligentes, audífonos y otros dispositivos con conexión a internet. La tecnología para ciertos grados quedará prohibida y en otros será de uso muy limitado. Cada colegio impondrá sus propias reglas, buscando mejorar los niveles de atención en clase del estudiante promedio.Las nuevas medidas de paso reducen fenómenos que existen actualmente como el matoneo digital, las apuestas deportivas, la pornografía, alumnos viendo por streaming partidos de fútbol en vivo, o escuchando conciertos de música en Spotify o Youtube. Se han documentado algunos casos extremos de adolescentes osados que se han dedicado a ver series de Netflix en plena clase.

Desde el punto de vista de los jóvenes que cruzan por el bachillerato la gran mayoría no conciben sus días sin un celular y acceso a Internet. Comencemos mirando lo bueno de la tecnología. Los diferentes beneficios de tener un teléfono celular para los estudiantes comienzan desde la facilidad para comunicarse fácilmente con sus padres en caso de cualquier situación urgente. A nivel de aprendizaje, el buen uso de la herramienta permite tener acceso rápido a información en línea. Videos de clases similares de otros colegios en el mundo, documentos en PDF con exámenes resueltos de la materia que quiera, que le permiten estudiar mejor para preparar exámenes. A nivel de investigación y recopilación de información es un dispositivo bastante eficiente. Hay recursos elaborados específicamente como herramientas educativas, utilizando aplicaciones y plataformas que facilitan el proceso de aprendizaje. Khan academy, por ejemplo, es una herramienta fabulosa para cualquier escolar del mundo. Hay aplicaciones de aprendizaje de idiomas, juegos educativos, así como materiales interactivos de estudio y revisión.

Los estudiantes adicionalmente pueden configurar recordatorios en sus teléfonos con las tareas y trabajos pendientes lo que puede mejorar su productividad. Muchos hoy no se reúnen presencialmente y pueden colaborar con sus compañeros de grupo remotamente. Otra de las maravillas es la posibilidad de grabar con la cámara o tomar fotografías de temas importantes. Algunos profesores a nivel mundial permiten la grabación en audio de sus clases, como complemento a la toma de apuntes. Sumado a eso están las aplicaciones del celular como calculadoras que apoyan los procesos de materias como matemáticas o física.

Uno de los grandes líos es que apareció un monstruo marino de mil cabezas. La llegada de tecnologías basadas en Inteligencia Artificial llevó a la educación a nivel mundial a repensar todo. La copia, el plagio, los derechos de autor son zonas que ahora se han vuelto mucho más minadas. En general, la forma de pensar de un estudiante que se apoya en su asistente de Inteligencia Artificial, cambia totalmente hacia lo analítico y humanístico. La memorización, repetición y toma de decisiones entra en total reevaluación. Es por esto que los colegios buscan algún tipo de restricción en ciertos grados, y en ciertos espacios de colegio. Hay profesores que han expresado que durante la sesión de clase, cero acceso a celular, y que la tecnología la pueden usar después en su casa para resolver tareas o simplemente profundizar en el estudio.

Hay algunos profesores de estos colegios que propusieron volver de nuevo a la prueba oral, explicaciones en el tablero sin ningún tipo de tecnología mientras dure la evaluación. En muchos colegios la prohibición del celular durante las clases va a ir de la mano de exámenes escritos y trabajos para entregar a mano, así sean individuales o en grupo. La tesis es muy sencilla, es igual que el uso del celular mientras se maneja un vehículo, la experiencia de aprender y manejar se mejora 100% si se detiene parcial o totalmente la experiencia de estar conectado a Internet. Con menos distracciones los estudios demuestran que las notas subirán, ya que el foco de atención de los estudiantes cambiará. Ojalá Uncoli tenga razón.