Martes, 11 de junio de 2024
Suscríbase
Martes, 11 de junio de 2024
Suscríbase
JAIME E ARANGO Jaime E. Arango Opinión

La Secta del Pacto

Más de este autor

Esta organización milenarista ha declarado a través de su líder que su propósito es “expandir el virus de la vida por las estrellas del universo”. La Secta no ha proveído, al menos públicamente, cuáles son las acciones necesarias para lograr este propósito, pero se rumora que tan solo un puñado selecto de iniciados está al tanto de los rituales y liturgias que conducen a dicho objetivo. Esta Secta suscribe la idea, tan cara al idealismo clásico, de que la historia es una forma de ficción, que los hechos y datos son tan solo elementos narrativos, por eso afirman que la que la federación americana es el resultado de la derrota confederada y no de su promulgación por la Constitución en 1787. Dicen que en determinados niveles secretos la Secta trabaja intensamente en una completa revisión de la historia universal.

En el que ya es mundialmente conocido como el Sermón de Nueva York, aunque también circula una edición de bolsillo para no creyentes bajo el título de Meditaciones enManhattan, el líder del Pacto postuló su idea de la salvación “para que puedan vivir alejados del apocalipsis y de los tiempos de la extinción”, por medio de “la revalorización de lo común”, que es una gnosis superior, el individuo debe desaparecer en función de lo colectivo, o de lo contrario vendrá el final de los tiempos. Una nunca vista apelación a la generosidad del alma humana. Esta es quizá la razón por cual el Sermón de N.Y, ya traducido al mandarín, ha sacudido las bases del confusionismo.

No se sabe si la totalidad del corpus de conocimientos de la Secta es todo producto del líder, o si detrás de él opera un grupo secreto de sabios anónimos, pero solo una especie de think tank del más alto nivel pudo haber producido la tesis de revisionismo del agua potable, o “aporía del acueducto”, que refuta la antigua práctica griega de la conducción y purificación del agua y demuestra que ha sido un error de hombres blancos ricos y esclavistas. “Desde tiempos antiguos se recoge las aguas lluvias en el Caribe. Ahora debería ser norma obligatoria en el urbanismo moderno”. Dicen que esta revelación es producto de su mágica experiencia infantil, en la cual sus maestros sacerdotes lo sumergían en estas aguas que son la fuente primigenia de su posterior iluminación, pero solo son rumores. En todo caso sus revelaciones relacionadas al agua son una fuente de inspiración para cualquiera. “La solución a la migración es volver a que el agua llene los ríos”. Emigran…hacia donde está el agua”.

La Secta del Pacto es universal, no reconoce compatriotas sino solo correligionarios. Solo ellos ven lo que nadie más ve.

¿Qué decir del grupo de esforzados creyentes que excavan incansablemente un antiguo trapiche porque el líder tuvo allí la visión un cementerio? Pero para los creyentes y seguidores del Pacto, la idea más importante, unida a sus tradiciones y prácticas, es la transformación por el fuego. Los seguidores recordarán siempre que fue el fuego la fuerza que los llevó al liderazgo mundial, el fuego como expiación para los culpables porque tan solo se librarán del poder purificador de las llamas cuando acepten los preceptos del Pacto.