Lunes, 26 de febrero de 2024
Suscríbase
Lunes, 26 de febrero de 2024
Suscríbase
Hatem Dasuky Opinión

¿Encuentro por una vecindad fraterna y con bienestar?

Más de este autor

El cinismo de algunos gobernantes de izquierda para manejar sus relaciones diplomáticas no tiene límites, como tampoco la tienen por el respeto a la democracia y la oposición.

Mientras se realizaban las elecciones primarias en Venezuela, Maduro estaba en México abrazándose con Diaz Canel, López Obrador y Petro, quizás indiferente o mejor, haciendo gala de su cinismo porque nada le importa la oposición.

En la “Cumbre Regional Sobre Migración”, convocada por AMLO en Chiapas, hubo paseo por unas pirámides y carcajadas especialmente las del causante de la crisis migratoria más grande que haya tenido América Latina: la diáspora venezolana.

Al encuentro denominado “por una vecindad fraterna y con bienestar”, que recuerda más a la vecindad del Chavo del Ocho, asistieron casi todos los países de Centroamérica, bastante afectados por el tránsito de los migrantes hacia el norte, menos Nayib Bukele, que, en materia de relaciones internacionales - entre otras - la tiene más clara que el resto de sus homólogos y seguramente no quería ser garante de semejante farsa de la “vecindad fraterna, soberanía alimentaria, autosuficiencia sanitaria, seguridad energética, combate al crimen organizado trasnacional…”

¿En serio creían que el presidente que está arrancando a El Salvador de las garras de la delincuencia organizada se iba a tomar la foto con el presidente del régimen que financia a las FARC y el ELN?

¿O iba correr para abrazar al dictador que tiene a su pueblo atravesando la Selva del Darién con niños en la espalda?

Toda la región ha sufrido la delincuencia de las bandas transnacionales y ha visto familias venezolanas en los semáforos rogando por un pan, mientras en la cumbre siguen diciendo que la crisis migratoria tiene que ver con el cambio climático. No creo que se les haya “chispoteado”, están convencidos de ello.

Paralelo al encuentro de Palenque, casi dos millones y medio de venezolanos acudieron a las urnas para elegir como candidata presidencial a María Corina Machado para enfrentar a Maduro, al tiempo que Diosdado Cabello manifestaba que “no hay ni una sola posibilidad, ni media, ni cero coma uno de posibilidad que una persona que esté inhabilitada, pueda ser habilitada para participar en una elección presidencial, así esté vestida, arregladita y peinada, no hay ni una sola posibilidad”.

¿Qué tal la “vecindad fraterna y el bienestar”? conviven más fácil Don Ramón y el Señor Barriga.

Van a las “cumbres” a firmar románticos acuerdos mientras tienen a sus pueblos oprimidos, sin las mínimas garantías para ejercer una oposición democrática y sumidos en la miseria.