Martes, 23 de julio de 2024
Suscríbase
Martes, 23 de julio de 2024
Suscríbase
Hassan Nassar Gustavo Petro

Sin seguridad no hay futuro

Más de este autor

La seguridad no es una bandera ideológica como lamentablemente lo han hecho creer en Colombia. La seguridad es la garantía fundamental de que el orden constitucional vigente se respeta, que la inversión, el capital y la propiedad privada se protegen”

HASSAN NASSAR
Director Revista Alternativa

Un año cumple el presidente Gustavo Petro en el poder. Un año de improvisación, con un gabinete desarticulado, cada vez más radicalizado donde prima el activismo y muy poco la experiencia en política pública.

En esta edición impresa de Revista Alternativa contamos con un completo análisis de Fernando Cepeda Ulloa acerca de lo que ha sido este año de discursos, impuntualidad en la agenda y mediocre ejecución del Plan Nacional de Desarrollo, comparado con años anteriores.

Ha sido tal el desbarajuste institucional, que tenemos un gobierno aferrado diariamente a las noticias falsas promovidas por una red de bodegas que les sirvió en campaña, pero que hoy viven el día, pasando vergüenzas en las redes sociales haciendo videos del presidente Petro en el mundo de Barbie. Aprovecho para darle mis más sinceras felicitaciones al genio digital de la Presidencia al que se le ocurrió tan brillante idea.

¿Pero qué nos está dejando este gobierno lleno de promesas insulsas, de pantomimas desde el balcón y engaños a su electorado por doquier bajo el eslogan “Colombia Potencia Mundial de la Vida”?

Un tema que me parece de la mayor gravedad y que no puedo dejar de resaltar es el abandono del orden público y el control territorial. Colombia en un año del gobierno de Gustavo Petro retrocedió décadas y los datos son irrefutables.

Las masacres en Colombia están disparadas según todos los organismos que hacen monitoreo interno y a nivel internacional. Sólo es que le pregunten a Indepaz o a Human Rights Watch para entender la dimensión de esta catástrofe. En los primeros seis meses de 2023 van 77 asesinatos de defensores de derechos humanos y líderes sociales según HRW y más de 55 masacres según Indepaz. Es decir, la etiqueta SOS #NosEstánMatando está en su máximo esplendor.

Tenemos una Fuerza Pública maniatada, donde los criminales andan a sus anchas en el territorio nacional, como en las épocas del Caguán, sacando comunicados que contradicen al Gobierno constantemente y donde los más sanguinarios terroristas, paramilitares, guerrilleros, los mismos que incumplieron en el pasado con el Acuerdo de Paz de La Habana, o los cabecillas de bandas criminales, gozan ahora de todas las garantías para la impunidad. Hemos llegado a tal nivel de descaro que hasta en gestores de paz están siendo designados, como ocurre con el caso reciente de Salvatore Mancuso.

Además, volvieron los secuestros, la extorsión, el sicariato, la toma de las carreteras, y ya ni los gobernadores se salvan de retenes delincuenciales en sus departamentos. El avance de las disidencias y el fortalecimiento del ELN son incuestionables en varios departamentos como Arauca, Meta, Norte de Santander, Nariño, Putumayo, Tolima, Huila, Cauca, Chocó y llegando nuevamente a bordear Sumapaz en la frontera con Bogotá.

Sin temor a equivocarse hay que decirlo al unísono, la política de “Paz Total” a la fecha es un fiasco total.

No sé qué espera el Gobierno en este frente, distinto a dejar al país a merced de los criminales y la sociedad sumida en la desesperanza. Ojalá, la administración Petro reaccione, cambie la estrategia y entienda que un país sin seguridad sencillamente es inviable. La seguridad no es una bandera ideológica como lamentablemente lo han hecho creer en Colombia. La seguridad es la garantía fundamental de que el orden constitucional vigente se respeta, que la inversión, el capital y la propiedad privada se protegen. Ningún país prospera sin seguridad, y ningún capital extranjero se sostiene en el tiempo sin garantías de seguridad. Estamos a tiempo de corregir y ojalá en la Casa de Nariño entiendan la encrucijada en la que han puesto al país.

De otro lado, me alegra mucho anunciarles que Alternativa entra en la realización de foros y grandes eventos para tratar temas de agenda país. El día 15 de agosto en el Club El Nogal tendremos nuestro primer Foro Alternativa para hablar de Sostenibilidad y Transición Energética. Una oportunidad para escuchar las voces de los expertos, los técnicos y quienes lideran estas políticas en Colombia y el mundo.

Es el momento de mirar el panorama energético del país con visión y apartados de la ideología, lejos del anacronismo y enfocados en una ruta de transición que le permita al país seguir sosteniendo una economía sólida a partir de los recursos que recibe la nación por cuenta de los hidrocarburos y la minería, pero mirando siempre los avances y proyectos de energías limpias que nos llevarán al futuro. Todo esto ligado de la mano de la sostenibilidad a nivel gubernamental y empresarial.

Colombia ha dado pasos de gigante en la protección de la Amazonía, así mismo en la declaración de áreas protegidas tanto terrestres como marítimas y en su lucha contra la deforestación. Las empresas y el sector privado cada vez más buscan energías limpias para cambiar sus líneas de producción y cuidar el medio ambiente.

Por lo tanto, es hora de elevar estas discusiones al más alto nivel y generar conciencia de la hoja de ruta y los retos que tendrá Colombia para liderar en América Latina en materia de sostenibilidad y transición energética.

Los esperamos, para que sean parte activa de esta nueva etapa de Alternativa, ya no sólo con nuestra edición impresa y nuestro amplio contenido digital, sino también con Foros Alternativa.