Domingo, 14 de abril de 2024
Suscríbase
Domingo, 14 de abril de 2024
Suscríbase
Default Author Fanny Kertzman gustavopetro

Tomás Uribe no le gana a Petro

Más de este autor

Por Fanny Kertzman

Las próximas elecciones repetirán el escenario que se vio en 2018: el candidato que diga el expresidente Álvaro Uribe contra Gustavo Petro. En esta primera etapa de precandidaturas se posicionan personajes muy afines al Centro Democrático como Federico Gutiérrez, Juan Carlos Pinzón, Enrique Peñalosa y hasta el mismo Alex Char.

Sin embargo, parece que el elegido será una personificación en cuerpo ajeno del exmandatario en su hijo Tomás Uribe. Si quedaban dudas acerca de la verdadera voluntad del heredero, estas quedaron resueltas con su visita, junto con su hermano Jerónimo, al presidente Duque, en calidad de emisarios de su papá, para que no incrementara el IVA al café, al chocolate y al azúcar.

Esta perspectiva es muy preocupante. A Tomás le falta pelo para moño. Es inexperto en política, ingenuote y mal candidato. En un debate, Petro lo muele. Pero le están abriendo el camino. La acusación contra Sergio Fajardo por haber reemplazado un crédito en pesos por uno en dólares, cuando era gobernador, es totalmente traída de los cabellos. La Fiscalía del gran amigo de Iván Duque se ha inventado un proceso cuyo fin es sacar a Fajardo del camino y hacer que Tomás gane en primera vuelta, cuando las encuestas confirman que el único candidato que le puede ganar a Petro, en este momento, es precisamente Fajardo.

No quiero pensar que esta jugada se originó en el uribismo. Puede ser que el Maquiavelo haya sido Luis Pérez, como lo han insinuado allegados a Fajardo. Pérez tiene la malicia para imaginarse esas circunstancias y, de hecho, fue quien hizo la primera acusación por el crédito en dólares desde 2016. Lo que no sé es si tiene la suficiente entrada a la Fiscalía de Barbosa, el mejor amigo del presidente Duque desde el colegio, para armar tal patraña. ¿O será Néstor Humberto Martínez, moviendo los hilos que aún le puedan quedar en el ente acusador? Por lo menos sacó una gozosa columna en El Tiempo en la que se regocija de la suerte de Fajardo.

Con Tomás en la Presidencia gobernaría Álvaro Uribe. Y desafortunadamente, por lo menos en economía, sus propuestas han sido populistas y hasta nefastas, como la invención de los tres días sin IVA, tan inconveniente para el control en la DIAN. Trató, por todos los medios, de implantar una prima adicional para los trabajadores, lo que no pudo lograr por la oposición del sector privado. No está dejando ampliar la base del IVA en la reforma tributaria. Cree en sistemas de incentivos fiscales para rescatar sectores, cuando se ha demostrado que estos son prebendas que fomentan la trampa y la evasión.

El mayor peligro que corre Colombia es que Gustavo Petro llegue a la Presidencia, no solo por sus infaustas ideas, sino también porque trataría de prolongar su período, como ya lo ha anunciado. Sacar a Sergio Fajardo del cuadrilátero podría llevar al triunfo de Petro en primera vuelta. Tomás Uribe no es un buen candidato. Uribistas no fanáticos, que somos muchos, queremos un candidato con el suficiente peso en la cola para ganarle a Petro en primera o segunda vuelta, pero apoyamos un juego limpio y nos aterramos con lo que la Fiscalía de Francisco Barbosa está haciendo con el más claro rival que le puede ganar a Gustavo Petro.