Domingo, 14 de abril de 2024
Suscríbase
Domingo, 14 de abril de 2024
Suscríbase
Alejandro Villanueva Bucaramanga

El Padrino de Bucaramanga

Más de este autor

Desde mi memoria más temprana, ha sido recurrente el tema de la conexión entre el lavado de activos y Bucaramanga, si lo comparamos con la película “El Padrino” John Horacio Rueda Polanía se erige como nuestro Michael Corleone. Rueda es una persona que emerge de las sombras de Santander, asumiendo diversas identidades según el contexto.

Para algunos, Rueda encarna la figura de un influyente empresario, destacándose por su entusiasmo por la vida nocturna y su devoción hacia los cantantes de vallenato y reguetón, quienes lo mencionan en sus canciones y conciertos. Sin embargo, para otros, su nombre se convierte en un motivo de temor al estilo de Voldemort, el "que no debe ser nombrado". Su historia nos da para concluir que es una especie de fantasmagoría que maneja las cuerdas de Santander desde ambos lados, con una destreza inquietante y para dimensionar su poder hay que entender sus quites hacia la justicia.

John Horacio Rueda Polanía,mientras es arrestado en mayo de 2010. (Colprensa- Cortesía Dijín)

En 2010, Rueda Polanía fue señalado como uno de los fugitivos más buscados en Colombia, enfrentando cargos por tráfico de estupefacientes y lavado de activos. Su captura fue destacada cuando el presidente Álvaro Uribe anunció en una asamblea en Cúcuta que la Interpol de Venezuela lo había arrestado y entregado a Colombia en abril de ese mismo año.

A pesar de este arresto, no se observaron consecuencias significativas, y de manera inexplicable, quedó en libertad, sólo para ser detenido nuevamente en noviembre de 2020. Esta vez, enfrentó acusaciones por presuntamente participar en una red de ganaderos vinculada al lavado de dinero proveniente de actividades delictivas. Aunque este arresto pasó desapercibido ante la opinión pública, podría proporcionar la respuesta a la interrogante de ¿Quiénes están involucrados en el lavado de dinero en Bucaramanga?

Investigación UIAF/A.Villanueva

El 8 de abril de 2021, la Fiscalía recibió el informe de inteligencia financiera del caso UIAF 9790, fechado el 23 de marzo de 2021, junto con el acta 014 del 19 de marzo de 2021, ambos enviados por la Delegada para las Finanzas Criminales que mencionaba tal arresto. El informe da un mapa claro de quienes son los que están vinculados a la red de Rueda. En el informe de la UIAFse hace referencia a diversas personas y entidades involucradas en transacciones financieras. Se menciona a los pilotos José Ricaurte Gaviria y Hernán Lozada Mazabel, así como a la empresa EAMAVIACION S.A. con sede en Panamá.

Investigación UIAF/A. Villanueva

Asimismo, se destaca la presencia de la sociedad Ganados y Carnes Colombia LTDA, cuyo representante legal es el señor Cesar Osma Chinchilla, socio de John Rueda, pero la justicia sospecha que es un testaferro del mencionado.

Osma se vende ante la sociedad de Ruitoque como un poderoso empresario que tiene suficiente éxito como para ocultarlo, a pesar de pertenecer al cuestionado círculo de Miguel Dulcey y el Ñeñe Hernandez, nadie sospecha del señor y sus presuntos vínculos con la mafia, él su esposa Paola Cabeza, y su cuñada Tatiana Cabeza han logrado camuflar tales acciones en la sociedad misma.

Este grupo de individuos sigue involucrado en actividades ilícitas relacionadas con el lavado de activos, sin embargo, parece que la fiscalía muestra escaso interés en las transacciones que tienen lugar en las mesas de poker de Ruitoque Condominio, a pesar de que esta información circula de manera evidente. Simplemente observando las redes sociales de Valentina Rueda, hija de John Rueda, y las de Paola y Tatiana Cabeza, es evidente que algo no está bien, incluso llega a recordar la notoria situación de Jenny Ambuila. Me cuestiono qué sucede con la administración de justicia y cómo alguien puede acumular tanto poder, permaneciendo vinculado al lavado de activos durante más de una década sin enfrentar consecuencias.

Es frustrante observar la impunidad con la que operan, sin enfrentar consecuencias. Incluso su familia parece burlarse de la justicia; durante una celebración con estudiantes de la Universidad de Los Andes, el hijo, mencionado en el Vínculo de Personas Naturales con Indiciado en Lavado de Activos, declaró con seguridad: "Mi papá nunca va a estar preso", a lo que yo le contesto en este escrito: “con está fiscal tiene razón”

Esto marca apenas el comienzo de lo que ocurre en Bucaramanga. Lamentablemente para estos individuos, ya no gozan del anonimato y, al menos, se verán en la obligación de proporcionar una explicación a los socios del Club Campestre acerca de sus acciones.

Personalmente, continuaré compartiendo información sobre este amplio círculo social y sobre John, nuestro mentor. No obstante, si llegara el caso de que John decida tomar represalias, como me lo ha hecho saber a través de mensajes subliminales, le quiero dejar la siguiente frase de Edson Velandia “Si me va a mandar a matar no me desaparezca. Mire que a mi funeral yo sí quisiera ir. Tan siquiera pa' tirarle las faldas al arzobispo".