Sábado, 22 de junio de 2024
Suscríbase
Sábado, 22 de junio de 2024
Suscríbase
Mundo

Magnicidio en Haití: versión de Policía señala a sicarios colombianos, pero surgen dudas

Según autoridades haitianas, la mayoría de los presuntos involucrados en […]

Según autoridades haitianas, la mayoría de los presuntos involucrados en el asesinato del presidente Moïse son colombianos, varios de ellos soldados retirados. Familiares dicen que fueron a proteger la mandatario. La oposición apunta a la guardia presidencial.

Quince colombianos fueron detenidos por las autoridades de Haití porque presuntamente participaron en el ataque que terminó en la muerte del presidente Jovenel Moïse. También dos estadounidenses fueron apresados.

Según el ministro de Defensa, Diego Molano, seis de los colombianos detenidos son militares retirados. «En el día de hoy la Interpol ha solicitado oficialmente información al Gobierno colombiano y a nuestra Policía Nacional sobre los presuntos responsables de este hecho. Inicialmente la información señala que son ciudadanos colombianos, miembros retirados del Ejército Nacional», expresó Molano.

Sin embargo, la lista de colombianos presuntamente involucrados en el magnicidio es más grande. Según autoridades haitianas, han sido identificados 28 posibles responsables del hecho, de los cuales 26 serían colombianos. Algunos lograron huir y siete fueron abatidos.

No son pocos los casos que se han registrados de policías y militares colombianos que, luego de retirarse o ser retirados de sus instituciones se dedican a actividades de soldados mercenarios en otros países, donde pueden recibir mejor remuneración por sus servicios, o se ligan como miembros de la seguridad y del aparato sicarial de los narcotraficantes. En varios casos son enganchados a través de firmas de seguridad colombianas con nexos en el exterior.

El director de la Policía Nacional, general Jorge Luis Vargas, reveló precisamente que se investiga a cuatro empresas que al parecer participaron en la contratación de estas personas, al parecer todas se dedican a prestar servicios de seguridad privada

Entre los colombianos capturados y muertos figuran varios con experiencia como soldados profesionales y algunos exsuboficiales que alcanzaron rango de sargento. Pero el más sobresaliente de los exmilitares es el coronel retirado Carlos Giovanny Guerrero Torres , quien fue capturado. Su hoja de vida dice que llegó a ser comandante del batallón de Infantería Mariscal Sucre con sede en Chiquinquirá, Boyacá. Varios de los hombres de menor graduación involucrados son de Boyacá.

Según documentación encontrada, varios de los colombianos apresados en Haití ingresaron a ese país desde el pasado 6 de julio, pocas horas antes de que se perpetrara el ataque a la residencia presidencial, pero otros llevaban hasta tres meses allí o en la vecina República Dominicana, la otra mitad de la isla caribeña.

En Haití, las autoridades informaron de la incautación no solo de armas y municiones sino de dinero en dólares, celulares, documentos. También encontraron elementos de la casa presidencial y hasta la chequera personal del presidente asesinado.

Imagen de los detenidos publicada por la Policía Nacional de Haití.

El ministro Molano dijo que se han dado las instrucciones a la Policía y al Ejército para que ayuden al esclarecimiento de los hechos.Por su parte, la Casa Blanca dijo que quiere ayudar en la investigación del magnicidio, pero no ha recibido ninguna petición de asistencia por parte de Haití.

Según la versión de dos haitianos capturados, la misión era arrestar al presidente Moïse y no matarlo. Sin embargo, la necropsia muestra que recibió doce disparos -uno en la frente, y varios en el pecho- y tenía varias fracturas. Aparentemente fue torturado.

Aún faltan mucho por esclarecer en esta historia. Voces de oposición haitiana han puesto a circular una versión que involucra a la guardia personal del presidente Moïse en el crimen, pero no se han presentado pruebas de ello. Según esa misma versión, los colombianos habían sido contratados para proteger a Moïse, quien tenía muchas amenazas de políticos que consideraban su gobierno como ilegítimo. Familiares de los exmilitares colombianos dicen igualmente que fueron llevados para proteger al presidente y no para matarlo.

Las autoridades llamaron a declarar a varios de los responsables de la seguridad presidencial, porque no se explica la precaria reacción que tuvieron frente al ataque. El gran misterio es quién, en Haití, promovió y pagó por este cruel magnicidio.

El politólogo haitiano Joseph Harold Pierre describió en la tv dominicana la situación de su país como realmente caótica. «No hay poder judicial , ni legislativo y ahora tampoco un gobierno legítimo». En Haití, explicó, hay grupos armados más poderosos que la misma Policía, son patrocinados por políticos, hay empresarios que llegan acuerdos con ellos para tener seguridad y , ahora, algunos de esas bandas no responden a nadie.

Para él, no hay condiciones para hacer elecciones y escoger un nuevo gobierno. Y asegura que se necesita un acuerdo de sectores representativos del país, con la participación de la comunidad internacional, para formar un ejecutivo provisional, que haga el proceso electoral y quizás evite una guerra civil en el país más pobre y atrasado del continente.

Guerra en Israel

Netanyahu dice que muerte de civiles en ataque israelí en Rafah es un "trágico percance"


Casa Blanca

"Pareciera que Estados Unidos estuviera apartando la mirada de Colombia y de la región": Mike Pence


España

España: Se cumple el décimo aniversario del reinado de Felipe VI