Miércoles, 24 de julio de 2024
Suscríbase
Miércoles, 24 de julio de 2024
Suscríbase
Francia

¿Hacia dónde va Europa?

La extrema derecha pone patas arriba el ajedrez político en el Viejo Continente. El nacionalismo y la defensa de la entidad cultural, las dos banderas que exhiben los jóvenes votantes en Francia que tienen contra la pared a Emmanuel Macron.

Marine Le Pen y Emmanuel Macron - Foto: Shutterstock

Las elecciones al Parlamento Europeo dejaron a una derecha política fortalecida. Que sigue avanzando especialmente con los partidos nacionalistas y antiinmigrantes. Los líderes de los gobiernos de Francia y Alemania resultaron los más golpeados, así como el establishment político del resto de Europa.

El Parlamento Europeo está conformado por 720 escaños, que de todas maneras una buena parte quedaron en manos de los grupos políticos centristas. Sin embargo, la extrema derecha logró convertirse en una fuerza disruptiva y que va ser perturbadora para el dominante bloque político que sigue gobernando en el Viejo Continente.

La mayor sorpresa ocurrió en Francia que ha generado un terremoto político para Emmanuel Macron que frente a los resultados y desafiando su poder político, disolvió la Asamblea Nacional para convocar a unas elecciones legislativas que podrán terminar por darle un golpe de gracia.

Para los analistas la jugada de Macron es demasiado audaz, a pesar de que su llamado a los ciudadanos ha sido contundente: “el ascenso de nacionalistas y demagogos es un peligro para nuestra nación y para Europa”. Y de paso recordó los efectos económicos que ha tenido el Brexit en Inglaterra.

El problema político de Macron tiene nombre propio: Marine Le Pen que ganó en esta oportunidad en las elecciones francesas por un amplio margen. El partido ultra Reagrupación Nacional (RN) logró el 33,3 % del total de la votación y alcanzó un amplísimo margen respecto a la coalición presidencial de Emmanuel Macron que a duras penas llegó al 14 % del total de votos.

Las celebraciones por parte de Le Pen no se hicieron esperar. Uno de sus alfiles, el joven candidato del RN alcanzó el 94 % de la votación en los sectores de las comunas, uno de los más altos en la historia de las elecciones europeas.

“Estamos listos para gobernar”, fue la respuesta de Marine Le Pen al conocer la decisión de Macron de convocar a elecciones legislativas anticipadas, previas a la realización de los Juegos Olímpicos y que tendrán dos rondas, una finalizando junio y la siguiente el próximo 9 de julio.

Foto: EFE

Las elecciones legislativas no van a apartar a Macron de su cargo en el Elíseo. Pero se está jugando en una sola carta su apuesta política. En caso de un triunfo por parte de los ultranacionalistas, pondría a Francia en un tablero político del que no está acostumbrado.

Para los expertos, el triunfo de la ultraderecha en el Francia es el camino corto para que Marine Le Pen tenga la mayor oportunidad política y logre estar a las puertas del poder político en Francia.

Una de las preguntas que ha surgido a nivel político en el país galo, es si los ciudadanos todavía confían en Macron, a tres años de expirar su mandato. Y señalan que convocar a elecciones legislativas es correr un riesgo innecesario, porque es poco probable que los franceses cambien de parecer en menos de un mes.

“‘Estamos listos para gobernar’, fue la respuesta de Marine Le Pen al conocer la decisión de Macron de convocar a elecciones legislativas anticipadas”

Pero no sólo Francia está con los pelos de punta. La extrema derecha también sacudió los cimientos de la política en Alemania. El movimiento político Alternativa para Alemania (AFD) logró buenos resultados electorales y su voz se ha vuelto un eco en favor del nacionalismo y recuperar la identidad que se ha perdido por la enorme inmigración.

Toda esta situación se va a reflejar en el Parlamento Europeo que va a tener una agenda muy notoria relacionada con los grupos antiinmigrantes y nacionalistas. Su avance en todo Europa es cada vez más notorio y cada vez su voz tendrá más poder en las decisiones que van a repercutir en todo el Viejo Continente.

Para lograr este avance, los candidatos se han concentrado en atraer un electorado joven que defienda los principios del nacionalismo y la identidad cultural y social. Pero otro frente que se ha abierto está relacionado con el cuestionamiento de género y LGBTQ+, que también ha ganado fuerza en Estados Unidos.

Lo ocurrido en las elecciones europeas puede repercutir de manera directa en el año electoral que se desarrolla en Estados Unidos y la posibilidad de que Donald Trump regrese a la Casa Blanca.

Temas como el manejo político que se le dio a la era de la pandemia del covid-19, así como el fuerte crecimiento de la inflación, han repercutido directamente en el electorado joven que ha virado lentamente hacia la derecha. Las debilidades políticas en ese manejo, especialmente en Francia, Italia y Alemania, ha traído sus consecuencias y serán mucho más a mediano y largo plazo.

Elecciones Francia

La izquierda francesa y Macron dan la sorpresa y relegan a la ultraderecha al tercer lugar


Elecciones Venezuela

María Corina Machado: las "amenazas" de Maduro "ya no asustan a nadie" en Venezuela


Rusia

Rusia advierte de que aumenta el riesgo de una confrontación directa con la OTAN