Martes, 25 de junio de 2024
Suscríbase
Martes, 25 de junio de 2024
Suscríbase
colombia

América Latina, entre la guerra y la paz

Se han detectado globos espías chinos en el cielo del Caribe y barcos de guerra iraníes navegando por el Atlántico Sur. Estos incidentes, aparentemente aislados, están relacionados con varios conflictos que se están produciendo en Centro y Sudamérica, a medida que la competencia entre grandes potencias se convierte en confrontación, llegando a las costas del hemisferio occidental

Informe especial elaborado por Center For A Secure Free Society*

En los últimos tres años, el mundo ha sido testigo de una pandemia global inducida por China, la guerra de Ucrania y la retirada de Rusia del tratado nuclear Start. Además, recientemente se descubrió que el sitio nuclear de Fordow de Irán tiene partículas de uranio cercanas al grado de armas, lo que aumenta aún más la tensión global. El mundo se está acercando a un conflicto global que podría involucrar acciones directas y no directas en varios teatros simultáneamente.

La alianza VRIC ha logrado reducir su desventaja geográfica con respecto a Estados Unidos mediante la construcción de capacidades conjuntas y una estrategia de posicionamiento en América Latina y el Caribe. A pesar de las diferencias naturales que existen entre cada actor estatal externo, están trabajando coordinadamente para dar forma a un mundo supuestamente “multipolar” y rediseñar el orden internacional bajo una imagen autoritaria. Su objetivo principal es debilitar a Estados Unidos y a las democracias de todo el mundo en general.

La coordinación entre Rusia, Irán y China en América Latina se está volviendo cada vez más peligrosa, a pesar de que aparentemente actúan de manera autónoma. El VRIC está aprovechando el giro hacia la izquierda radical de América Latina al ocupar espacios geopolíticos desatendidos. Las elecciones recientes en Brasil y Colombia consolidaron los logros estratégicos del VRIC en América del Sur, presentando nuevas oportunidades para desestabilizar aún más la región y socavar la confianza en la democracia y la libertad. Esto representa una amenaza significativa para la seguridad global.

Buques de guerra iraníes atracados en Brasil

El 11 de enero, el contraalmirante Shahram Irani anunció que la Armada de Irán había desplegado sus fuerzas en todos los estrechos estratégicos del mundo, excepto dos, uno de los cuales es el Canal de Panamá. Esto generó preocupación y llevó a la autoridad del Canal de Panamá a emitir un comunicado en el que reiteró su compromiso de neutralidad y de mantener el canal abierto a todos los buques, en tiempos de guerra y paz, siempre y cuando se respeten las normas y los derechos internacionales e interoceánicos.

En enero, tras la toma de posesión del presidente Luiz Inácio Lula da Silva, Brasil autorizó el atraco de dos buques de guerra iraníes, el IRIS Makran y el IRIS Dena, en un puerto de Río de Janeiro del 23 al 30 de enero. El Makran, el barco más grande de la Armada de Irán, es un antiguo petrolero de crudo reconvertido en una base marítima expedicionaria. En 2021, fue parte de un viaje inicial al Atlántico Sur antes de dirigirse al norte hacia el Mar Báltico, en ruta hacia San Petersburgo, Rusia. Por su parte, el Dena es una fragata de clase moudge equipada con sistemas de armas avanzados, como misiles antibuque, cañones navales y lanzatorpedos. Ambos buques forman parte de la 86 Flota Naval de la Armada de la República Islámica de Irán (IRIN) que se ha utilizado en varias operaciones marítimas, incluyendo la seguridad de ejercicios navales y asaltos anfibios asimétricos.

En enero, los buques de guerra iraníes programados para atracar en Brasil nunca llegaron, pero se informó que fueron vistos cerca de las aguas costeras chilenas antes de ingresar al Paso de Drake, que conecta el Océano Pacífico con el Atlántico cerca de la Antártida. Se ha informado que Chile negó a la flotilla naval iraní el acceso a sus aguas territoriales, pero la solicitud no fue dirigida al Ministerio de Defensa o Relaciones Exteriores, sino directamente a La Moneda, la oficina del presidente y la Secretaría General de Chile. Vale la pena destacar que el Paso de Drake es el único canal interoceánico en el hemisferio occidental que no atraviesa aguas territoriales soberanas.

Irán enfrentó obstáculos al intentar ingresar al Atlántico Sur, y la flotilla tuvo que esperar cuando se acercó a la Zona Económica Exclusiva (ZEE) de Argentina, que es un refugio conveniente para los buques de guerra.

“Según datos de organismos marítimos, se ha registrado la presencia de al menos 433 embarcaciones chinas cerca de la milla náutica 201 de Argentina”

La ZEE se encuentra al norte de las Islas Malvinas (Falkland Islands) y al este de Argentina, en la milla náutica 201, y es conocida por ser el epicentro de la flota pesquera ilegal, no declarada y no reglamentada (INDNR) de China, llamada “poteros chinos”. La milicia marítima de China, una fuerza auxiliar del Ejército Popular de Liberación (EPL), se sabe que se oculta en el Mar de China Meridional a través de los barcos de pesca que rodean las fronteras marítimas. Los buques de guerra iraníes navegando en el Atlántico Sur se ocultaron a principios de febrero cuando se acercaron a la ZEE de Argentina y la milla náutica 201, pero luego aparecieron cerca de las aguas territoriales de Uruguay días después.

Según datos de organismos marítimos, se ha registrado la presencia de al menos 433 embarcaciones chinas cerca de la milla náutica 201 de Argentina, donde también se han registrado casi 700.000 horas de pesca INDNR desde enero de 2018. Este “parche” de embarcaciones pesqueras chinas proporciona una cubierta ideal para que los buques de guerra iraníes oculten cualquier actividad ilícita antes de ingresar a las aguas territoriales brasileñas.

Otra posible razón para el retraso de los buques de guerra iraníes en su viaje a Río de Janeiro podría ser las contramedidas estadounidenses. Una semana antes de la llegada programada en enero, la Fuerza Aérea de Estados Unidos envió el avión WC-135R Constant Phoenix “detector de armas nucleares” para medir la radiación atmosférica y detectar posibles picos inusuales. Esta fue la primera misión de muestreo de aire de Estados Unidos sobre el Océano Atlántico frente a la costa de América del Sur, precisamente la ruta prevista de los buques iraníes.

Los buques de guerra iraníes finalmente atracaron en Río de Janeiro el 26 de febrero, aproximadamente a las 9:00 a.m., después de recibir una nueva autorización de la Armada de Brasil para permanecer allí hasta el 4 de marzo. Mientras el Dena está atracado en Portos Rio, el Makran permanece a flote cerca de las playas de Copacabana e Ipanema. Irán y Brasil se preparan para celebrar 120 años de relaciones diplomáticas a bordo del IRIS Dena, con la presencia de diplomáticos y militares brasileños.

Aprendizaje autoritario: del norte de África a América Latina

La visita diplomática del ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Hossein Amir Abdollahian, a Nicaragua, Venezuela y Cuba a principios de febrero, coincidió con el despliegue naval de Irán en América del Sur. En Managua, el canciller Denis Moncada y los hijos del dictador Daniel Ortega y Rosario Murillo recibieron al ministro Abdollahian. Parece que Nicaragua y Teherán planean iniciar inversiones binacionales para replicar el modelo comercial-militar que Irán instaló en Venezuela, convirtiendo a Nicaragua en el centro para exportar productos iraníes a toda Centroamérica. Este plan fue enfatizado por Laureano Ortega Murillo, hijo de Daniel Ortega y asesor principal para comercio exterior e inversión.

Una semana después de la visita de alto nivel de Irán a Nicaragua, el 9 de febrero, el presidente nicaragüense Daniel Ortega anunció la “liberación” de 222 presos políticos, que posteriormente fueron deportados a Estados Unidos. De ellos, 94 fueron despojados de su ciudadanía nicaragüense. Esto ocurrió el mismo día en que el régimen iraní liberó a siete activistas de la prisión de Evin en Teherán, después de que el líder supremo concediera “amnistía” a varios presos políticos encarcelados durante la protesta de 2022 contra la policía moral del régimen.

El canciller iraní Abdollahian continuó su gira por América Latina después de visitar Managua, llegando a Caracas para dar seguimiento al acuerdo estratégico de 20 años firmado con Venezuela en 2022, abarcando energía, tecnología, comercio, agricultura y defensa. La visita coincidió con la entrega de más de mil automóviles fabricados en Irán a Venezuela, los cuales se encuentran cerca de una base aérea militar estratégica en el Estado Aragua de Venezuela.

El mismo día que Nicolás Maduro se reunió con el canciller de Irán, también firmó un acuerdo comercial con Colombia. El presidente colombiano Gustavo Petro se está acercando a Venezuela y sus aliados, incluyendo Irán. El 24 de febrero, el vicecanciller iraní visitó Bogotá para reunirse con los ministros de Relaciones Exteriores y Agricultura de Colombia, como parte de una serie de reuniones de alto nivel entre ambos países desde la toma de posesión de Petro en agosto de 2022.

La gira del canciller iraní por tres países latinoamericanos concluyó el 4 de febrero en La Habana, donde se discutió la cooperación antiterrorista con Cuba. Esto sucedió poco después de una visita diplomática de Estados Unidos en enero a La Habana, en la que se discutieron temas de cooperación antiterrorista, migración y antinarcóticos con el régimen comunista.

Antes de su visita a América Latina, el canciller iraní Abdollahian hizo escala en Mauritania, en el norte de África. Desde que Marruecos e Israel normalizaron relaciones en 2020, el VRIC ha incrementado su presencia en el Magreb Islámico en apoyo al Frente Polisario en el Sáhara Occidental, que puso fin a su alto al fuego con Marruecos. Tanto Rusia como Irán han apoyado extraoficialmente al movimiento separatista rebelde saharaui, el Frente Polisario, aumentando su presencia en los países vecinos Argelia y Mauritania.

La expansión de la presencia de Irán en el norte de África mientras intensifica sus actividades en América Latina es el resultado de la política exterior expansionista de la República Islámica que se basa en la construcción de gobiernos delegados en ambas regiones.

La visita del canciller iraní a Mauritania se asemeja a la visita del venezolano Nicolás Maduro al norte de África en junio de 2022, antes de su viaje por el Medio Oriente. Venezuela comprometió 20 millones de dólares para apoyar al Frente Polisario con equipo militar durante su viaje a Argelia, según informes de prensa. Semejante al rol de Venezuela, Argelia está emergiendo rápidamente como centro regional para expandir la influencia geopolítica del VRIC en el norte de África. Estos países sirven como puentes hacia una red de amenazas transregionales en América Latina y el Caribe.

El segundo globo espía chino de gran altitud

El 2 de febrero, mientras aterrizaba el ministro de Relaciones Exteriores de Irán en Nicaragua, se avistó un objeto volador esférico blanco no identificado en los cielos de Costa Rica. Tres días antes, un globo de vigilancia de gran altitud de China violó el espacio aéreo de América del Norte al pasar por encima de Alaska, Canadá y Montana, y viajó durante cuatro días a través de los Estados Unidos continentales antes de ser derribado por la Fuerza Aérea de los Estados Unidos cuando salía de Carolina del Sur y se adentraba en el Océano Atlántico.

El globo espía de China generó varias alarmas en los Estados Unidos, dada su trayectoria sobrevolando infraestructura militar sensible, como sitios de misiles nucleares, la base aérea que alberga el bombardero furtivo B-2 y el comando estratégico (STRATCOM) en la Base Offutt de la Fuerza Aérea cerca de Omaha, Nebraska, que supervisa las fuerzas nucleares del país. En América Latina, mientras tanto, otro globo espía chino pasó por el espacio aéreo soberano de al menos tres países sin provocar ninguna alarma.

Funcionarios chinos reconocieron ser dueños del segundo globo espía visto sobre América Latina, cuando la portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Mao Ning, declaró que se trataba de un “dirigible de investigación no tripulado” que se descarriló debido al mal tiempo. Mientras que la Fuerza Aérea de Colombia confirmó que el globo voló sobre el norte del país el 3 de febrero, la reacción en América Latina no fue la misma que en Estados Unidos.

El segundo globo espía chino que sobrevoló América Latina, al igual que en Estados Unidos, también sobrevoló sobre infraestructura militar y de seguridad crítica, incluyendo la Guardia Costera de Costa Rica (SNGCR) y el Comando Aéreo de Combate No. 3 de Colombia (CACOM-3), ambos encargados de operaciones de interdicción marítima de drogas y otras actividades a lo largo de la delicada y disputada frontera marítima entre Colombia y Nicaragua.

Costa Rica, al no tener un ejército activo, confía en gran medida en su Guardia Costera para patrullar sus aguas territoriales. Recientemente, el Gobierno de los Estados Unidos donó equipos de última generación, como lanchas interceptoras y sistemas de comunicaciones seguras, para complementar las dos patrulleras donadas en 2017 y así poder participar en operaciones conjuntas en el Caribe.

El segundo globo espía chino fue avistado por primera vez en Jaco, un pueblo costero del Pacífico en Costa Rica, al suroeste de la capital San José, y se observó que salió del país por la costa caribeña en la provincia de Limón. Se estima que su trayectoria pasó cerca de las estaciones de la Guardia Costera de Costa Rica, las cuales tienen como misión proteger la costa de actividades ilícitas como el narcotráfico y la pesca ilegal.

En Colombia, el globo espía de China fue detectado por el Sistema Nacional de Defensa Aérea viajando hacia el este por el paralelo 11 a una velocidad promedio de 28 mph. Entró al país por Cartagena y fue visto cerca de Barranquilla y Valledupar en la costa caribeña, pasando cerca de instalaciones militares como el Comando Aéreo de Combate No. 3 (CACOM-3). El Comando está ubicado en la Base Aérea MG Alberto Pauwels Rodríguez, contigua al Aeropuerto Internacional Ernesto Cortissoz en las afueras de Barranquilla. CACOM-3 es responsable de varias operaciones de seguridad aérea y marítima dentro de las aguas territoriales colombianas, incluyendo el patrullaje del archipiélago de San Andrés cerca de la disputada frontera marítima con Nicaragua.

“En Colombia, el globo espía de China fue detectado por el Sistema Nacional de Defensa Aérea viajando hacia el este por el paralelo 11 a una velocidad promedio de 28 mph. Entró al país por Cartagena y fue visto cerca de Barranquilla y Valledupar en la costa caribeña”

Las vueltas del globo chino

La disputa fronteriza marítima de décadas entre Colombia y Nicaragua ha sido intensificada por el fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) en La Haya en 2012, que otorgó a Nicaragua derechos de pesca sobre una gran parte de la zona en disputa. Colombia rechazó la jurisdicción de la CIJ en disputas fronterizas y continuó patrullando las aguas, que son utilizadas por los cárteles para transportar drogas de América del Sur a América Central. El año pasado, la CIJ ordenó a Colombia que “cese de inmediato” la patrulla en estas aguas, ya que se encuentran dentro de la zona económica exclusiva de Nicaragua.

El 23 de febrero, el gobierno colombiano criticó al presidente nicaragüense Daniel Ortega por expulsar a la oposición política encarcelada, lo que aumentó las tensiones entre ambos países. Colombia pidió un monitoreo internacional y una investigación penal. El 17 de febrero, seis días antes, según un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores, la Cancillería venezolana emitió un comunicado en el que declaraba su soberanía sobre la región del Esequibo, un territorio de 160.000 kilómetros cuadrados que cubre casi tres cuartas partes de Guyana. Esta región está en disputa con Venezuela desde hace años, y la disputa se intensificó en 2015 cuando se descubrieron reservas estimadas de 11 mil millones de barriles de petróleo a lo largo de la frontera marítima de los dos países.

El segundo globo espía de China en América Latina fue avistado por última vez el 4 de febrero en Maracaibo, Venezuela. Posteriormente, fue visto cerca de una base militar estratégica en Valencia que alberga a asesores militares de Rusia, China e Irán. En Venezuela, el globo pasó cerca de Punto Fijo en la península de Paraguaná, que es el centro de comando y control de la Operación Cacique Manaure, una gran operación antinarcóticos del ejército venezolano iniciada en septiembre de 2022.

La misión oficial de los globos de vigilancia de gran altitud de China no está confirmada. Sin embargo, se puede inferir que estaban en una misión de inteligencia y no de uso meteorológico, ya que se encontraban violando el espacio aéreo de Estados Unidos y Latinoamérica. El primer globo, derribado frente a las costas de Carolina del Sur, tenía “múltiples antenas” y otros equipos usados en tareas de “vigilancia y reconocimiento” que se usan para “operaciones de recopilación de inteligencia”, según un portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos, es probable que el segundo globo espía de China que voló sobre América Latina y el Caribe también tuviera señales y equipos de inteligencia de vigilancia similares. La diferencia es que el globo que viajó por América Latina no fue derribado.

¿Qué se busca?

El globo espía de China ha violado el espacio aéreo soberano de varios países latinoamericanos (Costa Rica, Colombia, Venezuela) y ha pasado cerca de importantes bases militares e instalaciones de seguridad encargadas de operaciones de vigilancia e interdicción marítima en el Caribe. Esto sugiere que China podría estar utilizando globos espía de gran altitud para recopilar inteligencia estratégica y preparar el terreno para futuros conflictos asimétricos en la región. La misión militar multipropósito del globo podría incluir medir las capacidades de detección y los tiempos de respuesta, identificar los sistemas de defensa aérea y marítima, y obtener información sobre el espacio de batalla marítimo.

Las Fuerzas Armadas de Venezuela son el eje de estas misiones encubiertas de inteligencia en América Latina. A pesar de afirmar haber incautado grandes cargamentos de cocaína a través de su operación antinarcóticos, basada en la península de Paraguaná, son creíblemente acusadas de estar involucradas en el narcotráfico de alto nivel. La falta de mención por parte de Nicolás Maduro sobre el globo espía de China que violó el espacio aéreo venezolano, y su reprimenda a Estados Unidos por derribar el otro globo que violó el espacio aéreo estadounidense, sugiere que la desinformación y el subterfugio son parte de un esfuerzo de líderes de izquierda latinoamericanos como Gustavo Petro, Lula da Silva, Daniel Ortega, entre otros, para amplificar los llamados a la paz mientras empujan a la región hacia una guerra asimétrica.

* Centro de Estudios localizado en Washington DC, dedicado a analizar amenazas transregionales en las Américas.

Guerra en Ucrania

Biden reafirma su decisión de no enviar soldados estadounidenses a la Guerra de Ucrania


Franja de Gaza

UNICEF denuncia la "guerra contra los niños" de la Franja de Gaza


Javier Milei

La desaprobación de Milei se sitúa en el 55% a seis meses de su toma de posesión