Lunes, 15 de julio de 2024
Suscríbase
Lunes, 15 de julio de 2024
Suscríbase
Turismo

El Cañón del Río Guéjar: el paraíso perdido

Durante medio siglo de guerra, este lugar estuvo desaparecido para el ecoturismo. Hoy es uno de los destinos naturales más exuberantes de Colombia.

Cañón del Río Guéjar (Meta) - Foto: Shutterstock

En el corazón de nuestro país, escondido entre la majestuosidad de los paisajes llaneros y la biodiversidad tropical, se encuentra el Cañón del Río Guéjar. Este enclave natural, ubicado en el departamento del Meta, es un testimonio viviente de la riqueza ecológica y cultural de la región. Con sus aguas cristalinas, formaciones rocosas únicas y una abundante fauna y flora, se ha convertido en un destino imprescindible para quienes gustan de la naturaleza y el ecoturismo.

El Cañón del Río Guéjar se encuentra en el municipio de San Juan de Arama, a unos 70 kilómetros de Villavicencio, la capital del Meta. El acceso a esta maravilla natural se puede realizar principalmente por vía terrestre, aunque también existen rutas fluviales que permiten explorar el área de una manera más aventurera. Las condiciones del camino varían según la temporada, siendo más accesibles durante la estación seca.

Cañón del Río Guéjar (Meta) - Foto: Shutterstock

Atractivo natural

El cañón tiene una profundidad de cerca de 1.200 metros y una longitud de 30 kilómetros. Uno de los aspectos más impresionantes son sus formaciones rocosas. Estas estructuras, talladas a lo largo de miles de años por la acción erosiva del agua, crean paisajes surrealistas que parecen sacados de un cuento de hadas. Entre las formaciones más destacadas se encuentran los llamados “caños colorados”, donde las rocas toman tonos rojizos y anaranjados, proporcionando un espectáculo visual único.

Las aguas del Caño del Río Guéjar son increíblemente claras y puras, permitiendo a los visitantes observar el fondo del río con facilidad. Esta claridad es el resultado de la escasa contaminación y la abundancia de nacimientos de agua en la región. Además, las diversas tonalidades de azul y verde que reflejan sus aguas añaden un toque mágico al entorno.

Cañón del Río Guéjar (Meta)

El área alrededor del Cañón del Río Guéjar es un refugio de biodiversidad. Los bosques tropicales que lo rodean albergan una variedad de especies de flora y fauna, muchas de las cuales son endémicas de la región. Entre los animales más comunes se encuentran monos aulladores, perezosos, guacamayas y diversas especies de peces y anfibios. La vegetación es exuberante, con una gran cantidad de árboles, arbustos y flores silvestres que colorean el paisaje.

Actividades Turísticas

El Cañón del Río Guéjar ofrece una amplia gama de actividades para los visitantes, que van desde el senderismo, rafting y la observación de aves hasta la natación y el snorkel en sus aguas cristalinas. Los recorridos en balsa por el río son especialmente populares, ya que permiten explorar zonas inaccesibles a pie y disfrutar de la serenidad del entorno.

Cañón del Río Guéjar (Meta) - Foto: Shutterstock

Además, el ecoturismo es una de las principales propuestas para quienes visitan el Cañón del Río Guéjar. Las rutas guiadas por expertos locales permiten conocer en profundidad la flora, fauna y geología de la región, promoviendo un turismo sostenible y respetuoso con el medio ambiente.

Conservación y sostenibilidad

La preservación de este lugar natural, es una prioridad para las autoridades locales y las comunidades indígenas que habitan en sus alrededores. Se han implementado diversas iniciativas de conservación para proteger este ecosistema único, incluyendo la creación de áreas protegidas y programas de educación ambiental para visitantes y residentes.

El turismo sostenible es clave en la estrategia de conservación, incentivando prácticas que minimicen el impacto ambiental y promuevan el desarrollo económico de las comunidades locales.

Cáncer

"Fuck cáncer": Don Omar


Hubble

Hubble toma las primeras imágenes con su nuevo modo de apuntamiento


OpenAI

OpenAI retrasa la llegada del modo de voz avanzado de ChatGPT