Sábado, 02 de marzo de 2024
Suscríbase
Sábado, 02 de marzo de 2024
Suscríbase
Shakira

La resiliencia de Shakira

Próxima a cumplir 47 años, la artista colombiana convirtió el peor año de su vida personal en el mejor año de su carrera profesional

La precocidad descomunal de Shakira, su genio creativo, su voluntad de granito y una ciudad natal propensa a la invención artística sólo podían ser los gérmenes de un tan raro destino. Sus primeros años parecen saltos de décadas. Sus cronistas aseguran que a la edad de diecisiete meses recitaba el abecedario, a los tres cantaba los números, a los cuatro bailó la danza del vientre sin maestro en una escuela de monjas de Barranquilla, donde un funcionario sibarítico de los años treinta quiso erigir un monumento consagrado al culto de Shirley Temple. A los siete años, Shakira había compuesto su primera canción. Entre los ocho y los diez escribió sus primeros versos, y sus primeras canciones con letra y música originales.

Próxima a saltar la vara de los 47 años, y en el año más difícil de su vida personal, Shakira, reaparece más bella que cuando ganó, a los 17, el concurso del Mejor Culo de Colombia, según la revista TV y Novelas y mucho más triunfante que hace 28 años cuando lanzó Pies descalzos y hoy, es la artista latina más popular en las plataformas Spotify y Youtube, la balanza que pesa las canciones y los artistas más escuchados del actual planeta música habitado mayormente por personas menores de 25 años.

Ah, sí, y el primer párrafo de esta nota (a propósito, sin comillas) lo escribió el mejor escritor del mundo, Gabriel García Márquez, en 1999 para un perfil visionario que publicó en la revista Cambio.

El 2022 y el 2023 fueron sus peores y mejores años. Personal y profesionalmente. Shakira es el perfecto póster de la resiliencia.

Shakira protagoniza la portada de la edición de diciembre de Revista Alternativa.

En el siglo XXI Shakira no ha hecho más que crecer disruptivamente como artista global, es una especie de Djokovic de la música, muy distinta de la Shakira del siglo XX y gobernar las redes sociales con posts sobre sus canciones, su resquebrajada y productiva vida amorosa y sus entramados fiscales.

Los escándalos de alcoba y tribunales son la hemoglobina de la vigencia de los grandes personajes de la política y las artes. Si Frank Sinatra, Elvis Presley, Britney Spears, Jennifer López, Donald Trump, John Kennedy, Michael Jackson, tuvieran vidas personales planas, hubieran sido personajes planos, sin el gustoso morbo que los sientan virtualmente en las conversaciones de todas las mesas y aulas, materia prima de los diarios en la antigüedad y en las voraces redes sociales en estos días.

Con sus 1.54 metros (estatura real) Shakira, además del nombre de pila que parece artístico, tiene los mejores ingredientes de una mega estrella: talento, creatividad, imagen, perseverancia, elegancia, vigencia y un six pack abdominal que le permite presentarse contra las cámaras con ombliguera y posar de espaldas. Y melena. Bailando, domina poderosamente los músculos de su cuerpo que otras artistas no saben siquiera que existen.

Hips don’t lie: sus cifras son impresionantes en cantidad y actividad. 54 millones de seguidores en X, 90 millones en Instagram, 39 millones en TikTok, más de 1.000 millones de reproducciones en Spotify en el último año y los temas Sesión 53 y TQG fueron número 1 global en Spotify.

Y una multa de 8 millones, 450 mil dólares a la justicia fiscal de España, un 3 % de su fortuna calculada en 300 millones de dólares. Y lo que viene.

Shakira
EFE

Sabe manejar los medios, no se sobre expone, que hablen, pero no habla, desde noviembre del 2018, al final de El Dorado World Tour, no le pasa a periodistas colombianos. Su última entrevista fue para Alejandro Villalobos que la ha venido acompañando desde que grababa en un modesto estudio en la calle 95 entre 11 y 13 en Bogotá, donde Luisfer Ochoa fraguó (con ella), ese original sonido pop danzudo que la sacó de la geografía nacional.

Loca, loba, ciega, sordomuda, rabiosa, con las caderas que no mienten y con fama de meticulosa, ahorrativa, control freak y complicadita, hoy es una de las cinco estrellas más codiciadas del mundo y su próxima gira de conciertos mundial será en estadios con varias fechas por ciudad, donde el único problema consistirá en escoger el repertorio de 20 o 25 canciones entre las viejas y las nuevas. Entre nostalgia y actualidad.

Con Hips don’t lie, Waka Waka y La la la, ha participado en más copas del mundo que la Selección Colombia, ha recibido más premios internacionales que años y ha ganado más dinero que cualquier artista latina.

Cuando notó que cantar en español era más cool que cantar en inglés, gracias a la influencia de los artistas urbanos puertorriqueños y colombianos, no dudó en volver al idioma de sus primeros cinco álbumes y gracias a su infinita creatividad y capacidad de adaptación y a los duetos con artistas mucho más jóvenes como Bizarrap, Karol G, Maluma, Anuel, Manuel Turizo, Raw Alejandro, Camilo, Fuerza Rígida y Ozuna se metió de pies y cabeza en los playlists de los jóvenes que no conocían canciones como Ojos así, Dónde están los ladrones, Pies descalzos, Dónde estás Corazón y Estoy aquí, el poderoso pelotazo que levantó rumores de plagio a la canción Stand by me de los Pretenders.

Shakira
EFE

En la época que sus canciones explotaron a nivel hispanoamericano y después a nivel mundial, la música la escuchaban los jóvenes en CDs en las casas, en los radios de los autos, en MTV, hoy la música la escuchan los hijos de las primeras fans de Shakira en las plataformas musicales. Lo común es que, en su otoño, los artistas graben canciones que no pasan de ser paisaje, pero no pegan y cuando las cantan en sus conciertos, muchas veces con público reducido, los asistentes aprovechan para ir al bar o a los baños.

Shakira ha logrado coronar con millones y millones de likes y streamings, no una, sino siete de sus nuevas canciones que han motivado a los cincuentones a descubrir el fastidioso reguetón y las plataformas que disfrutan sus hijos. El jefe, Copa vacía, Acróstico, Monotonía, Te felicito, TQG, Me va mejor sin ti, Por hombres no compito, hicieron el anhelado y difícil crossover etario.

EFE/Jose Manuel Vidal

Las cifras del alcance de su música en el 2023 son asombrosas, solo superadas por fenómenos actuales como Bad Bunny y su compatriota Karol G, más de 70 millones de escuchas mensuales en Spotify, es la artista latina más escuchada en esta plataforma con mil millones de escuchas que han aumentado más del 130 % en este último año.

Duetos anteriores con Alejandro Sanz, Beyonce, Carlos Vives, Pitbull, Rihanna, Maná, Mercedes Sossa, Wicleaf Jean, Gustavo Cerati, Carlos Santana, Black Eyed Peas fortalecieron su carrera, y en franca reciprocidad, la de ellos.

Shakira
Shutterstock

Se diversificó en géneros y además de pop, también ha grabado reguetón, bachata, dance, rock, vallenato, trap, regional mexicano, siempre con su sello y esa melodía única e inconfundible de su voz.

La música es un producto audiovisual y sin un buen video, una gran canción puede pasar inadvertida, Shakira es un genio y una gran actriz en sus videoclips, el baile, la expresión corporal, la mirada, la precisión y sensualidad de la coreografía, el maquillaje, el pelo y el fashion son ingredientes fundamentales del asegurado éxito de sus canciones.

Le inquieta la política y los políticos, todavía se recuerda con hilaridad, el día que visitó la Casa Nariño y puso a correr y a brincar, como gallina sin cabeza, al presidente Juan Manuel Santos por los pasillos del palacio, gritando “llegó Shakira, llegó Shakira” y esperando la oportunidad para tomarse una foto con ella.

Su temperamento no es fácil, recuerdan cuando hace 25 años, en un estudio de grabación maltrató a un excelso pianista porque se le había ido una nota, y cuando grabando el disco Dónde están los ladrones, encontró en los estudios de Emilio Estefan que le estaban enseñando sin su autorización, el material grabado e inédito a otra artista.

Sus empleadas domésticas no salen de buena forma de su casa, músicos y técnicos, le temen a sus reacciones cuando algo sale mal en un concierto. Esa dureza la ha formado en una industria difícil, competida y muchas veces traicionada.

Shakira ha vivido en Miami, Bahamas y Barcelona, desde hace más de 20 años no vive en Colombia, ni tiene casa en su país.

Entre su lista de amigos colombianos más cercanos están el periodista y primer promotor Edgar García Ochoa “Flash”, el cantante y productor Nicolás Tovar, el baterista Brendan Buckley, el cantante, productor y presentador José Gaviria, el programador de radio Alejandro Villalobos, el compositor y productor Estéfano, la exministra María Emma Mejía, Gustavo Gordillo, integrante del grupo Poligamia, la actriz María Isabel Henao, el periodista Rodrigo Beltrán, Carlos Vives, la actriz Carolina Sabino, la asesora de moda Katty Koop, Patricia Téllez (fallecida) y el genial productor y compositor Luis Fernando Ochoa con quien mantiene una tensa, pero muy productiva relación profesional.

Shakira
Shutterstock

Shakira Isabel Mebarak Ripoll nunca se olvida de los malos detalles, y a veces recuerda los buenos. Su gran amor es William, su padre, hijo de inmigrantes libaneses, nació en Nueva York, él es su faro, su polo a tierra, su cómplice, su ángel. Ni de Nidia, su madre, siempre en un concierto, en una fiesta, en la sala de una corte, en unos premios, en las navidades, en la cocina de su casa, están ellos, desde que comenzó su carrera en sus teens years, sus padres la han acompañado.

Excelente hija y madre. Tiene siete hermanos, Robin, Moisés, Ana, Edward y Lucila. Ella es la única hija de William y Nidia. A su lado siempre, como su propia sombra, Tonino, un gigantón que la protege, es su hermano más cercano.

Cuando murió su hermano mayor en un accidente de tránsito en Barranquilla, Shakira tenía dos años y desde entonces su padre usa gafas oscuras, como señal de luto y para que no le vean los ojos tristes y las lágrimas.

En el barrio Limoncito de Barranquilla, recuerdan con admiración, su infancia, “era una niña que hablaba como una vieja”, dice una vecina de esa época, en sus comienzos de bailarina, famosa por su danza del vientre, la vedette argentina Silvia Gette fue su primera instructora, ahora es vecina de sus padres en el edificio Bellagio en el barrio El Country, cerca del parque rosado.

En 1991 publicó Magia, su primer álbum, ahí está el primer tema que escribió a los 12 años, Tus gafas oscuras:

Y solo las culpas son de esas gafas oscuras

Llévame, ocúltame en tus gafas oscuras

Que son para que me mires ardiente

Llévame, ocúltame en tus gafas oscuras

Ayúdame a hacer ilusión en mi mente

Dicen que cuando a veces la canta, siempre llora.

Temas relacionados


Premios Grammys

Miley Cyrus deslumbra en los Grammy con un vestido confeccionado en oro


Rubén Blades

Peso Pluma se estrena y Rubén Blades alarga su legado en los Grammy


Cine

La presencia de Michael J. Fox conmovió los premios BAFTA 2024