Viernes, 19 de abril de 2024
Suscríbase
Viernes, 19 de abril de 2024
Suscríbase
Paris Fashion Week

Así se vivió París Fashion Week

Desde el 28 de febrero hasta el 5 de marzo se llevó a cabo la máxima cita de la moda en la capital francesa, en donde se presentaron las últimas tendencias de alta costura para la temporada otoño/invierno 2024

Si hay algo que Mademoiselle siempre supo manejar fue la química de las relaciones. A lo largo de su vida fue capaz de construir un camino en donde sus relaciones fueron la infraestructura principal del éxito.

Esta colección inició con un film protagonizado por Penélope Cruz y Brad Pitt (decirles que ambos se veían bellos, sería quedarme corta). A mis ojos, una pareja explosiva que realmente responde a una química que solo podría otorgarse a la verdadera maestría.

Chanel Pressroom.

La historia refleja un momento cotidiano. Un viaje nostálgico en donde por unos instantes no existe nada más que esta posibilidad que queda para el imaginario de cada quien. Todo un homenaje a Claude Lelouch y su film A man and a woman bajo la dirección de Inez & Vinoodh. Hay aplausos efusivos y a continuación sale sobre la pasarela de lo que sería la proyección de Deauville, el primer look de la colección Otoño-Invierno de Chanel.

Como comúnmente decimos “uno siempre vuelve a los lugares donde amó la vida” creo que esta vez Virginie volvió a esos lugares en donde Mademoiselle reescribió tantas historias para el armario femenino. Una historia de amor, un encuentro sencillo, compartir una comida o un paseo a la orilla de la playa, es algo con lo que nos podemos relacionar casi todos. Este estudio eterno del amor es un hilo conductor en el que coincidimos.

Chanel Pressroom.

Usualmente imagino el invierno como una coraza, un tipo de armadura de la que necesito protección, sin embargo, el invierno de Virginie es dulce, colorido, inocente y positivo. Una de las constantes por excelencia en Chanel es traer elementos de la música a las colecciones, tal como en métiers d’art en Manchester, en este caso David Bowie fue quién hizo parte de esta historia en donde su silueta estuvo presente como parte del ejercicio creativo.

Chanel Pressroom.

Sombreros de grandes proporciones, camelias para el pelo, pañoletas que cuelgan largas y boinas hacen parte del universo del head-wear que llena esta colección de aire fresco.

Entre mis favoritos están los vestidos de tejido de punto blancos totalmente atemporales y delicados que en mi cabeza se sienten como poner los pies en la arena por primera vez. Una pechera sobrepuesta en lo que pareciera una organza que me recuerda a mi mamá y su romanticismo, y un abrigo que cambia de colores como el cielo, justo antes de que amanezca. Es versátil, sutil y creo que en tiempos de mucha información la sutileza es un arte.

MIU-MIU

Miuccia Prada es una mujer fascinante. Y si hay algo que me apasiona profundamente, a medida que voy madurando en este mundo tan enigmático en el que transitamos las mujeres, es la capacidad de empatizar de manera genuina entre unas y otras.

La colección de hoy estaba inspirada en un camino: un viaje de la niñez a la adultez en donde a manera de código parecía escribirse la historia de la mismísima Miuccia. Tener la capacidad de crear prendas de alta calidad, elevándolas a un gran nivel editorial con la magia de que sigan siendo completamente cotidianas es un arte que aún debemos aprender a Mrs. Prada.

Y es que en retrospectiva de lo que ha sido la vida de cada una de las lectoras de esta pieza, por ejemplo, ¿cuántas veces no hemos sido muchas mujeres o hemos querido ser otro tipo de mujer o revisitado las que fuimos? Hablar con sapiencia de lo que es estar en la piel de una mujer cuyas vivencias van documentadas en paralelo a su estilo personal, nos cuenta historias. Todos los días, a nuestro alrededor tenemos mujeres fascinantes que nos están contando algo.

Hay un fotógrafo colombiano que adoro, llamado Andrés Oyuela que hace un ejercicio diario de esto en su Instagram, en sus viajes en metro, cuenta historias que se crean a partir de narrativas que son únicamente visuales y se encuentra con cosas maravillosas.

La cotidianidad de algo como la memoria, en este caso el eje principal de la colección y el film proyectado previamente (el cual se le asignó a la artista Cecil B. Davis que se dedica a este tipo de arte en formatos de video), es una idea fascinante. De las cosas más bonitas, intangibles y preciadas que cada uno posee son los recuerdos. Recuerdos que nos hacen ser lo que somos, nos hablan, nos llevan a lugares, nos generan cosas. Cosas que hoy todos entendimos y percibimos en Miu Miu.

Decir que ver mujeres de todas las edades sonriendo, gozando de esa cotidianidad como marca personal es un understatement. En la moda y en el universo femenino la edad siempre ha sido un tema que hasta este año se ha tratado con mucha levedad y algo de hipocresías.

Sin embargo, tras la óptica de Miu Miu que nos lleva a prendas en donde somos las mujeres del total suit (en presentación pencil skirt o una chaqueta cropped y pantalón) o quizás somos las niñas que se ponen minifaldas y medias largas o a lo mejor enigmáticas con sacos de doble botonadura, o aquellas en vestidos largos que parecen batas de laboratorio, o las que usamos guantes que nos llevan a parecer las “químicas” de nuestra vida misma.

Esta matriz de sensaciones, edades y las mujeres, complejas, llamativas, auténticas, imperfectas (como el toque de styling de los collares de perlas que solo estaban sutilmente metidos de un lado y el otro no) son el tipo de cosas que hacen de Miu Miu una marca que simplemente es una delicia, por qué aún a sabiendas de lo que puedes llegar a esperar en materia de forma, la estructura jamás es la misma, y así se quiebra un poco también, esa membrana de la feminidad.

Temas relacionados


Shakira

Shakira ofrecerá hoy concierto gratis en Nueva York para presentar nuevo disco


Filbo

Lee la naturaleza


Semana Santa

Las iglesias del centro bogotano, joyas del arte y la arquitectura religiosa