Sábado, 22 de junio de 2024
Suscríbase
Sábado, 22 de junio de 2024
Suscríbase
cine

‘Amor y muerte’, la nueva serie de HBO protagonizada por Elizabeth Olsen

Las series sobre crímenes reales, donde las mujeres son protagonistas, han marcado una fuerte tendencia en las plataformas de streaming. Elizabeth Olsen, protagoniza la vida y tragedia de Candy Montgomery. Este texto contiene spoilers.

Cuando realizó la escena del crimen, contó que había hiperventilado y enfermado por la fuerte adrenalina que desarrolló en la filmación.

Elizabeth Olsen ha tenido la virtud de ser una actriz paciente. De esperar su momento. Lo aprendió desde la universidad en Nueva York cuando logró conseguir un papel secundario en una de las obras de los teatros de Broadway. Fueron 56 presentaciones que tuvo Impressionism. Todas las noches Olsen estuvo lista para actuar, pero nunca subió al escenario.

Pero finalmente su oportunidad llegó. Ocurrió años más tarde, después de esperar con paciencia detrás de bastidores. Su plataforma de lanzamiento fue Wandavision, una parodia cómica sobre Wanda y su esposo androide que muy pronto se convertiría en un gran éxito. Después vino la película Doctor Strange en el multiverso de la locura, donde Olsen es coprotagonista. En los primeros tres días de estreno la taquilla superó los 185 millones de dólares.

Elizabeth Olsen y Jesse Plemons (Allan Gore) en una escena de Amor y muerte.

Wandavision y toda la serie del mundo Marvel, ha llevado a Elizabeth Olsen, a sus 33 años, a convertirse en una de las actrices californianas más importantes del actual cine estadounidense. La serie ha logrado 23 nominaciones a los Emmy, incluyendo mejor actriz para Olsen.

Sus días de suplente pasaron a los recuerdos del pasado y que le permiten tener los pies en la tierra de toda la lucha que ha dado para llegar a ser la actriz que hoy tiene una agenda tan apretada que muy de vez en cuando tiene tiempo para el descanso.

Desde hace unas semanas es la protagonista de Love and Death (Amor y muerte) que rodó durante siete meses para HBO. Muestra una nueva faceta de Olsen como actriz. Representa a una ama de casa en los años ochenta, donde su mundo gira en torno a la familia y a los amigos que cada semana van a la iglesia y hacen parte del coro.

Una historia basada en hechos reales y que refleja las consecuencias de una infidelidad que se prolonga por ocho meses con el esposo de una de sus mejores amigas. A pesar de que la relación terminó por mutuo acuerdo unos meses después, la situación se torna trágica.

Lily Rabe como Betty Gore, quien se convierte en la víctima de su amiga Candy.

Una mañana Candy Montgomery, madre de dos hijos que vive en un suburbio de Texas, visita a su amiga y después de una serie de reclamos de lado y lado, termina asesinándola con 41 golpes que le propinó con un hacha. Abandonó la escena del crimen, prosiguió su vida como si nada y ni se mostró afectada por el horroroso crimen.

La historia se relata en capítulos semanales que narran la vida de un grupo de familias, todas ellas trabajadoras, con hijos, amas de casa dedicadas a su hogar y que buena parte de la vida social se desarrolla alrededor de la iglesia. Los demás capítulos están centrados en la investigación de la Policía y la eventual absolución de Montgomery, quien alegó ante el jurado defensa propia.

Tom Pelphrey (Don Crowder) y Elizabeth Olsen en una escena del juicio.

Olsen le da vida a Candy, una mujer que en los primeros capítulos, tiene un enorme amor por su familia, que se preocupa por el bienestar de sus vecinos, que su carisma la lleva a ser una líder dentro del coro de la iglesia, para luego actuar de la manera que lo hizo, contradiciendo todos sus principios.

La serie no sólo refleja la crudeza del crimen, sino transmite un mensaje de lucha contra la violencia y cuestiona fuertemente, si esa es la forma de resolver los conflictos por delicados y profundos que sean.

Elizabeth Olsen le da vida a un personaje de la vida real, donde matiza su voz suave, con la dureza de su mirada. Cuando realizó la escena del crimen, contó que había hiperventilado y enfermado por la fuerte adrenalina que desarrolló en la filmación. Y agregó: “No me gusta la violencia en absoluto, en escena era un sentimiento horrible”.

Literatura

Las huellas que deja la Feria del libro


Champions League

Qué hacer en Bogotá: agenda cultural para este fin de semana del 31 de mayo


Madrid

El 'boom' de las coctelerías en Madrid