Lunes, 26 de febrero de 2024
Suscríbase
Lunes, 26 de febrero de 2024
Suscríbase
cigarrillos electrónicos

Vapeadores y cigarrillos electrónicos prohibidos en México

Aunque para muchos son aparatos inofensivos, el presidente de ese país Andrés Manuel López Obrador, firmó un decreto en el que se prohíbe su “circulación y comercialización”

Foto: Ruslan Alekso

La decisión se adoptó después de que la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) declarara una alerta sanitaria máxima por los riesgos para la salud que representan todas las modalidades de productos alternativos al tabaco. Adicionalmente, la Secretaría de Gobernación y entidades locales han emprendido varias campañas para localizar y decomisar estos dispositivos en al menos una decena de Estados.

Según la senadora Lilia Valdez, una de las razones de la prohibición de cualquier tipo de dispositivo vaporizador, radica en que se trate de productos con o sin nicotina, estos usan varios saborizantes para enganchar a los niños y adolescentes que después serán consumidores de otras drogas.

Esta medida ha abierto una discusión sobre la posibilidad de incrementar el contrabando de vaporizadores. “estamos dejando en manos del mercado negro la distribución, en lugar de permitir que algunas empresas los importen, paguen impuestos y sueldos, estamos dejando ese tema en la informalidad y en la ilegalidad” afirmó el senador Luis Ortiz, durante la discusión de la ley de impuestos.

Por su parte, Andrea Constantini, jefa de relacionamiento científico para Latinoamérica y Canadá de Philip Morris Internacional, asegura que la prohibición en general origina más canales para que los menores lleguen a los productos no regulados y agregó que “Las prohibiciones solo llevan a una mayor cantidad de ilícitos, falta de control, de mercado negro y de no saber qué es lo que consume la población, sobre todo para los menores, quienes adquieren productos por canales donde no existe ningún control”

Otro argumento de varias empresas comercializadoras de productos alternativos con y sin nicotina para permitir su uso, es que estos productos comparados con los cigarrillos convencionales, contienen hasta un 95% menos de sustancias nocivas para la salud, causantes de Enfermedad Pulmonar Oclusiva Crónica (EPOC) y varios tipos de cáncer, debido a que no necesitan combustión para funcionar. No obstante, la Organización de Naciones Unidas (ONU) ha sido enfática en decir que, aunque se puede tratar de una alternativa para los fumadores ya existentes, estos productos no están exentos de causar daños a la salud.