Domingo, 23 de junio de 2024
Suscríbase
Domingo, 23 de junio de 2024
Suscríbase
Combustibles fósiles

Primera reunión oficial entre Petro y Biden

El presidente de Colombia, Gustavo Petro, se reunió este jueves con su homólogo de Estados Unidos, Joe Biden

Foto: Oliver Contreras, agencia EFE

Es el primer encuentro entre ambos mandatarios desde que asumieron el cargo de presidentes. Inicialmente los dos líderes se reunieron en privado, luego, se produjo una reunión bilateral ampliada con la participación entre otros de los ministros de Colombia de Exteriores, Álvaro Leyva, y de Defensa, Iván Velásquez, así como los secretarios de Estado de EE.UU., Antony Blinken, y de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas.

Biden le dio a la bienvenida a Petro y dijo que considera a Colombia “la clave del hemisferio” para garantizar que esté “unido, igualitario, democrático y económicamente próspero”.

Por su parte el mandatario colombiano le dijo que le gustaría hablar con él sobre «democracia, libertad y paz» y le pidió trabajar juntos para conseguir un continente que no dependa de los combustibles fósiles.

Petro, además, le solicitó trabajar juntos para acabar con la «codicia» que ha rodeado a los combustibles fósiles y hacer que el continente americano deje de depender del petróleo y el gas.

«Hoy la humanidad, el planeta, demanda para conservar la vida una transformación económica profunda. Tenemos que pasar del capital fósil, de la codicia fósil, de esa acumulación que crece como un huracán, cada vez más ampliamente, demandando energías que extinguen la humanidad y la vida, a una economía que no use ni carbón, ni petróleo, ni gas», argumentó.

El presidente de Colombia consideró que si se unen esas ideas políticas de democracia, libertad y paz con un nuevo enfoque económico sin energías fósiles se puede alcanzar una nueva prosperidad en todo el continente americano.

En declaraciones previas hechas a la prensa, el jefe de Estado de Colombia manifestó sus deseos de tratar con Biden el levantamiento de sanciones a Venezuela, así como también la «guerra contra las drogas», que considera que ha «fracasado» y que, desde hace medio siglo, ha marcado buena parte de la relación de Estados Unidos con Latinoamérica.