Martes, 23 de julio de 2024
Suscríbase
Martes, 23 de julio de 2024
Suscríbase
china

Peng Shuai sigue desaparecida: esto es lo que ha pasado

La tenista china de 35 años denunció el dos de […]

La tenista china de 35 años denunció el dos de noviembre en redes sociales que el miembro del Partido Comunista Chino, Zhang Gaoli, había abusado sexualmente de ella en el 2011. Desde entonces y hasta el día de hoy, no se conocen rastros de la deportista.

Peng Shuai Foto: Tim Wimborne – Reuters

Desde la fecha que publicó su denuncia en la red social Weibo, que es una especie de Facebook asiático, su nombre ha dejado de aparecer en los motores de búsqueda en China y las únicas informaciones que se conocen son acerca de los campeonatos que disputó hace varios años, entre los cuales se encuentran algunos de dobles en Roland Garros y Wimbledon.

Además, en el Ministerio de Asuntos Exteriores en Pekín, en donde hacen transcripciones diarias de las preguntas de los periodistas extranjeros, omiten el tema de Peng.

En su mensaje, la tenista también expresó que había entablado una relación extramarital con Zhang.

Se esperaba que esta denuncia, que retrata las desigualdades de genero en China, generara un gran impacto dentro del país por provenir de una figura pública y por ser la primera vez que un miembro de alto nivel del Partido Comunista Chino era señalado, pero pasó todo lo contrario.

El tema empezó a ser censurado en las redes sociales y todos los medios de comunicación locales, incluso la publicación de Peng fue eliminada de Weibo a los 34 minutos de haber estado en la red.

Ante el llamado internacional para que se aclare el asunto y se demuestre que Peng está viva y a salvo, especialmente de voces del mundo del tenis, Zhao Lijan, vocero del ministerio, pidió dejar de exagerar de manera deliberada y malintencionada y de politizar la situación.

El 18 de noviembre el caso tuvo un capítulo más. Desde el medio de comunicación chino CGTN, cercano al gobierno de Pekín, se difundió un supuesto correo que la tenista había enviado, asegurando que se encontraba bien y que la denuncia de violación sexual era mentira.

Steve Simon, presidente de la WTA (Asociación Femenina de Tenis, por su sigla en inglés), puso en duda el supuesto correo de Peng, puesto que parecía un pantallazo de un documento de word y el audio conocido sonaba poco natural.

“[Los vídeos] no alivian o responden a nuestra preocupación sobre su bienestar o su capacidad de comunicarse sin censura o coerción”, aseguró Simon.

En declaraciones a El País, de España, David Bandurski, director del China Media Project, dijo: “Lo más condenatorio en el caso de Peng Shuai es que toda la información sobre la tenista, sus denuncias y su bienestar personal se ha expurgado por completo de los medios e internet”.

“La conclusión crucial que podemos extraer de la búsqueda sin éxito de Peng Shuai en el espacio de información chino es que la estrella del tenis está de verdad desaparecida, pese a las garantías aportadas por los medios estatales e individuos asociados a ellos… Que viene a ser que no hay un modo de veras para que Peng hable libremente sobre las acusaciones que ha formulado contra un político poderoso, y no hay espacio para una conversación más abierta, o ningún tipo de conversación, en los medios chinos y el espacio informativo, sobre las implicaciones de su caso”, concluyó Bandurski.