Miércoles, 17 de julio de 2024
Suscríbase
Miércoles, 17 de julio de 2024
Suscríbase
Secuestros en Colombia

Misión humanitaria recibe en Colombia a secuestrado que estaba en poder del Clan del Golfo

Las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC), como también se hace llamar el Clan del Golfo, entregó al secuestrado en una zona rural de Antioquia a una misión de la que también hicieron parte la Defensoría del Pueblo, Personería y la Comisaría de Familia.

__

Bogotá, 11 sep (EFE).- Una persona que estaba en poder del Clan del Golfo, la mayor banda criminal del país, fue entregada a una misión humanitaria en el departamento de Antioquia, informó este lunes el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

«Participamos en esta liberación como intermediarios neutrales, por solicitud de las partes involucradas y con un fin estrictamente humanitario», afirmó Zaloa Rasines, delegada del CICR en Medellín, citada en un comunicado.

Las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC), como también se hace llamar el Clan del Golfo, entregó al secuestrado en una zona rural de Antioquia a una misión de la que también hicieron parte la Defensoría del Pueblo, Personería y la Comisaría de Familia.

La persona que recuperó su libertad estaba «en poder del Bloque Oriental de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia«, detalló el CICR.

Esta entrega se suma a la que hizo el Clan del Golfo el martes pasado cuando dejó en libertad a cinco personas. La entrega, que se produjo el martes pasado en la región del Bajo Cauca antioqueño, contó con la presencia de la Comisaría de Familia y la Personería del municipio de Tarazá, la Iglesia católica y la Misión de Apoyo al Proceso de Paz en Colombia de la OEA (MAPP OEA).

Esas personas estaban en poder de las AGC, bloque Roberto Vargas Gutiérrez, frente Julio César Vargas.

El organismo ha facilitado este año la liberación de más de 46 personas y reiteró su disposición para participar en este tipo de operaciones humanitarias.

«Reiteramos nuestra disposición para facilitar cualquier operación humanitaria que conlleve a disminuir el sufrimiento de las personas afectadas por los conflictos armados y la violencia, siempre desde el diálogo confidencial y bilateral que llevamos a cabo con todas las partes», agregó Rasines.

El CICR dijo, además, que por protección de las personas liberadas y respeto a sus familias, no entrega datos personales específicos. EFE