Sábado, 22 de junio de 2024
Suscríbase
Sábado, 22 de junio de 2024
Suscríbase
campaña

Mauricio Pava Lugo, abogado que representará al presidente en caso de supuesta financiación ilegal de su campaña

El mandatario dijo este viernes que confía en la justicia luego de que su hijo mayor, Nicolás Petro Burgos, revelara a la Fiscalía que parte del dinero supuestamente ilegal que él recibió entró a la campaña electoral de 2022, y dio poder a un abogado para que lo represente

Según Petro, «serán los jueces en sus diferentes competencias quienes definan jurídicamente lo que corresponda» y con ese fin agregó: «he otorgado poder al conjuez de la Sala de Casación Penal de la Corte Suprema de Justicia, Mauricio Pava Lugo, para que me represente».

«En cuanto a la institución, sin vacilación alguna, afirmo y reitero que nadie puede estar por encima de la ley y que la justicia debe aplicarse de manera imparcial, con el debido proceso todas las garantías constitucionales», agregó el presidente en un comunicado.

El fiscal primero delegado ante el Tribunal Superior de Bogotá, Mario Burgos, dijo ayer en una audiencia judicial que Petro Burgos reveló que parte del dinero recibido de manera ilegal de un narcotraficante y de empresarios la usó en beneficio propio y otra fue a parar a la campaña presidencial de Petro en 2022.

«En realidad, de dichos dineros unos ingresaron a sus arcas (de Nicolás Petro) y otros a la campaña presidencial de 2022 en la cual resultó elegido nuestro actual presidente, el doctor Gustavo Petro Urrego», manifestó el fiscal.

Burgos reveló además un entramado de tráfico de influencias, coimas y otros ilícitos en el departamento del Atlántico, donde Nicolás Petro es diputado a la Asamblea regional, posición que supuestamente aprovechó para cometer los delitos de lavado de activos y enriquecimiento ilícito por los que fue imputado por la Fiscalía.

«Recibo con dolor, a nivel personal, las informaciones sobre presuntas irregularidades en el desarrollo de la campaña presidencial en la costa», manifestó el presidente en el comunicado en referencia a las revelaciones que han causado un escándalo en el país.

El presidente añadió que el escándalo que enfrenta a solo tres días de cumplir su primer año en el cargo no afectará el desarrollo de su agenda presidencial, aunque hoy no tendrá ningún acto público.

«Nada ni nadie puede detener la lucha de toda una vida contra todas las formas de corrupción, y el Gobierno continuará sin distracciones su tarea y compromiso por una Colombia mejor», concluyó.

En la audiencia de ayer, que fue reanudada este viernes, Nicolás Petro Burgos rechazó las versiones de quienes aseguran que confesó los supuestos ilícitos que involucran a la campaña presidencial de su padre porque fue presionado por la Fiscalía.

«Señor juez, es para dejar una constancia de que mi colaboración con la justicia ha sido una decisión totalmente libre y fuera de todo tipo de presión», dijo al pedir la palabra.

Junto con Petro Burgos, la Fiscalía también imputó, por los delitos de lavado de activos y violación de datos personales, a su exesposa Daysuris Vásquez que fue quien hizo a la prensa en marzo pasado unas denuncias que llevaron al ente acusador a abrirles una investigación. (EFE)