Martes, 25 de junio de 2024
Suscríbase
Martes, 25 de junio de 2024
Suscríbase
mexico

Las muertes por consumo de fentanilo encienden alertas en la frontera norte de México

Aunque el presidente Andrés Manuel López Obrador niega que México tenga un problema de producción y consumo de fentanilo, las autoridades del estado de Baja California, en la frontera con Estados Unidos, están en alerta por las decenas de muertes por la ingesta de esta droga sintética.

Foto: EFE

El director del Servicio Médico Forense (Semefo) del estado, César Vaca, señaló en un informe este mes que de los 200 cuerpos que ingresaron por consumo de drogas en 2022, al menos en 60 la causa de muerte fue por sobredosis de fentanilo.

“Aquí no negamos que es un problema potencial, las adicciones son un problema de salud pública en Baja California y nos preocupa el acceso y disponibilidad que hay del fentanilo en las calles”, expresó Adrián Medina Amarillas, titular de la Secretaría de Salud del estado, en entrevista con medios.

«Aquí jamás hemos ocultado ni negado el riesgo que tenemos por ser un estado fronterizo y vecino del estado que más problemas tiene en Estados Unidos, como es California”, añadió.

Pero el funcionario de salud argumentó que esta problemática ocurre, por lo general, porque las personas no saben lo que están consumiendo, además de que esta droga “está contaminando otras sustancias como la metanfetamina, cocaína, y heroína, ya que se preparan en los mismos utensilios que el fentanilo”.

“Eso es lo que en nuestro estado ha condicionado un número importante de muertes, porque no saben lo que contiene y generalmente viene integrado en dosis mayores a dos gramos, lo cual sabemos que es letal cuando se rebasa esa cantidad”, señaló.

En julio de 2022, el Semefo inició un programa piloto en Mexicali, la capital de Baja California, para realizar pruebas y determinar cuáles son las drogas más consumidas entre las personas que fallecieron en la ciudad, lo que se replicará en Tijuana dentro de los próximos meses.

Entre los resultados obtenidos compartió que alrededor del 30 % de las personas que murieron en Mexicali con fallecimientos relacionados a las drogas tenían restos de fentanilo en el cuerpo y en el 50 % de los casos se identificaron otro tipo de sustancias psicoactivas, como el cristal y la heroína.

Medina Amarillas justificó que “ese porcentaje que presentó Semefo es muy alto y no quiere decir que todas esas personas hayan fallecido intoxicadas por fentanilo”.

Sin embargo, “eso nos alerta porque sabemos que está incrementando el uso”, reconoció.

En otros casos, la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Baja California (CEDHBC) confirmó a EFE en un comunicado que, desde hace un mes, investigan decesos de reclusos en las prisiones del estado por sobredosis de fentanilo, aunque no precisó la cantidad.

En un recorrido realizado por EFE en zonas vulnerables de Tijuana, se constató que el uso y consumo de fentanilo entre las personas sin hogar es frecuente, según confesaron.

Además, confirmaron que varios de sus compañeros consumidores han fallecido por sobredosis.

EL ROL DE MÉXICO

En el Comité Trilateral de Fentanilo, la secretaria de Seguridad de México, Rosa Icela Rodríguez, aseveró este martes a Estados Unidos y Canadá que durante el sexenio de López Obrador (2018-2024) las autoridades mexicanas han destruido 1.788 laboratorios de drogas sintéticas.

Esto, afirmó, ha causado afectaciones de hasta 1,6 billones de pesos (más de 95.000 millones de dólares) al crimen organizado.

Pero la postura oficial del presidente es que en México no hay problema de consumo de fentanilo y que en el territorio no se produce esta droga.

BAJA CALIFORNIA LUCHA CONTRA EL FENTANILO

En Baja California, ante la pregunta expresa de EFE sobre las acciones para contrarrestar la problemática, el secretario de Salud dijo que primero trabajan en generar información estadística para conocer el problema y “seguir mejorando para enfrentar la crisis del fentanilo”.

«Es un problema que sabemos que es serio, no es sencillo», justificó.

«Se está creando toda la infraestructura necesaria, trabajando en los centros de rehabilitación, en los servicios de urgencias de los hospitales, en las áreas donde está esta población en condición de calle y esto nos va a llevar de dos a tres meses para ya tener resultados tangibles y objetivos”, sostuvo.

Agregó que a la par se acercan a las comunidades, con los líderes comunitarios y con los padres de familia para atenuar esa situación. EFE