Miércoles, 21 de febrero de 2024
Suscríbase
Miércoles, 21 de febrero de 2024
Suscríbase
bogotá

Imposición del nuevo POT de Bogotá por decreto le trae fuertes críticas a Claudia López

Califican de «dictatorial» la decisión de la alcaldesa, quien se […]

Califican de «dictatorial» la decisión de la alcaldesa, quien se comprometió de entrada a hacer ajustes para atender reclamos de comunidades y sectores económicos. Bogotá pasará de 20 a 33 localidades, tres de ellas rurales.

Claudia López, en 2019, había rechazado la expedición del POT por decreto.

Apenas ganó la elecciones para la Alcaldía de Bogotá en octubre del 2019, Claudia López le pidió al alcalde de entonces, Enrique Peñalosa, que no expidiera por decreto el Plan de Ordenamiento Territorial (POT) como un acto de respeto a la ciudadanía y para permitir el debate y la búsqueda de consensos en su administración.

Pero, paradójicamente, ella, después de que el Consejo se gastó el tiempo de trámite sin siquiera discutirlo, sí decidió decretarlo este miércoles a 48 horas del fin del año.

El POT será la carta de navegación del Distrito durante los próximos 14 ó 15 años y quedó plasmado en el decreto 555 del 2021, que lleva la firma de la alcaldesa y su secretaria de Planeación, María Mercedes Jaramillo.

Justificó lo hecho diciendo que, a diferencia de lo ocurrido con los proyectos de POT de los alcaldes Gustavo Petro y Peñalosa, el suyo no fue rechazado por el consejo sino que tuvo tres ponencias positivas, aunque habría que aclarar nunca se discutió.

LAS CRÍTICAS

La decisión de la alcaldesa le trajo de inmediato duras críticas no solo de los concejales, que le habían pedido ser congruente con su posición anterior frente a Peñalosa, sino de precandidatos presidenciales y dirigentes gremiales. Varios de ellos calificaron de “dictatorial” la decisión la adopción por decreto del plan.

La concejal Lucía Bastidas, del Partido Verde de la alcaldesa pero reconocida peñalosista, escribió: «Un desastre Claudia López termina el año haciéndole jugaditas a los bogotanos, decretando el POT, una ciudad inviable sin ALO Norte, sin vivienda, con norma jurídica enredada, sin transición».

El exconcejal Carlos Fernando Galán, rival de López en las elecciones de 2019, dijo que la contradictoria expedición por decreto de un POT » lleno de errores y al que le faltaban varios hervores y muchísima concertación» va a traer «más problemas para ciudad, infortunadamente»,

Miguel Uribe, quien también fue rival de López en la competencia por la Alcaldía, dijo que el decreto es ilegal porque los impedimentos no resueltos contra los concejales suspendían los plazos para la discusión. Se esperan que por ese lado vengan demandas.

El candidato presidencial Federico Gutiérrez calificó como “un gran error” lo hecho por López. “Y lo peor de todo es que la gente de Bogotá es la que sufrirá las graves consecuencias de su autoritarismo”, agregó.

«La alcaldesa Claudia López parece estar determinada a ganarse un lugar en Lo peor del 2021 y para ello hoy decidió expedir por decreto un POT (Plan de Ordenamiento Territorial) que será la hoja de ruta de la ciudad ¡de los próximos 15 años! lleno de inconsistencias. Lamentable», escribió el precandidato Juan Carlos Echeverry.

Por su parte, Juan Manuel Galán precandidato de la Alianza Centro Esperanza, en la cual es socio de los amigos políticos de López, escribió: «Todo pasa, todo llega y todo se devuelve. Un POT improvisado, a la carrera y sin legitimidad porque la ciudadanía no fue consultada. ¿Donde quedó el respeto por la ciudadanía que predicaba la Alcaldesa?»

El senador Rodrigo Lara concentró su reclamo en la exclusión del POT del proyecto de la Aló Norte, que la alcaldesa rechaza por razones ambientales. «La Aló Sur, con todo su tráfico de carga pesada, desembocará en la calle 80…. ¿Se imaginan el embotellamiento demencial y el caos que se va a armar en el punto en donde en encuentren la Aló Sur con la calle 80?», trinó.

El exalcalde Peñalosa se refirió al mismo punto: «POT de Claudia elimina la ALO al norte, para la que habíamos comprado predios y otras vías cruciales para aliviar ese problema. Tragedia para calidad de vida y la competitividad».

NO MÁS DEBATE, DICE LA ALCALDESA

“Ya está bien de debate. Se ha debatido durante 10 años. Es hora de cumplir”, dijo la alcaldesa López, quien se comprometió a hacer ajustes para responder positivamente con lo principales reclamos recibidos en cabildos abiertos, como los de los recicladores, que se quejaban de efectos negativos para su actividad si se aplicaba lo planteado por la alcaldía; los de algunas comunidades, que no querían comercio de entretenimiento y de trabajo sexual en áreas residenciales, y los de los constructores, que rechazan las cargas para desarrollar los proyectos y las nuevas dimensiones mínimas de 36 metros cuadrados para vivienda de interés social.

La alcaldesa López destacó que el POT reivindica «a la clase media y las más populares». En concreto, dijo, sube de 20 a 33 las localidades de la ciudad, para que la gente tenga a menos de media hora la alcaldía local y los servicios fundamentales para el ciudadano; crea a la ciudad del cuidado; compromete a las futuras administraciones a desarrollar todo un sistema masivo y multimodal de movilidad; genera una normatividad que protege especialmente el medio ambiente y crea las condiciones para un desarrollo no solo a nivel distrital sino regional.

En el aspecto de movilidad, la alcaldesa enfatizó que el POT compromete a las administraciones futuras a construir cinco líneas de metro, dos trenes regionales, siete cables aéreos y catorce corredores verdes. «Tenemos que hacer en 15 años lo que no hicimos en 50», afirmó. En lo ambiental, destacó que la ciudad ganará dos humedales más.

En tres semanas, se iniciará la pedagogía y el tramite de las aclaraciones a las que haya lugar para permitir la implementación del POT por los curadores urbanos y en el segundo semestre de 2022 y hasta diciembre de 2023, se priorizará la formulación e implementación de las innovaciones.

El POT llevará a la adopción de tres planes maestros sobre servicios públicos y hábitat, movilidad sostenible y segura, y sistema del cuidado y servicios sociales.