Jueves, 11 de julio de 2024
Suscríbase
Jueves, 11 de julio de 2024
Suscríbase
Gustavo Petro

Gobierno autoriza extradición de Nancy González

El presidente Gustavo Petro autorizó el pedido de extradición a Estados Unidos de la diseñadora Nancy González de Barberi, acusada de contrabando de artículos de cuero que se comercializaban en lujosas tiendas de ese país y que incluso fueron expuestos en la Semana de la Moda de Nueva York

Foto: tomada de redes sociales

(EFE). El pasado mes de febrero la Corte Suprema de Justicia avaló su extradición, pero faltaba la firma del mandatario colombiano. Una vez se concrete el traslado, González tendrá que comparecer ante la justicia estadounidense, donde podría ser condenada hasta a 20 años de prisión.

La diseñadora, propietaria de la empresa CI Diseño y Moda International S.A.S, fue detenida en julio del año pasado, se le acusa de utilizar pieles de animales exóticos, e incluso en peligro de extinción, para elaborar los bolsos de lujo que después vendía en Estados Unidos, por lo que fue pedida por una corte del estado de Florida

Según el diario el Tiempo, González, que permanece detenida en la cárcel El Buen Pastor de Bogotá, escribió una carta en la cual ella misma solicita su extradición a la Corte Suprema de Justicia colombiana debido a las «condiciones psicológicas, físicas y morales» en las que se encontraba y donde además denuncia que se le estaban «violentando» todos sus derechos fundamentales.

Junto a la diseñadora también fueron detenidos Diego Mauricio Rodríguez Giraldo, trabajador de su compañía, y Jhon Camilo Aguilar, quien supuestamente era el encardo de sacar los productos de Colombia. Según las autoridades colombianas, los detenidos elaboraban los productos de moda con pieles de animales silvestres sin permiso de las autoridades ambientales y en contra de la reglamentación dispuesta por la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES).

Luego contactaban a ciudadanos colombianos a los que pagaban el viaje a Estados Unidos y una manutención de 600 dólares para que llevaran los artículos a este país, bajo la premisa de que eran regalos para amigos o familiares.

El destino final de los artículos, según la Fiscalía, «eran tiendas lujosas y exposiciones reconocidas internacionalmente, como la Semana de la Moda de Nueva York».