Lunes, 15 de abril de 2024
Suscríbase
Lunes, 15 de abril de 2024
Suscríbase
españa

El Parlamento español rechazará la moción de censura contra el Gobierno del socialista Pedro Sánchez

Tras finalizar el debate, los diputados votarán este miércoles la moción de censura presentada por Vox, que solo contará con el apoyo de los 52 diputados de este grupo, muy lejos de los 176 que constituyen la mayoría absoluta de la Cámara, necesaria para la aprobación.

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, durante la intervención en el debate de la moción de censura de Vox, en el Congreso de los Diputados. Foto: EFE/Chema Moya.

EFE. El conservador Partido Popular (PP), principal grupo de la oposición en España, y el partido socialista (PSOE), cerraron con críticas mutuas este miércoles el debate de la moción de censura al Ejecutivo de Pedro Sánchez, presentado por el partido de ultra derecha Vox, que ofrece como candidato al veterano economista Ramón Tamames, de 89 años.

El PP, que se abstendrá en la votación de hoy, explicó que no van a votar a favor «por respeto a los españoles», dijo en la tribuna la portavoz del partido en el Congreso, Cuca Gamarra, y tampoco en contra «por respeto a usted», argumentó, dirigiéndose a Tamames, un antiguo diputado comunista.

«Podemos encontrar algunas coincidencias en el relato de Tamames, pero no es nuestro relato ni nuestro candidato ni nuestro proyecto», explicó Gamarra, quien reivindicó un PP «sin ataduras» ni «compromisos ajenos» a su «ideario» para desmarcarse de la moción de censura de Vox, que calificó de «ociosa».

El PP sigue «su propio camino» y es el adversario de un Ejecutivo «abiertamente hostil a la mayoría moderada de los españoles», dijo, al tiempo que criticó la moción al considerarla extemporánea e «inútil», lo que justifica una abstención que les ha granjeado críticas tanto de Vox como del Ejecutivo de coalición, integrado por el partido socialista y el grupo de Izquierda Unidas Podemos.

Esta postura contrasta con la que el PP mantuvo en la anterior moción de cesura, presentada también por Vox en 2020, en la que el antiguo líder «popular», Pablo Casado, fue muy duro en su oposición al partido ultraderechista con frases como «no queremos ser como ustedes».

Sin embargo, en esta ocasión el Partido Popular decidió mantener un perfil bajo, y como ejemplo, su líder, Alberto Nñuñez Feijóo, que no es diputado, no asistió ni a la sesión de ayer ni a la de hoy, y este miércoles se encuentra en Bruselas, para reunirse con la presidenta del la Comisión, Ursula von der Leyen.

El líder de VOX, Santiago Abascal, junto al profesor y economista Ramón Tamames. EFE/Chema Moya.

La abstención del PP fue uno de los puntos más críticos en el discurso del portavoz socialista, Patxi Lopez, que dedicó gran parte de su tiempo a criticar al Partido Popular y lo que los socialistas consideran cercanía con Vox.

«Podrían votar en contra, pero no lo harán porque el futuro de Feijóo está en manos de Vox, está ligado a Vox», dijo el portavoz socialista, quien aseguró que «no hay nada peor que aparentar ser neutrales».

Y respecto al candidato de Vox, Ramón Tamames, López lo acusó de no representar la Transición (de la dictadura a la democracia) con su papel en la moción de censura por estar «endulzando el veneno» de Vox, un partido que aseguró que es «una enmienda a la totalidad a estos más de 40 años de democracia».

El portavoz socialista utilizó un tono duro en su intervención, que Tamames le criticó por haberla convertido «en un mitin».

Tras finalizar el debate, los diputados votarán la moción de censura presentada por Vox, que solo contará con el apoyo de los 52 diputados de este grupo, muy lejos de los 176 que constituyen la mayoría absoluta de la Cámara, necesaria para la aprobación.