Lunes, 26 de febrero de 2024
Suscríbase
Lunes, 26 de febrero de 2024
Suscríbase
sergiofajardo

El centro renueva su esperanza con acuerdo para consulta presidencial en marzo

Alejandro Gaviria se unió a los precandidatos de la Coalición […]

Alejandro Gaviria se unió a los precandidatos de la Coalición de la Esperanza para elegir en marzo a un candidato único del centro. Entre las reglas del Acuerdo Centro-Esperanza quedó que no se permitirán apoyos institucionales de partidos que no compartan la visión de país de la coalición.

Alejandro Gaviria no entró a la Coalición de la Esperanza, pero sí será parte de una consulta el 13 de marzo de 2022, paralela a las elecciones de Congreso, con el fin de escoger un candidato único de la centro-izquierda que compita con los candidatos de derecha y el de extrema izquierda por la Presidencia.

En esa fecha, Gaviria competirá con Sergio Fajardo, Carlos Amaya, Juan Manuel Galán, Sergio Fajardo y Juan Fernando Cristo. Todos se comprometieron a apoyar a quien resulte ganador.

Los aspirantes acordaron desarrollar una campaña juntos en las próximas 15 semanas, a hacer giras y grandes eventos juntos y a realizar cinco debates de cara a la ciudadanía, con o sin el apoyo de los medios de comunicación.

Un punto importante es que se comprometieron a que solo habrá entre ellos controversias programáticas y a crear un mecanismo para resolver los problemas que se presenten.

Otro regla importante: “Solo aceptarán apoyos institucionales de partidos que compartan la visión de país que se refleja en el acuerdo”. Esto le cerraría aparentemente a cualquier respaldo formal del Partido Liberal a Gaviria, por ejemplo. Sin embargo , queda la puerta abierta a respaldos de políticos a titulo individual.

Gaviria enfatizó en que era una acuerdo entre su movimiento, Colombia tiene Futuro, y la Coalición de la Esperanza. Y destacó que habrá un decálogo que resuma la visión de país. Invitó “a todos los colombianos de todas las afiliaciones ideológicas” a que lo acompañen hasta la victoria, dijo en su videotrino.

Para Juan Manuel Galán, quien aspira por el Nuevo Liberalismo, el centro salió del cónclave unido y fortalecido con un propósito y objetivo claro: no dejar la segunda vuelta a los extremos. “El 70% de los colombianos no se identifica con los extremos, dicen ser de centro, quieren una política distinta, algo que en verdad los represente. En 2018, el Centro cometió el error de negarse a una consulta, dejándoles a los extremos la segunda vuelta. Eso no pasará esta vez y la consulta del 13 de marzo es la garantía”, expresó.

“Fue una reunión no fructifera con altibajos discusiones y alguna molestia. Estamos unidos y vamos a avanzar de manera coordinada, vamos a derrotar los extremos. Aquí, en esta coalición, está la persona que va a dirigir este país”, dijo Sergio Fajardo, de Compromiso Ciudadano.

Juan Fernando Cristo destacó que los aspirantes tendrán listas al Congreso respaldas por los otros y que la Coalición Centro-Esperanza tendrá un programa común.

Carlos Amaya , el candidato del Partido Verde, se declaró feliz de encontrar un camino de unidad y de lograr “lo que muchos consideraban imposible”.

Íngrid Betancourt, facilitadora y vocera del acuerdo dijo: “Vamos a ganar, aquí está el presidente de Colombia y aquí está también el inicio de una generación de líderes que va a cambiar la historia del país, sacando a Colombia del drama de la corrupción, de la violencia y de la pobreza”.

Con esta decisión de los candidatos de centro, se va delineado mejor la contienda presidencial, que a hoy, tendría cuatro aspirantes fuertes: el de la izquierda radical, que sería representada por Gustavo Petro, aunque puede haber una consulta formal en marzo con otros candidatos pequeños ; el de la Coalición Centro-Esperanza; el del Equipo por Colombia o Coalición de la Experiencia, que saldría de Enrique Peñalosa, David Barguil, Álex Char, Federico Gutiérrez, Juan Carlos Echeverry y, quizás, Dilian Francisca Toro ; y el de Centro Democrático, Óscar Iván Zuluaga, quien aún contempla la posibilidad de unirse a la coalición anteriormente mencionada, para fortalecer las posibilidades de pasar a la segunda vuelta presidencial.

Una incógnita por resolver es qué hará el Partido Liberal, que rompió con quien iba a ser su candidato, Alejandro Gaviria. ¿Buscará otro candidato, lo que parece improbable; se plegará a la coalición de centro-derecha, atenderá el llamado de algunos dirigentes de apoyar a Gustavo Petro o dejará libres a sus congresistas y militantes para apoyar a quien consideren? Se trata de una fuerza que pueda poner entre un millón y medio y dos millones de votos.