Viernes, 12 de julio de 2024
Suscríbase
Viernes, 12 de julio de 2024
Suscríbase
Armando Benedetti

Detienen a cuatro policías por el caso de escuchas ilegales de exjefa de gabinete de Petro

Cinco personas, entre ellas cuatro policías, fueron detenidas dentro de la investigación que las autoridades colombianas realizan por las supuestas interceptaciones ilegales a las comunicaciones de las exempleadas de la exjefa de Gabinete del presidente Gustavo Petro, Laura Sarabia.

En una operación este jueves del Cuerpo Técnico de Investigación de la Fiscalía, junto a la Policía, en varios puntos de Bogotá se detuvo a estas cinco personas, después de la orden de captura emitida por un juez de control de garantías.

«Los elementos de prueba dan cuenta de que las personas capturadas estarían involucradas en las acciones ilícitas realizadas luego de que la exjefe de gabinete de la Presidencia denunciara la pérdida de un dinero en su lugar de residencia», anunció la Fiscalía en un comunicado.

Estas detenciones se producen después de que a finales de mayo se conociera la mayor crisis del actual Gobierno, que incluía el robo de un maletín con dinero y documentos oficiales, escuchas ilegales, supuestos abusos de poder y fuego cruzado entre dos personas cercanas al presidente: Sarabia, quien era su jefa de gabinete y mano derecha, y Armando Benedetti, una de las personas clave para que Petro ganara las elecciones y entonces embajador colombiano en Venezuela.

EL CASO BENEDETTI-SARABIA

Sarabia era la mano derecha de Benedetti cuando fue senador y llegó con él a la campaña presidencial de Petro, siendo ambos dos piezas fundamentales para la victoria del candidato izquierdista.

De hecho el presidente la convirtió en su sombra cuando llegó a la Casa de Nariño y durante diez meses fue la mujer más importante del país.

Sin embargo, en mayo pasado se conoció por la prensa un posible caso de abuso de poder cometido contra su exniñera Marelbys Meza, acusada del robo del maletín con una suma no precisada de dinero de la casa de la alta funcionaria y quien fue llevada al palacio presidencial para ser interrogada.

Días después se supo que se había ordenado la interceptación ilegal de llamadas de Meza y de otra empleada. Además, el pasado 9 de junio se suicidó el teniente coronel Óscar Dávila, que supuestamente tuvo que ver con el interrogatorio ilegal a Meza.

Pero el caso se volvió más oscuro cuando la prensa reveló los audios que Benedetti le envió a Sarabia donde con un tono vulgar y amenazante le pedía un puesto más importante en el gabinete y le amenazaba con revelar secretos que podían enturbiar tanto a ella como a Petro.

En uno de esos audios, Benedetti reclamó a Sarabia mejor trato del Gobierno alegando que él gestionó 15.000 millones de pesos (unos 3,4 millones de dólares o 3,6 millones de euros) para la campaña de Petro y dijo que si contara quiénes la financiaron en la costa atlántica, «nos hundimos todos, nos acabamos todos, nos vamos presos».

Sarabia, que podría volver en los próximos días al Gobierno, ya ha declarado ante la Fiscalía como víctima del robo, donde, según Caracol Radio, dijo que el maletín contenía 7.000 dólares -supuestamente de viáticos internacionales- y documentos de seguridad nacional, que es por lo que se procedió con el interrogatorio en dependencias presidenciales. (EFE)