Sábado, 22 de junio de 2024
Suscríbase
Sábado, 22 de junio de 2024
Suscríbase
eln

Clan del Golfo opera en 24 departamentos colombianos, denuncia Defensoría del Pueblo

El Clan del Golfo tiene «presencia e influencia» en 24 de los 32 departamentos de Colombia denunció este jueves el defensor del Pueblo de Colombia, Carlos Camargo, quien también aseguró que las estructuras armadas se han fortalecido en las zonas abandonadas por las antiguas FARC.

Foto: EFE

«El grupo armado con mayor presencia e influencia sobre el territorio nacional son las Autodefensas Gaitanistas de Colombia, (AGC) -Clan del Golfo- que delinque o tiene injerencia en 24 departamentos y 392 municipios», dijo Camargo en una reunión con alcaldes de Colombia.

El funcionario desglosó que en segundo lugar está la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) «con presencia en 19 departamentos y 224 municipios; de manera concreta, en todo el corredor de la frontera con Venezuela, como también en buena parte del Pacífico«.

Entre tanto, el Estado Mayor Central (EMC), principal disidencia de las FARC liderada por Néstor Gregorio Vera Fernández, alias «Iván Mordisco», hace presencia en 18 departamentos y 180 municipios del suroeste del país, la Amazonía y algunos territorios cercanos a la frontera con Venezuela.

En cuarto lugar están las disidencias de las FARC denominadas Segunda Marquetalia, grupo que delinque en 14 departamentos y 69 municipios; particularmente, en el suroeste del país, aunque tiene injerencia en Cundinamarca, Antioquia, Bolívar, Norte de Santander, La Guajira y Guainía, según las cifras recogidas por funcionarios de la Defensoría.

Camargo enfatizó en que en Colombia también hay grupos de crimen organizado con alcance territorial, que son utilizados por los grupos armados ilegales mediante encadenamientos delictivos, a través de la subcontratación o tercerización de acciones criminales. Igualmente, se ha identificado presencia y operación de grupos de crimen organizado transnacional.

«Para poder enfrentarlos, se requieren gobiernos regionales fortalecidos y un gobierno nacional comprometido con la seguridad en los territorios y la protección de las comunidades más vulnerables», dijo Camargo.

Igualmente aseguró que la Defensoría seguirá en la labor que le corresponde y que tiene que ver con que los «alcaldes y gobernadores no continúen siendo atemorizados por los irracionales».

Además, se refirió a las advertencias sobre alteraciones de orden público de cara a las elecciones de octubre próximo: «Los grupos armados no pueden seguir ganando terreno, no pueden continuar imponiendo ‘su ley’; mucho menos, arrodillar al Estado. Estamos en un momento crítico en el que no podemos permitir que los violentos influyan con las armas en nuestra democracia».

Colombia tendrá elecciones regionales el próximo 29 de octubre en las que se elegirán gobernadores, alcaldes y ediles que conformarán las Juntas Administradoras Locales (JAL). EFE